La Opinión de Cuenca

Magazine semanal de análisis y opinión

El tabaco perjudica tu salud... y la de todos

Opinión


El pasado martes 31 de mayo, además del día de Castilla La Mancha, se ha celebrado el día mundial sin tabaco. Una epidemia voluntaria responsable directa de la muerte de 8 millones de personas al año. Este año la OMS ha elegido el lema Envenena nuestro planeta, indicativo de que además de al fumador y al fumador pasivo, el perjuicio del tabaco es para todos.

Un dato para empezar: Para fabricar 300 cigarrillos necesitamos 8 árboles. 

Tradicionalmente hemos hablado dos grandes perjudicados por el tabaco: El propio fumador, y el fumador pasivo, aquel que sufre el humo de los fumadores de su entorno. Pero el daño va mucho más allá por la gravedad de los efectos medioambientales que tiene, desde que se planta hasta que un cigarrillo se consume entre los dedos de un fumador, y se deposita en cualquier cenicero-en el mejor de los casos- o en cualquier otro lugar de nuestro planeta.

Todo el ciclo de vida, el cultivo, la fabricación, la distribución, el consumo y la eliminación de los productos de tabaco contribuye en gran medida a la degradación de nuestro medio ambiente, perjudicando en gran medida la salud de las personas, fumadores o no. Todo nuestro ecosistema, el agua, el aire, el suelo, el campo, las playas y las calles de ciudades y pueblos, los parques y una larga lista de lugares se encuentran contaminados con sustancias químicas, desechos tóxicos, colillas que contienen microplásticos e incluso los desechos de los cigarrillos electrónicos. Un total de siete mil sustancias tóxicas que además de estar en todos los sitios ya indicados, impregnan muchos de los objetos cotidianos de uso habitual para nosotros.

Este año la OMS ha querido hacer hincapié en este aspecto, teniendo en cuenta los efectos nocivos a nuestro planeta. Para ello nos ofrece una serie de datos vinculados a la producción de la industria del tabaco que seguramente no conocíamos: 600 millones de árboles cortados al año con la desaparición anual de entre 3,5 y 4,3 millones de hectáreas de bosques. 22.000 millones de litros de agua utilizados además de la contaminación de ríos y reservorios por la filtración de productos tóxicos y contaminantes. Más de 340 millones de kilos de residuos generados. Además, se produce la emisión de 84 millones de toneladas métricas de CO2 con la consiguiente influencia en factores como el efecto invernadero. Esta emisión es equivalente a la que generan diez mil vehículos. Para concluir los efectos de la fabricación, el cultivo de tabaco perjudica en gran manera el rendimiento agrícola ya que empobrece en gran medida la calidad del suelo.

Hablando del consumo, además de los efectos nocivos al fumador y a su entorno, tenemos que tener en cuenta que el humo del tabaco y las sustancias químicas que contienen generan un residuo que impregna no solo el aire sino las superficies cercanas. A nadie nos extraña ver en la casa de fumadores habituales muchos elementos de la casa con un color amarillento. O simplemente los dedos de la mano con la que de forma habitual se sujeta el cigarrillo.
Terminando con el ciclo de vida del tabaco, una vez consumido, tenemos el problema de las colillas. En la fabricación de estas, se utiliza acetato de celulosa, plástico vegetal que tarda más de veinticinco años en degradarse. Y este volumen, unido al comportamiento poco cívico, hace que 4,5 billones de filtros de cigarrillos contaminen cada año nuestros océanos, ríos, calles, parques, suelos, playas, piscinas y en general nuestro ecosistema. Como dato, es la segunda causa de contaminación por plásticos del planeta.

Como siempre, las mayores consecuencias de este impacto ambiental las sufren los más vulnerables, ya que la mayor producción de tabaco, más del 90%, se realiza en países en desarrollo. El estado de necesidad económica inmediata, hace que muchos agricultores se decanten por este cultivo que a largo plazo genera pobreza.

Por tanto, para ir cerrando, no solo el fumador y su entorno sufre las consecuencias del tabaco. La contaminación industrial y la deforestación que provoca, las sustancias que se emiten a la atmosfera y los residuos finales una vez consumidos los cigarrillos comunes, tabaco sin humo o cigarrillos electrónicos son causa importante de una elevada contaminación de nuestro ecosistema que de ninguna forma viene compensado por los altos impuestos que se pagan por el consumidor en cada cajetilla que se compra o por la propia industria. Un daño irreparable que solo podemos solucionar dejando de fumar. Hoy en día hay excelentes profesionales, por ejemplo, en las farmacias que nos pueden ayudar a dejar este hábito que tiene un alto coste en salud, y cuartos.

Texto: Ángel Huélamo

Sección: Salud y bienestar

 
Notas relativas a la Guerra de la Independencia en Cuenca y provincia (III)

Notas relativas a la Guerra de la Independencia en Cuenca y provincia (III)

Batalla de Talavera, en la que participó Bassecourt, el 28 de julio de 1809 El 22 de junio, el comandante general de Cuenca Luis Alejandro Bassecourt [...]

De aquellos polvos estos lodos

De aquellos polvos estos lodos

Suele suceder que, cuando detectamos un problema, como sucede con los incendios forestales, este nos muestra lo que se suele decir la punta del iceberg, [...]

El diamante de la alimentación

El diamante de la alimentación

Si hay un producto que forma parte de nuestra vida es sin duda alguna el ajo y está, como dicen por ahí, hasta en la sopa. Sus magníficas [...]

Adiós, otra vez, a los multicines

Adiós, otra vez, a los multicines

Cuando unas salas de cine cierran, la primera y básica razón que se le ocurre a cualquiera es que no son rentables. Mucho ha cambiado la [...]

Pintar para disimular

Pintar para disimular

Lo del arreglo de carreteras en la provincia de Cuenca parece que va a consolidarse como una de las asignaturas pendientes de los distintos gobiernos [...]

'Mangana', faro de historia. El Seminario Conciliar de San Julián

Es mucho lo que se ha escrito sobre esta insignia histórica, bien y mal, atinado y desacertado pero hay que reconocer que Mangana ha representado [...]

Quienes somos:

  • Dirección y coordinación Alicia García Alhambra
  • Redes Sociales y Contenido Audiovisual: José Manuel Salas
  • Colaboradores: Pepe Monreal, Jesús Neira, Enrique Escandón, Martín Muelas, Fernando J. Cabañas, Cayetano Solana, Manuel Amores, Fabián Beltrán, Antonio Gómez, Julián Recuenco, María Lago, Ana Martínez Carmen María Dimas, Amparo Ruiz Luján, Alejandro Pernías Ábalos, Javier López Salmerón, Cristina Guijarro, Ángel Huélamo, Javier Rupérez Rubio, Silvia Valmaña, María Jesús Cañamares, Juan Carlos Álvarez, Grisele Parera, José María Rodríguez, Miguel Antonio Olivares, Vicente Pérez Hontecillas, Javier Cuesta Nuin.
  • Consejo editorial: Francisco Javier Pulido, Carlota Méndez, José Manuel Salas, Daniel Pérez Osma, Paloma García, Justo Carrasco, Francisco Javier Doménech, José Luis Muñoz, José Fernando Peñalver.

Síguenos: