La Opinión de Cuenca

Magazine semanal de análisis y opinión

Empresas y despoblación, ¿Quién se queda a vivir en el pueblo sin trabajo?

Actualidad


El arraigo y la familia e incluso tener una casa en propiedad no son suficientes razones para poder permanecer en un municipio, para desarrollar en él un proyecto de vida. Las características que ofrece el entorno rural son cada vez más apreciadas sobre todo por, quienes hartos de las grandes ciudades, buscan dar un giro a sus vidas. También se encuentran aquellos otros que, tras su niñez y juventud en el pueblo, tienen que marcharse fuera o bien a estudiar o a buscar trabajo. A una parte de ellos les gustaría volver, aunque su retorno es complicado. Situaciones hay para todos los gustos, pero la mayoría se resuelven de la siguiente manera, quien abandona su localidad, rara vez regresa y, dadas las circunstancias actuales, sobre todo en la provincia de Cuenca, con una deficiente, tanto en horas como en infraestructuras, atención sanitaria, con escasez de residencias de mayores o con ausencia de transporte público, tren y autobuses para desplazarse el, en principio, atractivo mundo rural se deteriora cada vez más y su reclamo deja paso al sentido común y a la cruel realidad.

En medio de este panorama se encuentran los empresarios. Aquellos hombres y mujeres que, además de apostar por afincar sus negocios en nuestros pueblos, se arriesgan económicamente por sacarlos adelante y crear trabajo y riqueza para el territorio. Quienes abandonan, la mayoría muy a su pesar todo hay que decirlo, sus municipios, lo hacen maleta y esperanza en mano, por encontrar una vida mejor y por, algún día, volver. Pero en el caso de estos emprendedores, el riesgo de un fracaso puede suponer, además, su ruina. ¿Cuentan con las suficientes medidas y apoyos para seguir desarrollando su actividad? ¿Qué ventajas tiene para un empresario establecerse en el mundo rural? ¿Los actuales gobiernos incentivan y animan en este sentido?

Vayan por delante las excepcionales circunstancias que nos han condicionado estos dos últimos años, lo que ha repercutido en la tremenda crisis económica en la que nos encontramos en la actualidad. Que irá a peor, por cierto, y según los expertos. La deriva e inconsistencia del actual Gobierno de España no ayuda tampoco demasiado a generar un clima propicio a la inversión y al desarrollo de negocios, por la inseguridad que proyectan tanto sus guerras internas como los conflictos gratuitos en los que se enmarca con terceros países, generando problemas, en especial. a las empresas y sus exportaciones. Véase, por ejemplo, el paso de Argelia.

Área Escasamente Poblada

 Que la provincia de Cuenca es una zona poco poblada, y cada vez con menos habitantes, es una realidad que no se le puede escapar a nadie. Que las actuales administraciones, nacional, regional y provincial no han tomado hasta el momento ni una sola medida eficaz que frene esta tendencia, tampoco es discutible. Y que las promesas siguen apareciendo en discursos y comparecencias públicas, también está a la orden del día. Lo de cumplirlas es otro tema.

Esta semana, la Confederación de Empresarios de Cuenca, Ceoe-Cepyme, llevaba a cabo un acto simbólico en el que, a través de un manifiesto, pedían el apoyo de la sociedad conquense para que el Gobierno de Pedro Sánchez haga llegar las ayudas prometidas y consignadas para este sector a la provincia. Parece que la Asamblea General que se celebraba a finales de junio en la localidad de Tarancón no fue lo suficientemente productiva con las autoridades gubernamentales asistentes, sobre todo de la Junta de Comunidades, y la patronal ha tenido que pasar tibiamente a la acción, tomando la iniciativa, haciendo comprender, aunque sea con indirectas, a los mandatarios socialistas que a los actos hay que presentarse para algo más que los discursos de alabanza y el posterior aperitivo.

En el manifiesto redactado por Ceoe, se recuerda la delicada situación en la que se encuentra desde hace años, y en lo que a población se refiere, la provincia de Cuenca, junto a la de Soria y Teruel. Los números cuadran perfectamente en sostener esta afirmación, pero no las cuentas, es decir, las ayudas que ya deberían de haberse hecho efectivas, en este caso, destinadas a las empresas y provenientes del Gobierno Central. Costes de personal, los materiales, los servicios contratados, las comunicaciones, la energía, el mantenimiento, los alquileres y la administración, pero excluidos los gastos de amortización y los costes de financiación si se incluyeron en los costes subvencionables cuando se concedió la ayuda a la inversión regional”. Además, según el ámbito de aplicación de las ayudas de finalidad regional: “Las ayudas de finalidad regional destinadas a reducir los gastos corrientes de una empresa constituyen ayudas de funcionamiento. Las ayudas de funcionamiento solo pueden considerarse compatibles si puede demostrarse que son necesarias para el desarrollo de la zona, por ejemplo si tienen por objeto reducir determinadas dificultades específicas a las que se enfrentan las pymes en las zonas más desfavorecidas [artículo 107, apartado 3, letra a), del Tratado], si compensan los costes adicionales ocasionados por el ejercicio de una actividad económica en regiones ultraperiféricas, o si impiden o reducen la despoblación en zonas poco o muy poco pobladas”, explica el texto. Resumiendo, el ejecutivo se comprometió a poner en marcha ayudas para las empresas en la provincia de Cuenca, llevamos ya más de medio año de 2022 y en el sector aún no han visto un euro. Así de simple. Y de duro.

Somos de la firme convicción de que, de no implantarse, de inmediato, mejores y más eficaces políticas y medidas de lucha contra la despoblación, la situación socioeconómica de estos territorios jamás se revertirá, acrecentándose el desequilibrio entre el medio urbano y las zonas despobladas y sufriendo -tanto nuestro país como el conjunto de la Unión Europea-, la inexorable perdida de una parte fundamental de los valores sociales, culturales, económicos y ambientales asociados a estas áreas, explican.

En octubre de 2021, se presenta el proyecto de Presupuestos Generales del Estado para el 2022, donde se incluye la disposición adicional centésima décima quinta, que finalmente en el documento final, Ley 22/2021, se convierte en la disposición adicional centésima vigésima tercera (Ayudas a las provincias escasamente pobladas): “Dentro del marco establecido a nivel europeo para las ayudas estatales de finalidad regional, el Gobierno establecerá las vías para el máximo aprovechamiento de las posibilidades de ayuda existentes para las zonas con una densidad de población muy baja, en concreto aquellas con una densidad de población inferior a 12,5 habitantes por kilómetro cuadrado, así como velará por el desarrollo de planes de acción concretos que permitan contrarrestar en dichas zonas las dificultades demográficas”. Debido a lo explicado anteriormente, CEOE Cuenca, la Federación de Organizaciones Empresariales Sorianas y CEOE-CEPYME Teruel, en vista del retraso en la puesta en marcha de las mencionadas ayudas de funcionamiento por parte del Gobierno de España, han decidido solicitar el apoyo de la sociedad de Cuenca, de Soria y de Teruel para suscribir el presente Manifiesto. Por medio del cual, de forma unida y unánime, los abajo firmantes, en su calidad de colectivos representativos de ámbitos y sectores muy diferentes de la sociedad conquense, soriana y turolense, piden al Gobierno de España, que ponga en marcha de manera urgente las ayudas de funcionamiento en las provincias de Cuenca, Soria y Teruel, y en todo caso, antes del 31/12/2022 (fecha de vigencia de los Presupuestos Generales del Estado para el 2022). Asimismo, solicitan que dichas ayudas se hagan efectivas a todas las categorías de empresas recogidas en las Directrices sobre ayudas estatales de finalidad regional de la Comisión Europea de abril de 2021, y de la manera más beneficiosa para el conjunto del tejido empresarial de las tres provincias con el fin de que sirvan para garantizar la actividad económica en estas zonas, así como para estimular inversiones adicionales y contribuir al desarrollo regional y a la cohesión territorial, continua el manifiesto.

Demasiado generoso se antoja el texto dándole medio año más de plazo al Ejecutivo de Sánchez para que cumpla su promesa y al de Page para que se la haga cumplir, máxime cuando este último, viendo que se acerca mayo de 2023, ha girado en sus declaraciones públicas desmarcándose de su jefe de Moncloa. Por si acaso. Lo realmente duro de esta historia es que habrá empresas, y no pocas, que no lleguen a diciembre. Y el problema continuará agravándose.

Texto: AGA

Imagen: Una de las numerosas gasolineras cerradas y abandonadas en la provincia de Cuenca

 
Pícaros, embaucadores, hechiceros y nigromantes. Jerónimo de Liébana (VIII)

Pícaros, embaucadores, hechiceros y nigromantes. Jerónimo de Liébana (VIII)

Llegado el día jueves, nueve de diciembre, a lo que se quiere acordar, habiendo ayunado en la forma ordinaria éste y los demás, el [...]

El Oratorio del despacho de la Alcaldía. Ahora sí, ahora no

El Oratorio del despacho de la Alcaldía. Ahora sí, ahora no

Pequeñas joyas artísticas y patrimoniales las hay, ignoradas o escondidas, por nuestra ciudad y provincia. Una de ellas es, sin duda, el [...]

FIDA, medio siglo de exaltación del ajo de Las Pedroñeras

FIDA, medio siglo de exaltación del ajo de Las Pedroñeras

La Feria Internacional del Ajo de Las Pedroñeras (FIDA) es uno de los eventos más importantes que se celebra en verano en la provincia de [...]

La casa del Corregidor y Juan de Cervantes, abuelo de Miguel de Cervantes

La casa del Corregidor y Juan de Cervantes, abuelo de Miguel de Cervantes

Estos días ha sido noticia la Casa del Corregidor de Cuenca cuando RTVE en el programa “Los pilares del tiempo” visita Cuenca y pone [...]

Verano en la cocina del chef Raúl Contreras

Verano en la cocina del chef Raúl Contreras

Nos despedimos hasta septiembre. Por delante quedan dos meses en los que según los vaticinadores climatológicos, el calor va a ser uno de [...]

Sin hospital, sin autovías, sin parque tecnológico y sin tren

Sin hospital, sin autovías, sin parque tecnológico y sin tren

Nada de nada. Quien eche la vista atrás, a hace cuatro años, y se pare a reflexionar tan solo unos segundos, que son más que suficientes, [...]

Quienes somos:

  • Dirección y coordinación Alicia García Alhambra
  • Redes Sociales y Contenido Audiovisual: José Manuel Salas
  • Colaboradores: Pepe Monreal, Jesús Neira, Enrique Escandón, Martín Muelas, Cayetano Solana, Manuel Amores, Antonio Gómez, Julián Recuenco, Ana Martínez, Carmen María Dimas, Amparo Ruiz Luján, Alejandro Pernías Ábalos, Javier López Salmerón, Cristina Guijarro, Ángel Huélamo, Javier Rupérez Rubio, María Jesús Cañamares, Juan Carlos Álvarez, Grisele Parera, José María Rodríguez, Miguel Antonio Olivares, Vicente Pérez Hontecillas, Javier Cuesta Nuin, Vicente Caja, Jesús Fuero, José María Rodríguez, Catalina Poveda, José Julián Villalbilla, Mario Cava.
  • Consejo editorial: Francisco Javier Pulido, Carlota Méndez, José Manuel Salas, Daniel Pérez Osma, Paloma García, Justo Carrasco, Francisco Javier Doménech, José Luis Muñoz, José Fernando Peñalver.

Síguenos: