La Opinión de Cuenca

Magazine semanal de análisis y opinión

Valle del Cabriel, paraíso de la diversidad biológica

Actualidad


Si el paraíso tuviese una prolongación en la tierra seguro que uno de los rincones elegidos para asentarse sería el Valle del Cabriel que atraviesa 200 kilómetros de las provincias de Cuenca, Albacete, Valencia y Teruel. Declarado como Reserva de la Biosfera hace dos años gracias a una catalogación que fue creada y concedida en su día por la UNESCO dentro de su Programa Persona y Biosfera (MaB). Un reconocimiento internacional que  no lo ostenta cualquiera ya que sólo está reservado a los territorios que destacan por la diversidad biológica así como por la conservación y protección de los recursos tanto naturales como culturales. 1045 especies de flora, más de 200 especies de vertebrados, alrededor de 140 especies de aves y 35 hábitats diferentes, conforman este espacio repleto de vida. El coordinador de la candidatura del Valle del Cabriel a Reserva de la Biosfera, Miguel Ángel Rubio, señala que este espacio “engloba un territorio de 421.765 hectáreas y afecta a 52 municipios de las comunidades de Castilla-La Mancha, Aragón y Valencia”. La provincia de Cuenca está representada por  37 localidades, 6 de la provincia de Albacete, otros 5 de Teruel y 4 de Valencia.

La crisis económica y la pandemia del Covid-19 provocan que las actuaciones en este espacio natural vayan mucho más lentas de lo previsto en un primer momento. Confía que en los “próximos meses haya avances importantes en lo que respecta a la incorporación de nuevos actores en los órganos de gestión, pero también a la hora de articular mecanismos financieros”. El objetivo es que haya fondos económicos para llevar a cabo proyectos tanto de conversación como de “divulgación e investigación científica”. En la actualidad, “nos consta que desde el Ministerio de Transición Ecológica se está trabajando ya sobre las partidas presupuestarias que financiarán los proyectos que se lleven a cabo en el futuro”. Rubio afirma que aún se tiene poner en marcha el órgano de gestión “que fue constituido en 2016, pues estamos hablando de una asociación sin ánimo de lucro de carácter nacional”. 

Está abierto a cualquier entidad que esté de acuerdo con los objetivos y “principios de lo que es una Reserva de la Biosfera así que tendrían cabida, entre otras, las distintas administraciones y asociaciones de carácter social”. Entre los órganos de dirección habría, por un lado, una Asamblea general y, por otro, una Junta Directiva que estaría compuesta por 25 miembros. Respecto a este último, indica que “buscamos  que haya un mayor equilibrio posible tanto de representantes de las instituciones como de las entidades públicas y privadas para que entre todos alcancemos los objetivos marcados”. El denso caudal convierte al río Cabriel en un remanso de paz salpicado de grandes paisajes y eso provoca que en el interior del valle  haya cinco espacios protegidos. Se trata del Parque Natural “Hoces del Cabriel”, Reserva Natural “Hoces del Cabriel”, Microrreserva “Pico Pelado”; Monumento Natural “Rodenal del Cabriel” y Reserva Fluvial “Río Cabriel’. A estos espacios hay que sumar 11 áreas de la red Natura 2000 de la Unión Europea, los denominados LIC (Lugar de Importancia Comunitaria) y ZEPAs (Zonas de especial protección para las aves).  

Más de 10 años de trabajos intensos

Rubio muestra su satisfacción por el trabajo realizado desde el año 2008 para que el Valle del Cabriel fuese finalmente Reserva de la Biosfera. Recuerda con nostalgia los primeros pasos que se dieron desde los “Grupos de Desarrollo Rural (GDR) y la Asociación Municipios Ribera del Cabriel”. Una de las claves del éxito estuvo en el proceso participativo porque era muy importante que “esta iniciativa contase la implicación, entre otros, de los habitantes de las localidades afectadas por la Reserva de la Biosfera”. Más de mil personas participaron en las distintas acciones que se llevaron a cabo como talleres, seminarios y jornadas que “tenían como objetivo la obtención de una respuesta positiva de los ayuntamientos y vecinos porque sin ellos no podíamos hacer nada”. Fruto de aquellos encuentros se generó una “opinión favorable que culminó en el reconocimiento internacional aunque también hay que reconocer que hubo alguna que otra opinión en contra  fruto de las dudas que se generaron al principio”. Rubio afirma que la Reserva de la Biosfera cobra importancia hoy en día en el contexto actual porque “se está hablando de la necesidad de un cambio en el modelo productivo y  energético”. Asimismo, incide en la importancia que tiene la naturaleza y la biodiversidad porque su “buen estado nos garantiza a los humanos el estar protegidos de virus y pandemias que nos acechan”.

España cuenta  en la actualidad con 52 Reservas de la Biosfera que la convierte en el país que más declaraciones de las 726 que existen alrededor del mundo. Castilla-La Mancha tiene tres espacios de estas características, entre los que se encuentra el Valle del Cabriel, y en todos ellos hay algunas localidades de la provincia de Cuenca. En el caso de La Mancha Húmeda, que fue declarada Reserva de la Biosfera en 1981, afecta a 30 municipios entre los que se encuentran  Las Mesas, Mota del Cuervo, El Pedernoso, Las Pedroñeras y Santa María de los Llanos. Otro de los espacios naturales es el Alto Turia, que fue declarada Reserva de la Biosfera en 2019, y forman parte ocho municipios, entre los que se encuentra la localidad conquense de Santa Cruz de Moya.

Texto: Antonio Gómez.
Fotografía: El Valle del Cabriel fue inscrito como Reserva de la Biosfera en junio del año 2019. 

 
Notas relativas a la Guerra de la Independencia en Cuenca y provincia (III)

Notas relativas a la Guerra de la Independencia en Cuenca y provincia (III)

Batalla de Talavera, en la que participó Bassecourt, el 28 de julio de 1809 El 22 de junio, el comandante general de Cuenca Luis Alejandro Bassecourt [...]

De aquellos polvos estos lodos

De aquellos polvos estos lodos

Suele suceder que, cuando detectamos un problema, como sucede con los incendios forestales, este nos muestra lo que se suele decir la punta del iceberg, [...]

El diamante de la alimentación

El diamante de la alimentación

Si hay un producto que forma parte de nuestra vida es sin duda alguna el ajo y está, como dicen por ahí, hasta en la sopa. Sus magníficas [...]

Adiós, otra vez, a los multicines

Adiós, otra vez, a los multicines

Cuando unas salas de cine cierran, la primera y básica razón que se le ocurre a cualquiera es que no son rentables. Mucho ha cambiado la [...]

Pintar para disimular

Pintar para disimular

Lo del arreglo de carreteras en la provincia de Cuenca parece que va a consolidarse como una de las asignaturas pendientes de los distintos gobiernos [...]

'Mangana', faro de historia. El Seminario Conciliar de San Julián

Es mucho lo que se ha escrito sobre esta insignia histórica, bien y mal, atinado y desacertado pero hay que reconocer que Mangana ha representado [...]

Quienes somos:

  • Dirección y coordinación Alicia García Alhambra
  • Redes Sociales y Contenido Audiovisual: José Manuel Salas
  • Colaboradores: Pepe Monreal, Jesús Neira, Enrique Escandón, Martín Muelas, Fernando J. Cabañas, Cayetano Solana, Manuel Amores, Fabián Beltrán, Antonio Gómez, Julián Recuenco, María Lago, Ana Martínez Carmen María Dimas, Amparo Ruiz Luján, Alejandro Pernías Ábalos, Javier López Salmerón, Cristina Guijarro, Ángel Huélamo, Javier Rupérez Rubio, Silvia Valmaña, María Jesús Cañamares, Juan Carlos Álvarez, Grisele Parera, José María Rodríguez, Miguel Antonio Olivares, Vicente Pérez Hontecillas, Javier Cuesta Nuin.
  • Consejo editorial: Francisco Javier Pulido, Carlota Méndez, José Manuel Salas, Daniel Pérez Osma, Paloma García, Justo Carrasco, Francisco Javier Doménech, José Luis Muñoz, José Fernando Peñalver.

Síguenos: