La Opinión de Cuenca

Magazine semanal de análisis y opinión

A los mayores del 15 de junio

Sanidad


No, no voy conmemorar ninguna fecha de la guerra, o de ninguna revolución, aunque ello se pueda desprender del formato que he utilizado para título del artículo de esta semana. El día 15 de junio es el señalado por la Asamblea General de Naciones Unidas como el Día Mundial de Toma de Conciencia del Abuso y Maltrato en la Vejez. Es el día para que administraciones, empresas y la sociedad civil puedan expresar su oposición a los abusos y al sufrimiento infligido a muchos de nuestros mayores.

Uno de cada seis mayores de sesenta años sufre algún tipo de maltrato o abuso físico o psíquico. Esto se agudiza en el caso de mayores con demencia, en donde la proporción aumenta hasta dos de cada tres. Los maltratadores son en un 90% pertenecientes al entorno familiar sin que haya a penas denuncias por ello, sin superar el 5% de los casos. Un problema social y de salud pública que aumenta la probabilidad de muerte del mayor maltratado al doble que al resto de mayores.

Es un problema que me llega muy adentro. Seguramente porque tuve la suerte de tener a mis abuelos hasta casi los treinta años, y pude disfrutar de ellos y con ellos en aquellos largos veranos de calle y pueblo de los que ya he hablado en otras ocasiones. De hecho, fue el hilo argumental en el pregón de fiestas que tuve el privilegio de dar hace unos años en mi pueblo. Este colectivo está muy presente en mi día a día profesional en todos los proyectos en los que abordamos la vulnerabilidad en España.

En este aspecto la semana pasada pude compartir mesa de debate con la ONG Asispa, que trabaja prestando asistencia a personas mayores. Y hablamos de un concepto como es el Edadismo, acuñado por Robert Butler en la década de los 60 y que ni si quiera está recogido por la RAE en su diccionario. El edadismo se refiere a esa forma de pensar, basada en una serie de estereotipos y prejuicios, y a la forma de actuar con acciones discriminatorias hacia las personas por la única razón de la edad que estas tienen. Formas de actuar como tratarles de forma infantil, tratarles como dependientes o enfermos, ignorar sus opiniones o ironizar sobre su estado físico, son acciones menores que en su conjunto suponen una forma de discriminación y con ello maltrato a nuestros mayores. 

Somos una sociedad edadista en una importante proporción. Nos hemos olvidado de aquella generación a la que le debemos el bienestar del que en la actualidad gozamos. Un ejemplo está en la digitalización, aspecto muy positivo a nivel global pero que en ocasiones relega la parte humana a un segundo plano, olvidando que detrás de cada acción que se realiza con una máquina hay una persona, que cuanto más mayor es, más dificultades tendrá para manejarla. Nos olvidamos durante la pandemia, y nos seguimos olvidando en la actualidad. Como ejemplo, lo más mediático que hemos visto en este tema es la campaña Soy Mayor, No idiota reivindicando una atención adecuada por parte de los bancos.

Nuestros mayores son uno de los mejores activos que tiene nuestra sociedad, y tenemos la obligación de cuidarlos. Primero y evidente porque son nuestros padres, abuelos…. En segundo lugar, tan importante como el primero porque son personas. Cada vez la esperanza de vida es mayor, debiendo garantizar un envejecimiento saludable y digno. En el debate que antes mencioné, hablamos por ejemplo del voluntariado a partir de la jubilación como una opción de mantenerse activo y aportar mucho a los demás. Además de divertido y útil, facilitará el aprendizaje de nuevas habilidades, aumentará los contactos sociales facilitando estar al día de todo lo que sucede en nuestra sociedad. Finalmente, en tercer lugar, porque además es un derecho por el que deben velar los países y la comunidad internacional. Un reto al que nadie debemos dar la espalda.

Volviendo al maltrato, es fundamental que los servicios de atención primaria, servicios sociales y como no, lugares como por ejemplo las farmacias-ya lo hacen- estén preparadas para alertar de este problema una vez que lo detecten. En este último caso, al estilo de la campaña Mascarilla 19, diseñada para el maltrato de género durante el confinamiento.

No podemos permitir en ningún caso que ninguna persona abuse de otra. Pero en el caso de los mayores, debido a su alto grado de vulnerabilidad, la situación es más repugnante. Colaboremos como sociedad a erradicar este tipo de prácticas, cuidando a los mayores de nuestro entorno y ayudando al resto en caso de que observemos cualquier situación anómala. Empezando por ayudarles cuando están solos, otra de las enfermedades que más les afectan. 

Como la gran mayoría de problemas sociales, está en nuestra mano una parte importante de la solución del problema.

Y para terminar mi guiño al entorno rural. Y qué mejor que dedicar este artículo a mis abuelos Amada, Florentina, Sabelio y Acisclo que me enseñaron lo bonito que es ser mayor, allá en un lugar de la Mancha. 

Texto: Ángel Huélamo

Sección: Salud y bienestar

Notas relativas a la Guerra de la Independencia en Cuenca y provincia

Notas relativas a la Guerra de la Independencia en Cuenca y provincia

“Las tropas del general San Martín atacan a los enemigos en Huete, obligándoles a retirarse a Tarancón.” Archivo Histórico [...]

Una ciudad vallada

Una ciudad vallada

Las sorpresas que depara el actual Ayuntamiento de la capital no paran. Casi podríamos afirmar que llegan al límite de la paradoja y, a [...]

¿Por qué seis meses de retraso en pagar la Ayuda a Domicilio?

¿Por qué seis meses de retraso en pagar la Ayuda a Domicilio?

No tiene ningún tipo de explicación. Todos los años, religiosamente, desde hace siete, es decir, desde que el socialista Page comenzó [...]

Un consultorio en condiciones infrahumanas

Un consultorio en condiciones infrahumanas

Lo hacía público estos días el Ayuntamiento de Villanueva de la Jara. La paciencia ha llegado al límite de esta bellísima [...]

Historia de Vadillos (IV)

Historia de Vadillos (IV)

Siguiendo con el documento analizado sobre la herrería que hubo en Vadillos y los problemas territoriales hago notar que don Felipe Tercero dio [...]

NO-DO, la otra forma de informar sobre la historia

NO-DO, la otra forma de informar sobre la historia

Una manera de conocer la transformación de España era a través del NO-DO, que creó el régimen franquista el día [...]

Quienes somos:

  • Dirección y coordinación Alicia García Alhambra
  • Redes Sociales y Contenido Audiovisual: José Manuel Salas
  • Colaboradores: Pepe Monreal, Jesús Neira, Enrique Escandón, Martín Muelas, Fernando J. Cabañas, Cayetano Solana, Manuel Amores, Fabián Beltrán, Antonio Gómez, Julián Recuenco, María Lago, Ana Martínez Carmen María Dimas, Amparo Ruiz Luján, Alejandro Pernías Ábalos, Javier López Salmerón, Cristina Guijarro, Ángel Huélamo, Javier Rupérez Rubio, Silvia Valmaña, María Jesús Cañamares, Juan Carlos Álvarez, Grisele Parera, José María Rodríguez, Miguel Antonio Olivares, Vicente Pérez Hontecillas, Javier Cuesta Nuin.
  • Consejo editorial: Francisco Javier Pulido, Carlota Méndez, José Manuel Salas, Daniel Pérez Osma, Paloma García, Justo Carrasco, Francisco Javier Doménech, José Luis Muñoz, José Fernando Peñalver.

Síguenos: