La Opinión de Cuenca

Magazine semanal de análisis y opinión

Basuras: el círculo verde que no acaba de cerrarse

Actualidad


La economía circular, alegato político actual al medioambientalismo incluido en cualquier discurso de gobernante que se precie, no termina de rodar en la provincia de Cuenca. Unido a la subida del precio de la recogida de las basuras aprobado por la Diputación Provincial el pasado septiembre, se encuentran, por ejemplo, las más que agresivas imágenes hacia nuestro campo y paisaje de los puntos limpios que campan a sus anchas a las afueras de los municipios o, por supuesto, el macrovertedero de Almonacid del Marquesado, una instalación que apenas recicla un 1 por ciento de las toneladas de basura que le llegan diariamente, enterrando el resto, en las inmediaciones del pueblo. Sube un servicio esencial, el de las basuras, hay que seguir soportando el mal funcionamiento de los puntos limpios y, además, aceptar como reciclaje y ejemplo de economía circular puntera albergar en nuestra Mancha Alta un inmenso cementerio de porquería sin ninguna garantía de que sus residuos tóxicos se hayan o vayan a filtrarse a las aguas de las que se suministran localidades como, por ejemplo, Horcajo de Santiago. No nos podemos olvidar de los proyectos que, relacionados también con el patrimonio natural, no han llegado a buen puerto, caso de la empresa Iberopinar, en Almodóvar, centrada en la explotación resinera, que de prometer 200 puestos de trabajo en 2018 sólo se quedó en los apenas 10 empleos actuales o el cierre de Siemens Gamesa en la capital, en pleno auge de implantación de molinos eólicos por la provincia. Capítulo aparte merece el cacareado Parque Científico y Tecnológico de Economía Circular de la Diputación Provincial que, a juzgar por el número de veces al que el actual presidente Martínez Chana ha aludido en sus intervenciones públicas debería ya estar cercano a su inauguración. Dos años y menos después del inicio de la legislatura, la institución ha adquirido únicamente una parcela, sin más. Tampoco cuenta con los terrenos para la planta de residuos sólidos urbanos que se ubicará en el término pedáneo de Villanueva de los Escuderos, y que anunciaba hace más de un año y medio. ¿En qué ha avanzado realmente la política medioambiental en Cuenca en estos últimos tiempos? ¿Basura más cara, toneladas de residuos a la vista y enterrados y cierre de empresas, además de proyectos a medio gas? 

Otro impuesto que sube, la basura

Como ya hemos señalado, la Diputación Provincial de Cuenca hacía efectiva, el pasado pleno de septiembre, la subida del precio de la recogida de la basura en las localidades a las que presta este servicio. Hubiera pasado este hecho más o menos desapercibido en otras circunstancias si no fuera por varias razones, entre ellas dos fundamentales, que se suma a la escalada ascendente que están experimentando impuestos de servicios básicos, véase la luz, y, además, que los gobernantes socialistas provinciales han tratado de ocultar a las corporaciones municipales y a la opinión pública este hecho denominándolo modificación de ordenanza fiscal reguladora de la tasa por recogida y tratamiento de residuos sólidos urbanos, un circunloquio que deriva simple y llanamente en que los Ayuntamientos y, por tanto los ciudadanos y negocios, tendrán que pagar más por el servicio. Así de simple. A principios del verano, los Consistorios a los que la Diputación no prestaba recogida de basura recibían una carta de la institución ofreciéndoles este servicio. A los municipios que estaban adheridos se les comunicaba, también por carta, el mencionado ajuste de tasas sobre el que nada hacía presagiar que fuera una subida de precio y no una bajada, máxime cuando la Diputación anunciaba que, a partir de 2022, será una sola la empresa contratada durante cuatro años para prestar el servicio. Unificación, abaratamiento de costes, esta debería de ser la lógica de la operación y, los beneficiados, en todo caso, los ciudadanos, ni la institución ni la empresa que finalmente resulte adjudicataria. En total, serán 68 los pueblos afectados por la subida, la mayoría de ellos pequeños municipios con presupuestos muy justos como Altarejos, Belmontejo, Huerta de la Obispalía, Zarza de Tajo, Cardenete, Villar del Humo, Las Majadas, Uña, Portilla, Zarzuela, Villagarcía del Llano, Almonacid del Marquesado, El Hito, Montalbo, Palomares o Saelices entre otros. Una medida, la de la subida de impuestos, poco coherente frente a una de las lacras contra la que lucha la provincia de Cuenca, la despoblación. Si se trata de incentivar la llegada de pobladores a los municipios y de que quienes ya viven en ellos se queden, ¿es lógico que se les haga pagar más por servicios básicos?

87 euros más las residencias de mayores y 1.300 urbanizaciones en las afueras

La subida no es igual en todos los ámbitos y destacan algunas realmente significativas. Las urbanizaciones que se encuentran fuera del casco urbano pagarán por este servicio a la Diputación 1302 euros más de lo que venían haciendo. Las áreas de servicio sumarán 275 euros y las residencias de mayores y gasolineras tendrán que destinar 87 euros adicionales para que les recojan la basura. Para hoteles, hostales, pensiones, apartahoteles restaurantes y caterings el aumento es de 31 euros. 20 euros más tendrán que destinar los bares y cafeterías, las salas de baile y discotecas, además de las instalaciones deportivas, gimnasios y para el comercio minorista alimentario, de flores y plantas, supermercado y similares la subida es de 22 euros. El comercio de productos textiles, las farmacias, perfumerías y locales de cosmética y estética, los estancos y loterías tendrán que pagar 15 euros más. Para las viviendas, la subida es de 7 euros.

Puntos limpios y macrovertedero

Más de 13 años llevan numerosos ayuntamientos de la provincia a vueltas con los puntos limpios. El pasado julio, la Junta de Comunidades volvía a aludir a estas instalaciones para manifestar su intención de convertirlas en referencia municipal en los ámbitos económico, ambiental y social. Lejos de solucionar el problema, acumulación de basura y falta de recursos de los Consistorios para afrontar la situación, el Gobierno Regional y la Diputación manifiestan de vez en cuando públicamente sus intenciones de poner fin a esta situación anunciando planes y medidas para resolverla. Discursos enmarcados, de nuevo, en la economía circular, pero ni un solo euro para los municipios, para dotarles o facilitarles personal que ayude a poner orden y sobre todo a eliminar todos estos trastos viejos y en desuso que nos reciben o despiden de nuestros pueblos. Recordemos que los puntos limpios se pusieron en marcha en 2008 en nuestra provincia de la mano del socialista, Juan Ávila, cuando presidía la Diputación. Hoy en día ha quedado demostrado que la planificación a corto y largo plazo de estos basureros no fue la más acertada.

Como colofón final, recordamos el Complejo Medioambiental con el que los letreros indicativos camuflan el estercolero de Almonacid del Marquesado. Se inauguraba hace tres años, y responsables de la Junta de Comunidades en Cuenca llegaron a anunciar que generaría más de 70 puestos de trabajo, además de realizar la necesaria tarea de darle una nueva vida a materiales ya en desuso y contaminantes. En 2021, los trabajadores en este macrobasurero son solo una veintena, lo reciclado no llega al 1 por ciento de lo que transportan hasta nuestra Mancha los numerosos camiones y, por cierto, siguen sin conocerse las causas y consecuencias del incendio que se declaraba el pasado 27 de junio. Tampoco se muestra partidario el presidente de la Diputación y alcalde de Almonacid, Martínez Chana, a que tanto representantes políticos como ecologistas realicen una visita al vertedero y así puedan comprobar lo que realmente se cuece en las instalaciones. Si no hay nada que esconder y en verdad su labor ayuda al medio ambiente, lo lógico es que el alcalde del municipio fuera su primer defensor y lo mostrara con orgullo y como ejemplo con luz y taquígrafos a los ciudadanos. No es así, y cada vez que en un pleno la oposición se refiere a esta instalación la incomodidad del actual responsable de la institución provincial y primer edil de Almonacid, va unido por mucho que se empeñe en disociarlo, es más que evidente.

De momento, lo que sabemos del basurero es que cuenta con 16 celdas de vertido que albergan 21,5 millones de metros cúbicos de residuos industriales de 300 tipos distintos, 17 de ellos catalogados como LER. Su extensión es de 53 hectáreas, equivalente a más de 100 campos de fútbol, y a él llegan más de medio centenar de camiones diarios llenos de basura industrial.

Queda claro, pues, que, por el momento, la realidad en la que está sumida la provincia de Cuenca en el ámbito de la economía circular dista años luz de la que pretenden hacer llegar desde las instituciones a los ciudadanos en los discursos de sus gobernantes. Palabras, intenciones y retrasos. Superado el ecuador de la legislatura el beneficio verde no acaba de llegar y la basura se sigue acumulando.

Texto: AGA

Foto: Imagen del estado del Punto Limpio de San Lorenzo de la Parrilla

 
Cuenca, en los difíciles años 20 del siglo XVI, tras la Guerra de las Comunidades (VIII)

Cuenca, en los difíciles años 20 del siglo XVI, tras la Guerra de las Comunidades (VIII)

-Otrosí decimos que a la ciudad y tierra le están ocupados muchos términos y pastos, entre los cuales son: el marqués de Moya [...]

Al compás del chacachá, del chacachá del tren

Al compás del chacachá, del chacachá del tren

Si ha leído usted el título de mi columna, no hace falta que le pida que ponga la canción a la que hago referencia, porque ya la [...]

Nos han copiado, San Nicolás era de Almonacid

Nos han copiado, San Nicolás era de Almonacid

En un lugar de la baja Austria de cuyo nombre si puedo y quiero acordarme, corría el mes de diciembre del año 2004, cuando una pareja daba [...]

Ahora, y además, sin oficina bancaria en los pueblos

Ahora, y además, sin oficina bancaria en los pueblos

A mediados del siglo pasado, cuando el ahorro era sinónimo de previsión y garantía de afrontar el futuro, tanto para planes positivos [...]

El Crimen de Cuenca o cómo matar un tren

El Crimen de Cuenca o cómo matar un tren

Hace ya muchos años que unos hechos luctuosos pusieron, tristemente, a nuestra provincia en el candelero a nivel nacional. Entonces ellos hicieron [...]

Cuenca y Villar del Humo: Patrimonio de la Humanidad

Cuenca y Villar del Humo: Patrimonio de la Humanidad

La respuesta internacional más grande de la historia ocurrió hace más de 60 años cuando la Unesco hizo un  llamamiento [...]

Quienes somos:

  • Dirección y coordinación Alicia García Alhambra
  • Redes Sociales y Contenido Audiovisual: José Manuel Salas
  • Colaboradores: Pepe Monreal, Jesús Neira, Enrique Escandón, Martín Muelas, Fernando J. Cabañas, Cayetano Solana, Manuel Amores, Fabián Beltrán, Antonio Gómez, Julián Recuenco, María Lago, Carmen María Dimas, Amparo Ruiz Luján, Alejandro Pernías Ábalos, Javier López Salmerón, Cristina Guijarro, Ángel Huélamo, Javier Rupérez Rubio, Silvia Valmaña, María Jesús Cañamares, Juan Carlos Álvarez, Grisele Parera, José María Rodríguez, Miguel Antonio Olivares, Vicente Pérez Hontecillas.
  • Consejo editorial: Francisco Javier Pulido, Carlota Méndez, José Manuel Salas, Daniel Pérez Osma, Paloma García, Justo Carrasco, Francisco Javier Doménech, José Luis Muñoz, José Fernando Peñalver.

Síguenos: