La Opinión de Cuenca

Magazine semanal de análisis y opinión

Agenda 2030 y despoblación, ¿algo más que intenciones?

Actualidad


Hace 7 años, en septiembre de 2015, la Asamblea General de la Organización de las Naciones Unidas aprobaba 17 objetivos de desarrollo sostenible, una hoja de ruta que, aunque dividida en capítulos, perseguía un único fin, apostar por un mundo mejor, por un entorno en el que los habitantes de este planeta pudieran desarrollar unas condiciones de vida sin, al menos, tener que sufrir las carencias más básicas que provoca el llamado genéricamente orden mundial

Hablar de la ONU y de su sede neoyorkina supone, en apariencia, un salto en el espacio y en el tiempo, que poco o nada tiene que ver con España y menos con la provincia de Cuenca. Las iniciativas globales y de este calibre suelen sugerirnos que el trabajo necesario para su desarrollo nos pasará de refilón, sin más pena que gloria, que ya lo harán otros, que no nos atañe y, mucho menos, seremos sujeto del mismo. 

Hace ya años que una gran parte de políticos de nuestro país luce con orgullo, sobre todo en sus solapas, el pin de la agenda 2030. Un aro multicolor, en concreto 17 tonalidades, acorde con los objetivos que persigue la iniciativa. Llamativo y decorativo, es una carta de presentación importante y solidaria de aquel que lo porta, incluido, como hemos podido apreciar en numerosas ocasiones, el presidente del Gobierno de España, Pedro Sánchez. Y es que nuestro país, en especial ministros y consejeros autonómicos, han incorporado a su extensa verborrea los mandamientos de esta agenda, a la que recurren para justificar anuncios y decisiones. 

Lo cierto es que la maquinaria desarrollada para trabajar en este empeño no es baladí, comisiones, conferencias, el Consejo de Desarrollo Sostenible con 70 representantes, grupos de trabajo, todo ello, por supuesto, con la derivación de recursos públicos, dinero contante y sonante, vamos, que supone que desarrollen la labor encomendada.  Pero realmente ¿Cuántos de los objetivos se han logrado? ¿Ha mejorado el mundo desde 2015 hasta ahora? ¿Han rendido cuentas los políticos actuales de cómo llevan los deberes respecto a esta Agenda? Y, sobre todo, ¿Llegarán a tiempo a 2030?

Este empeño va lento, por no decir, que, incluso, para atrás como los cangrejos. Erradicar la pobreza, hambre cero, educación de calidad, trabajo decente, reducción de las desigualdades o ciudades y comunidades sostenibles son algunas de las metas de las que ya deberíamos atisbar algo de luz, a 7 años vista de cumplirse el plazo para lograrlas. 

Las palabras y los recursos para que los gobernantes puedan hablar de la Agenda 2030 siguen su curso, pero los resultados, la realidad que tienen que percibir los ciudadanos, brilla por su ausencia. Detengámonos, en el Objetivo 10 que recoge literalmente la Reducción de las desigualdades. El Ministerio de Asuntos Económicos y Transformación Digital reconoce en su página web el desequilibrio que supone para lograr este fin el alto número de personas que en nuestro país viven en riesgo de exclusión social. Cuatro de cada diez, en concreto, que suman un total de 11 millones, según el último informe de la fundación FOESSA publicado a principios de este año. Combatir la desigualdad constituye uno de los principales retos de la economía española, reza el ministerio.  No es posible lograr un crecimiento económico sólido y sostenible sin cohesión social. Y sigue aludiendo a un grave problema que asola, entre otras, a la provincia de Cuenca desde hace años y frente al que tampoco se han implantado medidas concretas para frenarlo. Es crucial abordar el reto demográfico con políticas de familias, corresponsabilidad, inmigración legal, activación del empleo y el emprendimiento. La vertebración territorial y el apoyo a las comunidades con población decreciente es clave para atajar la desigualdad… ¿Dónde están esas políticas? ¿Ha llegado alguna de ellas a las localidades conquenses?

Muchos de estos municipios presentan un saldo demográfico negativo muy significativo en la última década (…) carencias que afectan a su desarrollo económico y social, tales como redes insuficientes de transporte, falta de servicios básicos en educación, sanidad y servicios sociales, red de comunicaciones deficiente, despoblación y envejecimiento de la población. Parece que la supresión de horas de consulta médica, el cierre del tren regional en Cuenca o el abandono de la construcción de residencias de mayores como la de Beteta no son un buen principio para conseguir la meta.

Estos factores son los causantes de altas tasas de desempleo, falta de dinamismo económico, baja tasa de creación de empresas y jóvenes con un futuro profesional poco adaptado a la sociedad actual, reconoce el Ministerio. Quizás en el ecuador de la carrera y tras cuatro años de gobierno socialista haría falta algo más que un diagnóstico de la situación y exponer a todos los ciudadanos, con datos concretos, qué se ha logrado ya (si es que hay algo que decir al respecto…) Siguen las intenciones, la Agenda tiene por objeto detener la pérdida de población en las zonas de riesgo demográfico y apunta también el ministerio entre sus propósitos la puesta en marcha de medidas transversales y de apoyo a proyectos de empleo, autoempleo y emprendimiento colectivo en los municipios rurales en riesgo demográfico en el marco del Programa Operativo de Empleo Juvenil del Fondo Social Europeo; cobertura de más de 30 Mbps para el 100% de la ciudadanía; despliegue de redes para garantizar redes ultrarrápidas de 100 Mbps en las escuelas españolas; incorporar el impacto demográfico en la elaboración de leyes, programas e inversiones públicas. Por si fuera poco lo no hecho, siguen los objetivos gubernamentales españoles de esta Agenda 2030, creación de oficinas de despoblación en al menos 20 comarcas rurales que requieran una intervención urgente Su función es acompañar a las personas o empresas que quieran instalarse en la zona, facilitándoles todos los contactos y la mediación en el proceso; impulsar ‘Espacios de Innovación Rural’ así como el emprendimiento, formación y asistencia para la mujer en el medio rural, que faciliten su incorporación al mercado laboral, tanto por cuenta ajena como por cuenta propia, y su capacitación en la creación de empresas. ¿Alguien conoce alguna de estas oficinas en Cuenca? 

El ministerio se muestra reiterativo y en un apartado al que llama específicamente Medidas para la sostenibilidad del medio rural. Insiste en la Consolidación del Foro nacional frente a la despoblación rural, apoyo a la transformación digital, medidas de fomento de incorporación de jóvenes y mujeres, incluyendo potenciación de titularidad compartida de explotaciones agrarias y acciones formativas de profesionales del mundo rural y medidas de diversificación económica; nueva línea de apoyo a mujeres emprendedoras en el medio rural; impulso del asesoramiento de explotaciones agrarias; mejora de la sostenibilidad de la producción ganadera y medidas de conservación de los suelos agrícolas. Nada de nada hasta el momento.

Mientras tanto, en Cuenca, a mediados de junio de 2022 la realidad se enfrenta de cara a los propósitos e intenciones de los actuales gobiernos respecto a la Agenda 2030. Esta misma semana, la Confederación de Empresarios provincial escenificaba junto a la Diputación de Cuenca la presentación de un estudio en el que se reflejaban los municipios con mayores problemas de despoblación. La pregunta es obligada ¿Todavía estamos en la fase de análisis del problema? A estas alturas y según refleja el digital vocesdecuenca, la diputada del Reto Demográfico, Elena Carrasco se desmarcaba, a este respecto y en ese mismo acto, con las siguientes declaraciones de altura, "nos da datos precisos y claros de qué es el despoblamiento (… ) todos empezamos a tener clara constancia de que si luchamos podemos dar soluciones importantes a estos problemas”. Tres años de gobierno provincial presidido por Chana y, parece ser, que ahora comienzan a entender lo que ocurre en Cuenca y fingir que se preocupan por ello. Lamentable.

Texto: AGA


Notas relativas a la Guerra de la Independencia en Cuenca y provincia (III)

Notas relativas a la Guerra de la Independencia en Cuenca y provincia (III)

Batalla de Talavera, en la que participó Bassecourt, el 28 de julio de 1809 El 22 de junio, el comandante general de Cuenca Luis Alejandro Bassecourt [...]

De aquellos polvos estos lodos

De aquellos polvos estos lodos

Suele suceder que, cuando detectamos un problema, como sucede con los incendios forestales, este nos muestra lo que se suele decir la punta del iceberg, [...]

El diamante de la alimentación

El diamante de la alimentación

Si hay un producto que forma parte de nuestra vida es sin duda alguna el ajo y está, como dicen por ahí, hasta en la sopa. Sus magníficas [...]

Adiós, otra vez, a los multicines

Adiós, otra vez, a los multicines

Cuando unas salas de cine cierran, la primera y básica razón que se le ocurre a cualquiera es que no son rentables. Mucho ha cambiado la [...]

Pintar para disimular

Pintar para disimular

Lo del arreglo de carreteras en la provincia de Cuenca parece que va a consolidarse como una de las asignaturas pendientes de los distintos gobiernos [...]

'Mangana', faro de historia. El Seminario Conciliar de San Julián

Es mucho lo que se ha escrito sobre esta insignia histórica, bien y mal, atinado y desacertado pero hay que reconocer que Mangana ha representado [...]

Quienes somos:

  • Dirección y coordinación Alicia García Alhambra
  • Redes Sociales y Contenido Audiovisual: José Manuel Salas
  • Colaboradores: Pepe Monreal, Jesús Neira, Enrique Escandón, Martín Muelas, Fernando J. Cabañas, Cayetano Solana, Manuel Amores, Fabián Beltrán, Antonio Gómez, Julián Recuenco, María Lago, Ana Martínez Carmen María Dimas, Amparo Ruiz Luján, Alejandro Pernías Ábalos, Javier López Salmerón, Cristina Guijarro, Ángel Huélamo, Javier Rupérez Rubio, Silvia Valmaña, María Jesús Cañamares, Juan Carlos Álvarez, Grisele Parera, José María Rodríguez, Miguel Antonio Olivares, Vicente Pérez Hontecillas, Javier Cuesta Nuin.
  • Consejo editorial: Francisco Javier Pulido, Carlota Méndez, José Manuel Salas, Daniel Pérez Osma, Paloma García, Justo Carrasco, Francisco Javier Doménech, José Luis Muñoz, José Fernando Peñalver.

Síguenos: