La Opinión de Cuenca

Magazine semanal de análisis y opinión

El alma

Opinión


La vida está llena de enigmas, y muchos de ellos han quedado sin resolver, aunque, al igual que los secretos no se cuentan...de forma semejante y tal vez, sea mejor que algunos enigmas no se desvelen. Sin embargo, la duda y las preguntas siempre deben estar en nuestro existir, mayormente alimentan nuestro crecimiento, las necesitamos para que nos guíen en nuestro caminar, asimismo la lucidez de ciertas respuestas, nos ayuda a interpretar señales para encontrar nuestro destino, o simplemente nos abren una puerta para que podamos ver - como nuestra alma brilla -. Si un largo camino, se inicia con un paso breve, tomemos ese paso y hagámonos la siguiente pregunta, ¿qué es el alma?

Para Sócrates el alma, es el yo consciente, es decir la conciencia y la personalidad intelectual y moral del individuo. Es una combinación de la inteligencia y el carácter de un individuo. Es lo más valioso que poseemos, es la única cosa que merece ser salvada y sólo existe un camino para hacerlo: “adquirir conocimiento”. La considera espiritual e inmortal, tras la muerte, ésta abandona el cuerpo y emigra a un más allá. En este sentido, Platón nos señala que hay almas más sabias y menos sabias, por lo que es evidente que unas nos conducen mejor que otras, en nuestra trayectoria; también nos indica que la prioridad es el alma y no el cuerpo. Pero ello no significa, maltratar al cuerpo, sino como dice Jaeger:” el cuidado del alma no se traduce en el descuido del cuerpo, sino en el dominio de la primera sobre el segundo”.

De acuerdo con estas teorías, el alma define lo que somos, define nuestra esencia, nuestra individualidad, nuestra forma de ser. Nuestra alma, es la expresión de nuestra energía o cómo dice Aristóteles es nuestra fuerza vital, está arraigada a nuestro cuerpo, es parte de la naturaleza humana, todo lo que tiene vida tiene alma, todo aquello que respira tiene alma, nuestro cuerpo y alma forman una sola entidad, no hay alma sin cuerpo, ya que ésta es cuerpo en movimiento y por ello cuando el cuerpo muere, el alma también lo hace. Henri Bergson confirma que tener alma, significa vivir en profundidad, no pasar de pintillas por la vida; Kierkegaard sentenció, que quien no tiene alma, vive en el sótano de su propio edificio.
 
Igualmente, la ciencia nos ha mostrado estudios respecto al alma, Thomas Will (padre de la neurología) confirmó que el cerebro era la sede del alma. Descartes, también afirma que el alma se encuentra en la glándula pineal de nuestro cerebro, y rechaza la idea de unión, entre alma y cuerpo. Actualmente, Stuart Hamerof, uno de los mayores expertos en anestesia del mundo y su colega y eminente físico de Oxford Roger Penrose, han realizado unos sorprendentes descubrimientos respecto a unos elementos de las neuronas, llamados microtúbulos, que serían el nexo de unión entre nuestra alma y cerebro “el alma existe y nunca muere”.

Es un misterio acertar con total rotundidad, qué es el alma, somos frágiles e indefensos ante esta duda (hacía dónde va nuestra alma después del ocaso del cuerpo), cada pensador tiene su creencia y por lo tanto su argumento. No obstante, y bajo ningún concepto, el ser humano no puede dejar de lado, esta cuestión, de la misma manera, que una rosa se defiende con sus espinas de sus agresores, nosotros debemos seguir nutriéndonos de aquello que sí tenemos: “ilusión y esperanza” para salvaguardar nuestro mayor tesoro “nuestra alma”.

Texto: Catalina Tevar Poveda

Sección: Reflexiones

Notas relativas a la Guerra de la Independencia en Cuenca y provincia (III)

Notas relativas a la Guerra de la Independencia en Cuenca y provincia (III)

Batalla de Talavera, en la que participó Bassecourt, el 28 de julio de 1809 El 22 de junio, el comandante general de Cuenca Luis Alejandro Bassecourt [...]

De aquellos polvos estos lodos

De aquellos polvos estos lodos

Suele suceder que, cuando detectamos un problema, como sucede con los incendios forestales, este nos muestra lo que se suele decir la punta del iceberg, [...]

El diamante de la alimentación

El diamante de la alimentación

Si hay un producto que forma parte de nuestra vida es sin duda alguna el ajo y está, como dicen por ahí, hasta en la sopa. Sus magníficas [...]

Adiós, otra vez, a los multicines

Adiós, otra vez, a los multicines

Cuando unas salas de cine cierran, la primera y básica razón que se le ocurre a cualquiera es que no son rentables. Mucho ha cambiado la [...]

Pintar para disimular

Pintar para disimular

Lo del arreglo de carreteras en la provincia de Cuenca parece que va a consolidarse como una de las asignaturas pendientes de los distintos gobiernos [...]

'Mangana', faro de historia. El Seminario Conciliar de San Julián

Es mucho lo que se ha escrito sobre esta insignia histórica, bien y mal, atinado y desacertado pero hay que reconocer que Mangana ha representado [...]

Quienes somos:

  • Dirección y coordinación Alicia García Alhambra
  • Redes Sociales y Contenido Audiovisual: José Manuel Salas
  • Colaboradores: Pepe Monreal, Jesús Neira, Enrique Escandón, Martín Muelas, Fernando J. Cabañas, Cayetano Solana, Manuel Amores, Fabián Beltrán, Antonio Gómez, Julián Recuenco, María Lago, Ana Martínez Carmen María Dimas, Amparo Ruiz Luján, Alejandro Pernías Ábalos, Javier López Salmerón, Cristina Guijarro, Ángel Huélamo, Javier Rupérez Rubio, Silvia Valmaña, María Jesús Cañamares, Juan Carlos Álvarez, Grisele Parera, José María Rodríguez, Miguel Antonio Olivares, Vicente Pérez Hontecillas, Javier Cuesta Nuin.
  • Consejo editorial: Francisco Javier Pulido, Carlota Méndez, José Manuel Salas, Daniel Pérez Osma, Paloma García, Justo Carrasco, Francisco Javier Doménech, José Luis Muñoz, José Fernando Peñalver.

Síguenos: