La Opinión de Cuenca

Magazine semanal de análisis y opinión

De eslóganes, Fitur y el Plamit

Actualidad


Una frase, un buen lema o un excelente eslogan puede, por sí solo, vender un servicio, un concepto o un producto determinado a las mil maravillas. Si el enunciado es breve, apropiado y logra quedarse en la memoria colectiva de quienes le prestan atención se logrará una de las máximas de la publicidad: vender aquello que es excelente, que tenga sello propio y que sea reconocido por la sociedad.

¿Quién no recuerda aquellos eslóganes publicitarios de productos de consumo que se quedaron para siempre en nuestras memorias? ‘Busque, compare y si encuentra algo mejor… ¡Cómprelo!’; ‘El algodón no engaña’; ‘Tómate un respiro, tómate un kit-kat’; o el anuncio de una bebida tropical que decía, con tono caribeño, aquello de ‘Me estáis estresando…’.

Una simple frase acertada, construida a conciencia por un equipo de marketing publicitario, es capaz de cambiar los hábitos de consumo de la sociedad, o al menos que en la mente colectiva quede patente que el lema o palabra escogida es sinónimo del sitio que representa. Por ponerles unos ejemplos. Soria tiene desde hace años su lema propio que engrandece sus excelentes alimentos: ‘Soria Natural’; Galicia exhibe con orgullo su ‘Galicia Calidade’; o Castilla y León, que con su sello ‘Tierra de Sabor’ está presente en innumerables mercados. ¿Qué me dice de Asturias? Seguro que le viene a la cabeza ‘Paraíso Natural’.

Con la mente puesta en ese escaparate nacional del turismo que se celebra esta semana en el pabellón Ifema de Madrid, como es Fitur, Cuenca no ofrece una imagen colectiva, un eslogan o lema que sume turismo y gastronomía. Sean más o menos apropiados ‘Donde nacen los sabores’, de la Asociación de Productores Agroalimentarios de la Provincia de Cuenca, o ‘Saborea Cuenca', de la Diputación Provincial, la provincia necesita una campaña integral que dignifique todo lo bueno que hay, que se fabrica y que se ofrece al exterior. Reconozco que el lema ‘Cuenca, kilómetros de calma’ fue acertado, pero ¿en qué se quedaron los miles de euros que se gastaron en promoción? ¿Hubo un cambio de tendencia? De los resultados no tenemos ni idea.

Con todos mis respetos, pero me temo que en la memoria colectiva el lema que se le otorga a Cuenca no solo es hiriente, sino que nos deja en muy mal lugar. Ya de pequeño me resultaba estridente cuando decías que eras conquense y la primera respuesta era aquello del supuesto crimen, que como bien saben no fue tal. Años más tarde se nos conocía por la tan mal nombrada procesión etílica de la Semana Santa y que, sea dicho, nos colocaba por una madrugada como la ciudad de una república bananera en la que todo valía por unas horas. 

Llegaron luego las retransmisiones deportivas y aquel ‘La mandó a Cuenca’ que, les confieso, ya me punzaba el alma en lo más profundo. ¿Qué era Cuenca? ¿El fin del mundo?

Y por último, me chirría hasta el infinito aquello de: ‘Te voy a poner mirando a…’. Qué quiere que les diga, ¿qué ahora mismo es el eslogan por el que se nos conoce? 

¿Dónde quedó aquella pegatina que muchos conquenses llegaron a colocar y por la que una vez se nos conoció? Sí, sí, aquel ‘Cuenca es Única’ rivalizó con la mejor imagen icónica de una ciudad eterna y única como la nuestra, la botella de resoli de las Casas Colgadas en el aparador de la salita de todo españolito de a pie. ¡Eso sí que fue una buena campaña de publicidad!

Volviendo a lo significativo de la Feria Internacional de Turismo y al mejor momento que tenemos para cambiar ese concepto de colocar a alguien mirando en postura poco ortodoxa hacia nuestra ciudad, como si se buscase La Meca, ¿qué se ha hecho por parte de las instituciones para promocionar nuestra querida Cuenca en los últimos tiempos?


A parte de los eslóganes, ¿desde hace cuánto no se articula una campaña promocional turística para atraer a visitantes? Si la empresa portorriqueña que pretende construir un parque temático de naturaleza comenzará a diseñar su proyecto en breve, ¿a qué se espera para desarrollar un plan integral turístico en torno a ello? Si Cuenca ha sido la elegida como Capital Gastronómica de 2023, ¿por qué la Junta de Comunidades apostará en Fitur por el cine y el turismo de interior? 

Señores responsables, ¿tienen un plan para la capitalidad gastronómica? ¿Qué medidas van a aplicar de una vez por todas para tratar de superar la barrera de 1,8 días de estancia media en nuestra ciudad? ¿Por qué nos hemos olvidado de Segóbriga, Valeria, Ercávica o Noheda como uno de los múltiples ejes vertebradores del turismo en nuestra provincia? Demasiadas preguntas.

No recuerdo cuál fue la última buena campaña de promoción, pero ya les digo yo que no fue aquella del lazo y las Casas Colgadas. Lo único integral que recuerdo fue el Plan de Mejora de Infraestructuras Turísticas (Plamit) que articuló la Diputación Provincial, bajo el mandato de Benjamín Prieto, y que rescató e impulsó cerca de 40 actuaciones. Lástima que hayan pasado los años y las luces de aquel plan que se proyectó desde 2011 (La Iglesia de Atienza de Huete, minas de lapis specularis, muralla de Cañete, Iglesia de la Trinidad de Moya, convento de la Santa Cruz de Villaescusa de Haro, etc) se hayan ido apagando poco a poco. La página web ya no funciona y, lo que es peor, algunas infraestructuras no han sido mantenidas en años y podrían perderse en los próximos. Ejemplo, el Paisaje Ilustrado de Valdemeca. 

De poco valdrán los eslóganes, las posibles promesas de cientos y cientos de empleos, si se deja de invertir y preservar lo mejor que tenemos los conquenses, nuestras raíces y nuestra historia. Puede que aún estemos a tiempo de cambiar ese concepto negativo y ese feo eslogan del que les hablé, ¿o ya es demasiado tarde? Veremos.  

Texto: José Julián Villalbilla


Miguel de Molina y López (y II)

Miguel de Molina y López (y II)

El 1 de agosto le era comunicada la sentencia a Miguel de Molina a través del escribano Juan González Truxeque, y el día 3 sería [...]

¿Sabrá Dolz la diferencia que hay entre oír y escuchar?

¿Sabrá Dolz la diferencia que hay entre oír y escuchar?

Decir que el idioma español es, sino el más, uno de los más ricos en léxico, es algo que no aporta ninguna novedad, porque [...]

1953, del nuevo Cine Teatro Xúcar al ovni de Villares del Saz

1953, del nuevo Cine Teatro Xúcar al ovni de Villares del Saz

El calendario viene salpicado cada año por una serie de efemérides que recuerdan a la ciudadanía que en una fecha concreta ocurrió [...]

Ladran, luego cabalgamos

Ladran, luego cabalgamos

Cuando alguien aprecia a su Universidad, la cuestiona para mejorarla. Estará usted de acuerdo conmigo en que la crítica, siendo con cariño [...]

Despoblación: Cuenca continua perdiendo habitantes

Despoblación: Cuenca continua perdiendo habitantes

A estas alturas, no hace falta recurrir a ningún dato oficial para que confirme un hecho más que palpable. Ni la Ley de Medidas contra la [...]

La huida del Albergue de Animales de la capital

La huida del Albergue de Animales de la capital

En noviembre del pasado año 2021 dedicábamos un extenso reportaje al Albergue de Animales, gestionado por la Diputación Provincial. [...]

Quienes somos:

  • Dirección y coordinación Alicia García Alhambra
  • Redes Sociales y Contenido Audiovisual: José Manuel Salas
  • Colaboradores: Pepe Monreal, Jesús Neira, Enrique Escandón, Martín Muelas, Cayetano Solana, Manuel Amores, Antonio Gómez, Julián Recuenco, Ana Martínez, Carmen María Dimas, Amparo Ruiz Luján, Alejandro Pernías Ábalos, Javier López Salmerón, Cristina Guijarro, Ángel Huélamo, Javier Rupérez Rubio, María Jesús Cañamares, Juan Carlos Álvarez, Grisele Parera, José María Rodríguez, Miguel Antonio Olivares, Vicente Pérez Hontecillas, Javier Cuesta Nuin, Vicente Caja, Jesús Fuero, José María Rodríguez, Catalina Poveda, José Julián Villalbilla, Mario Cava.
  • Consejo editorial: Francisco Javier Pulido, Carlota Méndez, José Manuel Salas, Daniel Pérez Osma, Paloma García, Justo Carrasco, Francisco Javier Doménech, José Luis Muñoz, José Fernando Peñalver.

Síguenos: