La Opinión de Cuenca

Magazine semanal de análisis y opinión

Menores y espectáculo en redes

domingo 31 julio

Los intentos de manipulación y de retorcer según qué situaciones de la vida no conocen límites hoy en día. La facilidad con la que cualquiera puede componer una historia, móvil en mano y pericia para conseguir la difusión pertinente, es absolutamente pasmosa. Pasen bailecitos, consejos varios, sean más o menos eficaces, clases de historia, adulteradas o no y opiniones para todos los gustos y colores, pero lo que no tiene ningún tipo de justificación es la utilización de los más débiles, de su sufrimiento, como rehenes en un enfrentamiento entre adultos, para resolver deudas que poco o nada tienen que ver su bienestar.

Estos días asistíamos a un lamentable espectáculo. Una madre se resistía a entregar a su hija a la policía para que éstos la llevaran con su padre. Los desgarradores gritos de esta joven se mezclaban con los lloros de la pequeña, mientras un grupo de personas grababa la situación y profería consignas en contra de los agentes que, según se aprecia en las imágenes, realizaban su labor con un aplomo y profesionalidad intachables, pese a las provocaciones a las que estaban sometidos.

Las reacciones en las redes, las primeras, no se hicieron esperar y, por supuesto, inmediatamente se decantaron a favor de la madre. La puesta en escena no admitía dudas. Pero claro, quienes esperaron algo más para manifestarse y profundizaron en el asunto descubrieron que la realidad no era la que el vídeo pretendía hacernos creer. La protagonista de las imágenes había incumplido con el acuerdo de custodia de la menor y, antes que seguir lo dictado por el juez y de arreglar los problemas con el padre de la niña, antepuso su maquiavélica venganza de intentar lanzarle a la opinión pública en su contra en vez de buscar lo único importante en toda esta historia, el bienestar de la pequeña.

Y circunstancias como esta son las que vamos acumulando en nuestra España desde hace unos años. La ley del primero que da, la sinrazón, la parcialidad en cualquier asunto, la pillería, el egoísmo y el cultivo del odio. Da igual quien salga perjudicado, personas mayores o bebés de dos años. El caso es que cada cual se salga con la suya el precio que sea. Lo de la razón, la convivencia y la humanidad ha caído en el olvido. Así nos va. 

 

Quienes somos:

  • Dirección y coordinación Alicia García Alhambra
  • Redes Sociales y Contenido Audiovisual: José Manuel Salas
  • Colaboradores: Pepe Monreal, Jesús Neira, Enrique Escandón, Martín Muelas, Fernando J. Cabañas, Cayetano Solana, Manuel Amores, Fabián Beltrán, Antonio Gómez, Julián Recuenco, María Lago, Ana Martínez Carmen María Dimas, Amparo Ruiz Luján, Alejandro Pernías Ábalos, Javier López Salmerón, Cristina Guijarro, Ángel Huélamo, Javier Rupérez Rubio, Silvia Valmaña, María Jesús Cañamares, Juan Carlos Álvarez, Grisele Parera, José María Rodríguez, Miguel Antonio Olivares, Vicente Pérez Hontecillas, Javier Cuesta Nuin.
  • Consejo editorial: Francisco Javier Pulido, Carlota Méndez, José Manuel Salas, Daniel Pérez Osma, Paloma García, Justo Carrasco, Francisco Javier Doménech, José Luis Muñoz, José Fernando Peñalver.

Síguenos: