La Opinión de Cuenca

Magazine semanal de análisis y opinión

600.000 cerdos

Actualidad


En octubre de 2020 la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha amplió las zonas de la provincia de Cuenca consideradas vulnerables a la contaminación por nitratos. Uno de los motivos conocidos es la proliferación de macrogranjas porcinas, que ha provocado que se quintuplique el número de cabezas de cerdo de la provincia de Cuenca, de 106.977 cerdos en el año 2009, se ha llegado a 553.848 en mayo de 2020 (datos proporcionados por la Consejería de Desarrollo Sostenible); es decir, su número se ha quintuplicado.

Desde el inicio de 2021 las solicitudes para instalar macrogranjas de cerdos se han disparado en la provincia de Cuenca. Este tipo de granjas altamente tecnificadas no generan puestos de trabajo ni ofrecen alternativas económicas viables a las zonas rurales; al contrario, las consecuencias que se derivan de ellas (contaminación de las aguas, malos olores, concentración de moscas...) impiden el desarrollo de actividades alternativas como el turismo rural o el teletrabajo, tan necesarias en zonas rurales.

La Diputación de Albacete, la Diputación de Ciudad Real o el Ayuntamiento de Albacete se han posicionado unánimemente en defensa de sus pueblos y sus gentes rechazando la instalación indiscriminada de granjas porcinas.

La Diputación Provincial de Cuenca, sin embargo, sigue sin dar respuesta a este tema, dando la callada por respuesta, permitiendo la creación y autorización de nuevas granjas, como por ejemplo la que se va a situar en Puebla de Almenara, en la linde con Almonacid del Marquesado.

Actualmente existe ya una macrogranja cerca de esta parcela en Almonacid del Marquesado, por no hablar que también tienen en su término municipal el mayor basurero de residuos industriales de Europa.

Cabe recordar que hablamos de una zona cercana a la ZEPA «Área Esteparia de la Mancha Norte», la ZEPA ampliada de «El Hito» y cerca del área de protección de Parque Arqueológico de Segóbriga. De hecho, para justificar este macrovertedero, en el estudio de impacto ambiental (EIA) se menciona la necesidad del vertedero en Cuenca dado que ha crecido en población e industrias en los últimos años.

¿En serio, señor Chana?

Los datos del INE (Instituto Nacional de Estadística) demuestran que en los últimos diez años la población conquense ha caído un 8% frente a la subida de un 417% del número de cerdos. Creo que es el momento de al menos, ser coherentes con los objetivos 2030 y dar viabilidad a normativas provinciales sobre el trabajo con los purines, de exigir a cada ayuntamiento que tengan protocolos y normativas al respecto y que facilitemos al propietario de las granjas ayudas suficientes para que se pueda tener un entorno lo más saludable posible para los vecinos. No entiendo que sabiendo que en el mundo de los cerdos Cuenca no sería parte de la España Vaciada, ni tendría problemas de despoblación... como no se han puesto en marcha iniciativas provinciales, al menos, para dar cobertura legal de impacto medioambiental al entorno rural en el que se asientan estas granjas.

Alguno ya habrá pensado que ya está aquí el urbanita de Madrid, que practica el deporte de quejarse el fin de semana. Pues siento decirte que no. En mi pueblo he defendido las campanas del cura, aún cuando en mis tiempos mozos me acababa de acostar y os aseguro que la casa de mis abuelos estaba debajo del campanario, he comprendido el olor a ovejo que a veces hay y que impregna la ropa tendida cuando las parideras están a tope, he disfrutado la discoteca con música hasta tarde en la sanochá del verano y hasta mi primo con la vespino en la siesta, que aunque es cansino se le coge cariño.

Quiero aclarar que en La Puebla convivimos desde hace años con explotaciones ganaderas intensivas ovinas y vacunas sin mayores problemas. Empresarios locales que han emprendido proyectos que conviven con el resto de actividades y que gozan del respeto y simpatía de los vecinos.

Queremos que el pueblo siga vivo, que la gente quiera venir a conocer nuestro Castillo, comprar aceite, ir a Villamayor o Villarejo a por queso, o comerse un buen cordero. Tenemos naturaleza para hacer start up locales de desarrollo rural como por ejemplo hemos visto en Cuenqueando como factor de éxito. Pero necesitamos apoyo, iniciativas y medios para hacerlo, con el consabido liderazgo de un buen plan estratégico para la provincia que haga que Cuenca salga de este declive estructural.

Texto: Enrique Escandón

Sección: La Educación a debate

Notas relativas a la Guerra de la Independencia en Cuenca y provincia (III)

Notas relativas a la Guerra de la Independencia en Cuenca y provincia (III)

Batalla de Talavera, en la que participó Bassecourt, el 28 de julio de 1809 El 22 de junio, el comandante general de Cuenca Luis Alejandro Bassecourt [...]

De aquellos polvos estos lodos

De aquellos polvos estos lodos

Suele suceder que, cuando detectamos un problema, como sucede con los incendios forestales, este nos muestra lo que se suele decir la punta del iceberg, [...]

El diamante de la alimentación

El diamante de la alimentación

Si hay un producto que forma parte de nuestra vida es sin duda alguna el ajo y está, como dicen por ahí, hasta en la sopa. Sus magníficas [...]

Adiós, otra vez, a los multicines

Adiós, otra vez, a los multicines

Cuando unas salas de cine cierran, la primera y básica razón que se le ocurre a cualquiera es que no son rentables. Mucho ha cambiado la [...]

Pintar para disimular

Pintar para disimular

Lo del arreglo de carreteras en la provincia de Cuenca parece que va a consolidarse como una de las asignaturas pendientes de los distintos gobiernos [...]

'Mangana', faro de historia. El Seminario Conciliar de San Julián

Es mucho lo que se ha escrito sobre esta insignia histórica, bien y mal, atinado y desacertado pero hay que reconocer que Mangana ha representado [...]

Quienes somos:

  • Dirección y coordinación Alicia García Alhambra
  • Redes Sociales y Contenido Audiovisual: José Manuel Salas
  • Colaboradores: Pepe Monreal, Jesús Neira, Enrique Escandón, Martín Muelas, Fernando J. Cabañas, Cayetano Solana, Manuel Amores, Fabián Beltrán, Antonio Gómez, Julián Recuenco, María Lago, Ana Martínez Carmen María Dimas, Amparo Ruiz Luján, Alejandro Pernías Ábalos, Javier López Salmerón, Cristina Guijarro, Ángel Huélamo, Javier Rupérez Rubio, Silvia Valmaña, María Jesús Cañamares, Juan Carlos Álvarez, Grisele Parera, José María Rodríguez, Miguel Antonio Olivares, Vicente Pérez Hontecillas, Javier Cuesta Nuin.
  • Consejo editorial: Francisco Javier Pulido, Carlota Méndez, José Manuel Salas, Daniel Pérez Osma, Paloma García, Justo Carrasco, Francisco Javier Doménech, José Luis Muñoz, José Fernando Peñalver.

Síguenos: