La Opinión de Cuenca

Magazine semanal de análisis y opinión

El paripé

domingo 19 diciembre

Que el Gobierno de España ha demostrado su especial inquina contra Cuenca cerrando el tren y suprimiendo desde hace años y paulatinamente líneas de autobús es un hecho innegable. Que la Junta y la Diputación son cómplices de esta afrenta, también. Y que, además, los representantes públicos del Psoe conquense, diputados y senadores, no han defendido la provincia como su cargo exige, a los resultados nos remitimos, tampoco admite réplica alguna. Han antepuesto, en lo relativo concretamente a su nula reivindicación del transporte público, los intereses de su partido y los suyos propios a los derechos y el bienestar de los ciudadanos.

Llegados a este punto ¿Cómo actuar y salvar la situación? Pues muy sencillo, ahora toca engañar y guardar las apariencias, simple y llanamente lo que se conoce comúnmente como hacer el paripé. La primera estación de este particular Vía Crucis al que nos van a someter las hordas socialistas desde ya y hasta las elecciones de 2023 lo vivíamos la pasada semana. La delegación de la Junta de Comunidades en Cuenca acogía una cumbre presidida por el director general de Transportes y Movilidad del gobierno regional con los alcaldes de Arcas, Villar de Olalla, Fuentenava de Jábaga y Chillarón, para anunciar que ¡habrá un autobús que unirá estas localidades con la capital! Esta gran gesta será realidad, según explicaban, en el primer trimestre de 2022. Su puesta en funcionamiento la llevará a cabo el Ejecutivo de Sánchez que, para hacer pública tan especial noticia, confiaba su anuncio a un sucedáneo del consejero Hernando, Rubén Sobrino, el mismo que lleva años negando tener competencias en materia de autobuses, el mismo que en noviembre de 2019 enviaba una carta al Ayuntamiento de Villanueva de la Jara culpando al Ministerio de la supresión de la conexión de este municipio de La Manchuela con Valencia, el mismo que no hace ni caso a las peticiones de localidades como Cañete, La Huérguina, Boniches, Campillo Paravientos, Fuentelespino de Moya, Henarejos o Garaballa, que soportan desde hace años el fatídico invento del autobús a demanda es decir y traducido, la ausencia de un transporte regular público en sus municipios.

La Junta se lo puso fácil a la Junta y al Gobierno de España. Una reunión con cuatro Ayuntamientos socialistas para seguir buscando cómplices que justifiquen dejarnos sin ferrocarril y tratando de desviar la atención. Luego, declaraciones de cada uno de los presentes aplaudiendo una medida obvia, como la conexión de la capital con los pueblos cercanos, y de la que a estas alturas no tendríamos que estar hablando porque debería funcionar desde hace años. No caigamos, pues, en el debate tren versus autobús, ambos son imprescindibles, ni en la táctica de enfrentamiento social que tan bien practican los actuales gobernantes esta vez entre pueblos y a costa del transporte público. Incendian la mecha y se alejan cobardemente del problema.

Desgraciadamente esta cumbre solo ha sido la primera de las funciones de un sinfín de teatrillos que tendremos que soportar de ahora en adelante. Lo que está claro es que perdemos el tren y, con ello, ahondamos en el problema de la comunicación en una extensa provincia de 238 municipios. Comunicar la capital por autobús con los cuatro más cercanos no supone ningún logro sino más bien la confirmación de las carencias ya existentes y cuya solución debería de haber llegado hace ya muchos años.


Quienes somos:

  • Dirección y coordinación Alicia García Alhambra
  • Redes Sociales y Contenido Audiovisual: José Manuel Salas
  • Colaboradores: Pepe Monreal, Jesús Neira, Enrique Escandón, Martín Muelas, Fernando J. Cabañas, Cayetano Solana, Manuel Amores, Fabián Beltrán, Antonio Gómez, Julián Recuenco, María Lago, Ana Martínez Carmen María Dimas, Amparo Ruiz Luján, Alejandro Pernías Ábalos, Javier López Salmerón, Cristina Guijarro, Ángel Huélamo, Javier Rupérez Rubio, Silvia Valmaña, María Jesús Cañamares, Juan Carlos Álvarez, Grisele Parera, José María Rodríguez, Miguel Antonio Olivares, Vicente Pérez Hontecillas, Javier Cuesta Nuin.
  • Consejo editorial: Francisco Javier Pulido, Carlota Méndez, José Manuel Salas, Daniel Pérez Osma, Paloma García, Justo Carrasco, Francisco Javier Doménech, José Luis Muñoz, José Fernando Peñalver.

Síguenos: