La Opinión de Cuenca

Magazine semanal de análisis y opinión

Fake Masks

domingo 06 junio

Igual que llegaron a nuestra vida cotidiana, parece que el uso de las mascarillas, al aire libre, tiene ya sus días contados. La cuestión de esta decisión trascendental y de suma importancia, hay que recordar que principalmente han sido ellas, las mascarillas, las que nos han protegido de contagios, no es el hecho en sí, es decir, que en espacios abiertos y sin aglomeraciones nos libremos de ellas, sino la forma de comunicarlo a los ciudadanos, en lo que se ha convertido en una nueva e inútil guerra política por quien lo anuncia antes y se cuelga la medalla de habernos librado del incómodo complemento que incorporamos a nuestra cara hace más de un año.

Una de las constantes que ha caracterizado a las informaciones sobre la pandemia en este último año ha sido, precisamente, la sobreinformación unida a la desinformación. Si echamos la vista atrás, algunos vídeos que recogen declaraciones de miembros del gobierno nacional, de los autonómicos y sobre todo del responsable del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias, Fernando Simón, resultan, juzgados bajo la perspectiva de los hechos, altamente imprudentes y hasta sonrojantes. ¿Se ha analizado con exactitud cuáles van a ser las instrucciones y el mensaje con los que se va a suprimir el uso de la mascarilla? ¿Tendremos unas directrices claras o formará parte esta nueva etapa de los despropósitos comunicativos en los que hemos estado inmersos durante la pandemia?

Recordemos algunos de ellos. A finales de enero de 2020, Simón se estrenaba con un “España no va a tener como mucho, más allá de algún caso diagnosticado”. Un mes después, cuando las imágenes que llegaban a nuestro país desde China nos mostraban a sus habitantes con mascarilla, el epidemiólogo se desmarcaba con un “no es necesario que la población las use” y en abril apuntaba que “una norma sobre su uso sería complicada”. Ya en octubre del año pasado, más que conscientes y sufridores de la tragedia, Simón aseguraba que no había evidencia del contagio del virus por aerosoles como también subestimaba, hace poco, la importancia de la cepa británica del virus. Todo ello unido a otros despropósitos como sus comentarios despectivos hacia las enfermeras, su menosprecio a la Semana Santa, a la cultura o del sector hostelero. La situación y su evolución no han sido fáciles y el control del mensaje tampoco, pero lo que está claro es que, sin duda, ha faltado profesionalidad y han sobrado comparecencias públicas carentes de evidencias científicas y, sobre todo, de sensibilidad y madurez, tratando de restar importancia a una más que evidente realidad.

Ahora nos encaminamos a otra etapa importante. El presidente de Castilla-La Mancha anunciaba hace unos días la supresión de las mascarillas al aire libre. El de Extremadura matizaba poco después que en invierno tendrían que volverse a utilizar, el Gobierno de España ha afirmado desentenderse de este tema mientras desde Andalucía nos recomiendan prudencia ante la medida.

Llegados a este punto, ahora nos toca a los ciudadanos bucear entre todas las informaciones para, desde la sensatez, actuar. El Gobierno, con su representante Simón a la cabeza, se lava las manos con hidrogel contribuyendo al desconcierto y a que las fake news en este caso fake masks campen de nuevo a sus anchas. Y tendremos para todos los gustos y colores, seguro.

Quienes somos:

  • Dirección y coordinación Alicia García Alhambra
  • Redes Sociales y Contenido Audiovisual: José Manuel Salas
  • Colaboradores: Pepe Monreal, Jesús Neira, Enrique Escandón, Martín Muelas, Fernando J. Cabañas, Cayetano Solana, Manuel Amores, Fabián Beltrán, Antonio Gómez, Julián Recuenco, María Lago, Carmen María Dimas, Amparo Ruiz Luján, Alejandro Pernías Ábalos, Javier López Salmerón, Cristina Guijarro, Ángel Huélamo, Javier Rupérez Rubio, Silvia Valmaña, María Jesús Cañamares y Juan Carlos Álvarez.
  • Consejo editorial: Francisco Javier Pulido, Carlota Méndez, José Manuel Salas, Daniel Pérez Osma, Paloma García, Justo Carrasco, Francisco Javier Doménech, José Luis Muñoz y José Fernando Peñalver.

Síguenos: