La Opinión de Cuenca

Magazine semanal de análisis y opinión

Las prisas de Page

domingo 22 enero

Varios meses lleva el presidente de la Junta de Comunidades apurando su cargo de esta segunda legislatura en Fuensalida para lanzar, sobre todo en Cuenca, promesas de gran calado. No pierde ocasión el socialista para cebar noticias. Lo de que se cumplan más tarde o temprano o según los términos expuestos es lo de menos. Curtido ya en estas batallas, Page lleva una doble estrategia para intentar mantener su sillón. De puertas para afuera, desmarcándose de su jefe Pedro Sánchez cuando le interesa, y, en el ámbito más doméstico, con esos planes de futuro, que, no nos engañemos, funcionan entre los más crédulos que, por cierto, siguen siendo demasiados.

Visitaba la capital conquense el responsable del Psoe el pasado viernes 13, fecha de mal agüero para la cultura anglosajona y, por extensión para todos aquellos países que, poco a poco, se van dejando llevar por esta influencia. Page llegaba a Cuenca con un pretexto, el de firmar el convenio de colaboración de la Capitalidad Gastronómica, pero abandonaba los fogones de inmediato para atacar electoralmente donde marcan los cánones, en los más que necesitados empleos que reclaman los más de 10.000 personas registradas en las oficinas de la provincia. El presidente de Castilla-La Mancha se refería con misterio a la llegada de una empresa a la capital que va a crear cientos de puestos de trabajo. Cuando, no importa, siempre que sea antes de mayo. No se acordó Page en ese momento, por ejemplo, de cuando estratégicamente también, en 2018, inauguraba las instalaciones de la empresa Iberopinar, en Almodóvar, anunciando un centenar de puestos de trabajo y asegurando que este hecho marcaba un antes y un después en el desarrollo de la provincia de Cuenca. Hoy en día, apenas nadie recuerda que aquello marcara ningún hito histórico ni percibido sus supuestas benignas consecuencias, traducidas en apenas una veintena de empleados y ya está. Tampoco se acordó el socialista de los sonados cierres de Gamesa o Florette, de la supresión del tren o de los proyectos que sobrevuelan la provincia para aterrizar, más tarde, en otras cercanas, pero no la conquense.

Como no hay discurso socialista que se precie sin la pronunciación de las palabras mágicas Toro Verde, Page no renunció a ellas. Y subió la apuesta. Ahora son 500 los puestos de trabajo que se van a crear en un futuro indeterminado. El socialista tira de calculadora, pues, para una única cuestión, seguir en Fuensalida. Lo de cumplir lo anunciado, como diría el genial José Mota, hoy no, mañana, aunque nunca llegue.


Quienes somos:

  • Dirección y coordinación Alicia García Alhambra
  • Redes Sociales y Contenido Audiovisual: José Manuel Salas
  • Colaboradores: Pepe Monreal, Jesús Neira, Enrique Escandón, Martín Muelas, Cayetano Solana, Manuel Amores, Antonio Gómez, Julián Recuenco, Ana Martínez, Carmen María Dimas, Amparo Ruiz Luján, Alejandro Pernías Ábalos, Javier López Salmerón, Cristina Guijarro, Ángel Huélamo, Javier Rupérez Rubio, María Jesús Cañamares, Juan Carlos Álvarez, Grisele Parera, José María Rodríguez, Miguel Antonio Olivares, Vicente Pérez Hontecillas, Javier Cuesta Nuin, Vicente Caja, Jesús Fuero, José María Rodríguez, Catalina Poveda, José Julián Villalbilla, Mario Cava.
  • Consejo editorial: Francisco Javier Pulido, Carlota Méndez, José Manuel Salas, Daniel Pérez Osma, Paloma García, Justo Carrasco, Francisco Javier Doménech, José Luis Muñoz, José Fernando Peñalver.

Síguenos: