La Opinión de Cuenca

Magazine semanal de análisis y opinión

La Playeta de Víllora, un tesoro en la Serranía Baja

Actualidad


Los atractivos turísticos naturales de la provincia de Cuenca surgen donde uno menos se lo espera. Hay zonas únicas como es el caso de Las Chorreras, en los términos municipales de Enguídanos y Víllora, pero esta última localidad esconde otro gran tesoro, su Playeta, un lugar de ensueño especialmente para el verano, “aunque la temperatura del agua sea fría no, lo siguiente”, declara con humor el alcalde del municipio, José Ramón Ubiedo. El primer edil aboga por aprovechar todos los recursos con los que cuentan nuestros pueblos para “atraer turismo y, por tanto, ingresos y riqueza” y defiende en este sentido una idea más amplia que la que abarca a su propia localidad, “creo que todos debemos de trabajar por retroalimentarnos de todas las posibilidades que ofrecen nuestras comarcas. La unión nos hace más fuertes y, consecuentemente, tenemos más que aportar a quienes vienen a visitarnos”.

Así, los vecinos de Víllora son conscientes de que tienen que compartir su particular paraíso con quienes llegan de otros lugares, en especial y curiosamente de una comunidad con playa mediterránea, la valenciana, “nos visitan sobre todo desde Utiel y Camporrobles”, declara José Ramón Ubiedo. Lejos de abandonar a su suerte el devenir de este paraje, el alcalde tuvo muy claro desde el principio, cuando comenzó a ser más conocido, principalmente por el buen sabor del boca a boca de quienes de él disfrutan, que tenía que acondicionarlo y, por tanto, ayudar a conservarlo. Que sea un espacio natural no significa que no requiera unos cuidados de limpieza y unas mínimas instalaciones que repercutan en que los turistas se encuentren más cómodos, todo lo contrario. “Vamos a instalar unos aseos portátiles y, si la demanda sigue creciendo, habrá que acceder con reserva previa”, explica el primer edil. En pleno auge de los alojamientos de interior, el alcalde reconoce que este tipo de recursos son decisivos para que las reservas en el sector de la hostelería y alojamiento marchen a buen ritmo en la zona, sobre todo en la cada vez más cercana época estival.

José Ramón Ubiedo echa de menos una retroalimentación turística más activa en toda la comarca. Cree que los Ayuntamientos hacen lo que buenamente pueden, e incluso más, por promocionar sus municipios, pero que “algo de ayuda de otras instituciones no vendría mal, tanto en regulación como en mayor promoción de la zona”. Cardenete, Villar del Humo, Yémeda o Enguídanos comparten frontera municipal con Víllora y, en el caso de este último, también se reparten Las Chorreras, un enclave con saltos de agua y cascadas que constituye el mayor reclamo veraniego de la zona. Las Chorreras fue declarado monumento natural el pasado 2019, lo que reconoce su singularidad y, por tanto, la necesidad de protegerlo. José Ramón Ubiedo recuerda los tiempos en los que solo los vecinos de la comarca acudían a bañarse en sus aguas. Para el alcalde, “la naturaleza está para disfrutarla, lo que no es incompatible con respetarla y regularla. De esta manera, el beneficio será doble y garantizaremos la supervivencia de estos parajes para años sucesivos y generaciones venideras”.

La Serranía Baja de Cuenca ofrece todo un territorio por descubrir, aunque, al mismo tiempo, está necesitada de inversiones y proyectos que generen oportunidades de trabajo y de desarrollo. La despoblación se ha cebado especialmente con esta comarca, compuesta por municipios, la mayoría, con escasos habitantes. La ausencia de iniciativas aglutinadoras de la comarca ha sido una constante en esta zona, por lo que Ubiedo lamenta que, precisamente, cuando se contaba con uno, el conocido como Serranía en Vía, diseñado y presupuestado por el anterior gobierno popular de la Diputación Provincial, “lo anulase el actual en cuanto tomó posesión. Es vital que aprovechemos todo lo que tenemos en nuestros municipios y recuperar antiguas estaciones para darles otro uso hubiera sido un gran revulsivo para la zona. Además, también estaba pendiente la circulación de un tren turístico, del que no hemos sabido nada desde hace dos años”, añade. 

Playas, estaciones, árboles y rocas, murallas, castillos, pinturas rupestres, balnearios… todos estos tesoros y muchos más se encuentra en este rincón de la provincia de Cuenca. Tenemos la responsabilidad de recuperarlo, cuidarlo y canalizar su potencial para, así, ayudar a mantener viva esta excepcional parte del territorio. 

Texto: AGA

Foto: Imagen de la Playeta, en la localidad de Víllora

Notas relativas a la Guerra de la Independencia en Cuenca y provincia (III)

Notas relativas a la Guerra de la Independencia en Cuenca y provincia (III)

Batalla de Talavera, en la que participó Bassecourt, el 28 de julio de 1809 El 22 de junio, el comandante general de Cuenca Luis Alejandro Bassecourt [...]

De aquellos polvos estos lodos

De aquellos polvos estos lodos

Suele suceder que, cuando detectamos un problema, como sucede con los incendios forestales, este nos muestra lo que se suele decir la punta del iceberg, [...]

El diamante de la alimentación

El diamante de la alimentación

Si hay un producto que forma parte de nuestra vida es sin duda alguna el ajo y está, como dicen por ahí, hasta en la sopa. Sus magníficas [...]

Adiós, otra vez, a los multicines

Adiós, otra vez, a los multicines

Cuando unas salas de cine cierran, la primera y básica razón que se le ocurre a cualquiera es que no son rentables. Mucho ha cambiado la [...]

Pintar para disimular

Pintar para disimular

Lo del arreglo de carreteras en la provincia de Cuenca parece que va a consolidarse como una de las asignaturas pendientes de los distintos gobiernos [...]

'Mangana', faro de historia. El Seminario Conciliar de San Julián

Es mucho lo que se ha escrito sobre esta insignia histórica, bien y mal, atinado y desacertado pero hay que reconocer que Mangana ha representado [...]

Quienes somos:

  • Dirección y coordinación Alicia García Alhambra
  • Redes Sociales y Contenido Audiovisual: José Manuel Salas
  • Colaboradores: Pepe Monreal, Jesús Neira, Enrique Escandón, Martín Muelas, Fernando J. Cabañas, Cayetano Solana, Manuel Amores, Fabián Beltrán, Antonio Gómez, Julián Recuenco, María Lago, Ana Martínez Carmen María Dimas, Amparo Ruiz Luján, Alejandro Pernías Ábalos, Javier López Salmerón, Cristina Guijarro, Ángel Huélamo, Javier Rupérez Rubio, Silvia Valmaña, María Jesús Cañamares, Juan Carlos Álvarez, Grisele Parera, José María Rodríguez, Miguel Antonio Olivares, Vicente Pérez Hontecillas, Javier Cuesta Nuin.
  • Consejo editorial: Francisco Javier Pulido, Carlota Méndez, José Manuel Salas, Daniel Pérez Osma, Paloma García, Justo Carrasco, Francisco Javier Doménech, José Luis Muñoz, José Fernando Peñalver.

Síguenos: