La Opinión de Cuenca

Magazine semanal de análisis y opinión

El derroche del Bosque de Acero

Actualidad


Aunque uno de los mejores antídotos que les quedan a los ciudadanos ante los despropósitos relacionados con el malgasto del dinero público es la indiferencia, es decir, no pensar en por qué se ha llegado a esa situación y que la rendición de cuentas brille por su ausencia, lo cierto es que, de vez en cuando, conviene recordar el origen de algunos disparates y cómo se vendieron ante la opinión pública en lo que resultó, a la larga, una mera operación de marketing político con una clara finalidad electoral. En 2007, nuestros municipios y el gobierno regional volvían a someterse al siempre incierto escrutinio de las urnas. En enero de ese año, el entonces presidente de la Junta, el socialista José María Barreda, aprovechaba una visita a Cuenca para, de la mano de su alcalde José Manuel Martínez Cenzano, protagonizar un acto ya tradicional entre la clase política, el pistoletazo de salida de una obra enterrando la consabida primera piedra. En este caso, la luz verde se centraba en el Bosque de Acero y Cristal, un proyecto anunciado a bombo y platillo por el primer edil de la capital varios meses antes. Lo programado en ese momento con lo acontecido durante los 14 años y medios siguientes se traducen en más de 7’7 millones de euros gastados que no se corresponden con lo que se prometió y planificó y no solo eso, sino que lo construido en la zona, cada día que pasa, se degrada más.

El desarrollo del Bosque de Acero, ya hasta en la terminología ha perdido aquello de y Cristal, se concibió en dos fases. La primera se iba a desarrollar sobre una superficie total de 57.430 metros cuadrados y albergaría un pabellón central, con un aforo superior al millar de personas y una zona ferial multiusos. Asimismo, contemplaba la urbanización del Recinto Ferial, la construcción de una zona de aparcamientos y otra para acoger a los feriantes y el acondicionamiento de accesos. En un segundo plazo, que se centraría en una superficie de 159.854 metros cuadrados, se iba a construir un Teatro Auditorio al aire libre con capacidad para más de 10.000 personas, otra zona de aparcamientos, un lago, un espacio de patinaje, grandes lugares verdes, un anfiteatro, pasarelas sobre el río Júcar y restaurantes.

Hoy en día, cualquiera que pasee por la zona puede comprobar que, de todo lo proyectado, sólo se construyeron unas estructuras indefinibles y sin uso alguno, que costaron al contribuyente casi 8 millones de euros. Desde el 2007, y a lo largo de todos estos años, el Bosque de Acero ha sido objeto de debate, reproches, asombro, frustración y también de ideas sobre qué hacer con él. ¿Hay que seguir con el proyecto y con más inversión? ¿Se abandona definitivamente a su suerte? La situación tiene cierta similitud con la de otra construcción que lleva 15 años enquistada y sobre la que ninguna administración actual quiere responsabilizarse, la Residencia de Mayores de Beteta, en la que se ha gastado ya 6’7 millones de euros.
El último anuncio sobre el Bosque de Acero lo realizaba el actual concejal y diputado provincial de Cultura, Miguel Ángel Valero, el pasado mes de octubre. En esas declaraciones a la prensa afirmaba que en diciembre de 2020 esta zona estaría acondicionada como ‘Paseo del Arte’. Siete meses después de comunicar la intención y cinco de la promesa, el Arte del que se puede disfrutar en el Bosque de Acero sigue siendo el del recuerdo de un derroche y el de una falta de proyecto claro sobre su futuro. 

Texto: AGA

Foto: El inacabado Bosque de Acero en Cuenca.
Notas relativas a la Guerra de la Independencia en Cuenca y provincia (III)

Notas relativas a la Guerra de la Independencia en Cuenca y provincia (III)

Batalla de Talavera, en la que participó Bassecourt, el 28 de julio de 1809 El 22 de junio, el comandante general de Cuenca Luis Alejandro Bassecourt [...]

De aquellos polvos estos lodos

De aquellos polvos estos lodos

Suele suceder que, cuando detectamos un problema, como sucede con los incendios forestales, este nos muestra lo que se suele decir la punta del iceberg, [...]

El diamante de la alimentación

El diamante de la alimentación

Si hay un producto que forma parte de nuestra vida es sin duda alguna el ajo y está, como dicen por ahí, hasta en la sopa. Sus magníficas [...]

Adiós, otra vez, a los multicines

Adiós, otra vez, a los multicines

Cuando unas salas de cine cierran, la primera y básica razón que se le ocurre a cualquiera es que no son rentables. Mucho ha cambiado la [...]

Pintar para disimular

Pintar para disimular

Lo del arreglo de carreteras en la provincia de Cuenca parece que va a consolidarse como una de las asignaturas pendientes de los distintos gobiernos [...]

'Mangana', faro de historia. El Seminario Conciliar de San Julián

Es mucho lo que se ha escrito sobre esta insignia histórica, bien y mal, atinado y desacertado pero hay que reconocer que Mangana ha representado [...]

Quienes somos:

  • Dirección y coordinación Alicia García Alhambra
  • Redes Sociales y Contenido Audiovisual: José Manuel Salas
  • Colaboradores: Pepe Monreal, Jesús Neira, Enrique Escandón, Martín Muelas, Fernando J. Cabañas, Cayetano Solana, Manuel Amores, Fabián Beltrán, Antonio Gómez, Julián Recuenco, María Lago, Ana Martínez Carmen María Dimas, Amparo Ruiz Luján, Alejandro Pernías Ábalos, Javier López Salmerón, Cristina Guijarro, Ángel Huélamo, Javier Rupérez Rubio, Silvia Valmaña, María Jesús Cañamares, Juan Carlos Álvarez, Grisele Parera, José María Rodríguez, Miguel Antonio Olivares, Vicente Pérez Hontecillas, Javier Cuesta Nuin.
  • Consejo editorial: Francisco Javier Pulido, Carlota Méndez, José Manuel Salas, Daniel Pérez Osma, Paloma García, Justo Carrasco, Francisco Javier Doménech, José Luis Muñoz, José Fernando Peñalver.

Síguenos: