La Opinión de Cuenca

Magazine semanal de análisis y opinión

Declaraciones BIC, sólo palabras

Actualidad


Intenciones y hechos como el de la Asociación de Amigos del Telégrafo de España son dignos de gratitud. Cuenca ha acogido a este grupo de altruistas que defienden la valía de este particular patrimonio industrial que se han desplazado hasta la provincia para celebrar la declaración, en 2020, como Bien de Interés Cultural (BIC) de estas construcciones que en Cuenca proliferan generosamente a lo largo y ancho del territorio. Hasta aquí, todo perfecto. Sólo agradecimiento a los miembros de este grupo por pasar unos días en nuestra tierra conociendo y reconociendo su numerosa y extensa riqueza cultural. 

Las torres de telégrafo están a punto de cumplir dos años como patrimonio protegido. ¿Cuánto dinero ha destinado la Junta de Comunidades a su recuperación? ¿Alguien ha podido ser testigo, en todo este tiempo, de alguna obra de mejora en ellas? ¿Para qué ha servido, en la práctica entonces, su declaración como bienes de interés cultural? No solo no han visto un euro, sino que el actual presidente socialista de la Diputación Provincial, Chana, nada más tomar posesión de su cargo en 2019, anulaba 120.000 euros que la institución tenía ya presupuestados para esta finalidad. Coherencia pura, sin duda. 

Nuestra compañera de La Opinión de Cuenca, Ana Martínez, redactaba ya en julio del año pasado en este mismo medio, un artículo en el que evaluaba la inacción de la Junta al respecto y vaticinaba las pocas intenciones que, de cara al futuro, contemplaba esta institución entre otras para pasar a la acción en lo que a conservación de este particular patrimonio se refiere. 
Dentro de este Patrimonio Histórico Industrial, es destacable el de las Telecomunicaciones, y más concretamente el de la TELEGRAFÍA ÓPTICA Y SUS TORRES. Cuenca, por su posición estratégica dentro de la península, es la provincia de España en la que se instalaron más torres y, aún a pesar de la desaparición física de muchas y de la ruina de otras, conserva, a día de hoy, el mejor conjunto de torres de telegrafía óptica civil del país, que formaban parte de la línea Madrid-La Junquera y del ramal de la capital conquense, “un patrimonio singular con un valor histórico y paisajístico indudable”. Está formado por 16 torres que se encuentran ubicadas en Belinchón, Tarancón, Almendros, Saelices, Montalbo, Villares del Saz, Olivares, Valverde de Júcar, Olmedilla de Alarcón, Motilla del Palancar, Iniesta, Graja de Iniesta, Cuenca (2) Villanueva de los Escuderos, Abia de la Obispalía, Torrejoncillo del Rey (2), Campos del Paraíso y Uclés, relataba Ana Martínez.
En Abril de 2019, aún sin haber sido concedida todavía la declaración BIC, y viendo la necesidad inminente de recuperar este bien, la Diputación de Cuenca, presidida en ese momento por Benjamín Prieto, junto con el Colegio de Arquitectos de Castilla-La Mancha, y como resultado del marco de colaboración que mantienen en torno al patrimonio de la provincia, preparan un concurso para el proyecto de rehabilitación de la Torre de la Mendoza y su entorno, ubicada en el Cerro de El Terminillo, junto al futuro hospital de Cuenca y a la circunvalación de la CM-220, rehabilitación  que contemplaba tanto la recuperación física de la torre como la musealización de la misma. La recuperación de esta torre, así como la de las demás, suponía también una puesta en valor de las rutas de senderismo y del paisaje conquense. Posteriormente, en el pleno de junio de este mismo año, se aprueba destinar 40.000€ del remanente del ejercicio 2018, como parte de un paquete total de inversiones, para recuperar la torre de Naharros en el término de Horcajada de la Torre, en colaboración con la demarcación de Cuenca del Colegio de Arquitectos de Castilla-La Mancha. En el primer pleno ordinario de la nueva corporación de la Diputación de agosto del 2019, y siendo ya presidente el señor Martínez Chana, es revocado este paquete de inversiones para la provincia, lo que conlleva la paralización y abandono de todos estos proyectos, continuaba en su artículo nuestra compañera, recordamos, en julio del año pasado.

Todo sigue igual, como la célebre canción. Y lo peor de todo es que el futuro inmediato se presenta bastante oscuro en este sentido. A buen seguro que podríamos seguir reproduciendo estos textos en los próximos meses porque nada cambiará. Ojalá nos equivoquemos… o que haya cambios.

Texto: Ana Martínez/AGA

Foto: Torre del Telégrafo (Justo Carrasco)

 
Notas relativas a la Guerra de la Independencia en Cuenca y provincia (III)

Notas relativas a la Guerra de la Independencia en Cuenca y provincia (III)

Batalla de Talavera, en la que participó Bassecourt, el 28 de julio de 1809 El 22 de junio, el comandante general de Cuenca Luis Alejandro Bassecourt [...]

De aquellos polvos estos lodos

De aquellos polvos estos lodos

Suele suceder que, cuando detectamos un problema, como sucede con los incendios forestales, este nos muestra lo que se suele decir la punta del iceberg, [...]

El diamante de la alimentación

El diamante de la alimentación

Si hay un producto que forma parte de nuestra vida es sin duda alguna el ajo y está, como dicen por ahí, hasta en la sopa. Sus magníficas [...]

Adiós, otra vez, a los multicines

Adiós, otra vez, a los multicines

Cuando unas salas de cine cierran, la primera y básica razón que se le ocurre a cualquiera es que no son rentables. Mucho ha cambiado la [...]

Pintar para disimular

Pintar para disimular

Lo del arreglo de carreteras en la provincia de Cuenca parece que va a consolidarse como una de las asignaturas pendientes de los distintos gobiernos [...]

'Mangana', faro de historia. El Seminario Conciliar de San Julián

Es mucho lo que se ha escrito sobre esta insignia histórica, bien y mal, atinado y desacertado pero hay que reconocer que Mangana ha representado [...]

Quienes somos:

  • Dirección y coordinación Alicia García Alhambra
  • Redes Sociales y Contenido Audiovisual: José Manuel Salas
  • Colaboradores: Pepe Monreal, Jesús Neira, Enrique Escandón, Martín Muelas, Fernando J. Cabañas, Cayetano Solana, Manuel Amores, Fabián Beltrán, Antonio Gómez, Julián Recuenco, María Lago, Ana Martínez Carmen María Dimas, Amparo Ruiz Luján, Alejandro Pernías Ábalos, Javier López Salmerón, Cristina Guijarro, Ángel Huélamo, Javier Rupérez Rubio, Silvia Valmaña, María Jesús Cañamares, Juan Carlos Álvarez, Grisele Parera, José María Rodríguez, Miguel Antonio Olivares, Vicente Pérez Hontecillas, Javier Cuesta Nuin.
  • Consejo editorial: Francisco Javier Pulido, Carlota Méndez, José Manuel Salas, Daniel Pérez Osma, Paloma García, Justo Carrasco, Francisco Javier Doménech, José Luis Muñoz, José Fernando Peñalver.

Síguenos: