La Opinión de Cuenca

Magazine semanal de análisis y opinión

Es el momento de actuar con respecto a la Autovía Cuenca-Teruel

Actualidad


En la última década del siglo anterior, la autovía Cuenca-Teruel figuraba en los Planes Estatales de Infraestructuras del Transporte . Esa inclusión era obvia.  Basta ver un mapa de España para detectar la bondad de esa infraestructura, por sí misma positiva y más si se prolonga hasta Cataluña con la actual N-420, ya que generaría un corredor intermedio entre el corredor del mediterráneo y la radial Madrid-Barcelona, descargando tramos en estados de saturación y captando el tráfico desde Cataluña hasta más allá de Navarra y País Vasco. También se puede ver que, en medio de un desierto demográfico y de infraestructuras importantes, tendría también efectos económicos y territoriales positivos a nivel regional y provincial, mejorando las condiciones de la zona más extensa de España con parámetros socioeconómicos desfavorecidos.

En el año 2001 se inició el estudio de esa infraestructura previo a su ejecución. En el año 2003, el Ministerio de Fomento, promotor legal de la actuación, “aprobó provisionalmente” el estudio realizado; acto de trámite no definitivo ya que posteriormente hay que someterlo a “información pública” y el Órgano Ambiental Estatal debe hacer su declaración de impacto ambiental (DIA). Llegamos al 2008, momento histórico para esta infraestructura, que también lo será de la historia del comportamiento administrativo de la España democrática: una DIA negativa para esa infraestructura, conteniendo afirmaciones desproporcionadas, incoherentes, dudosas o falsas, procedentes en buena parte de las Comunidades Autónomas valenciana y de la castellanomanchega, olvidándose de su papel constitucional en la instrucción de ese expediente. Una DIA disparatada que fue aceptada por el Promotor de la Infraestructura (Ministerio de Fomento) poniendo fin a aquel estudio informativo y curándose en salud con un nuevo estudio, para estudiar todavía más y por más tiempo ese medio ambiente y olvidándose también de su papel que la Sentencia del Tribunal Constitucional 13/1998 marca claramente: "El contenido de los informes de las CCAAs deben ser ponderados expresamente por la autoridad estatal a quien corresponda formular la DIA y por el órgano autorizante del proyecto" que es el Ministerio de Fomento que puso fin a esa actuación. 

 Pasaron los años. Llegó aquella moción de censura contra Rajoy que prosperó y llegó Pedro Sánchez. El voto de Teruel Existe para la investidura de Pedro Sánchez contenía la promesa por parte del nuevo ejecutivo del impulso decidido a esa infraestructura. Tres años después, la actual Ministra de Transportes contestó en el Congreso a Teruel Existe a la pregunta de ¿para cuándo lo de la autovía Cuenca-Teruel? La respuesta, en parte, vino a ser que estaban estudiando "mucho" el medio ambiente, coordinados, cómo no, con el Ministerio de Transición Ecológica y que iban a hacer una aprobación provisional del mismo, lo que conlleva la realización de consulta a la ciudadanía sobre esa infraestructura (trámite de información pública) previa a la nueva Declaración de Impacto Ambiental que, de ser positiva, debería dar lugar a la aprobación definitiva de la actuación.  Pues bien, efectivamente, en esto no ha faltado a su palabra, estamos en estos momentos en el trámite de información pública sobre esa actuación.

En la documentación que han sacado a la luz sobre la actuación se indica, esencialmente, que hay dos posibilidades de conectar Cuenca con Teruel: con una carretera convencional o con una autovía. Pero resulta que si se hace una autovía la opción elegida es, precisamente, el mismo corredor por el que discurría la autovía en el estudio que tuvo la DIA negativa en el 2008. Pero este corredor elegido para la autovía presenta una nueva trampa para eludir la aprobación de esa infraestructura: el artículo 39.4-c) de la Ley 21/2013 de Evaluación Ambiental que supone "inadmisión" de esa actuación cuando ya existe una DIA previa negativa, como es este caso. Así la autovía Cuenca-Teruel tendría un nuevo NO del Órgano Ambiental.

¿Se puede hacer algo para intentar remediar esta situación? La respuesta es SÍ. De momento, participar en esta información pública. Participar, a título individual o a través de asociaciones o colectivos en esta información pública diciéndole al promotor (Ministerio de Transportes) que estos territorios necesitan esa autovía y no otra cosa, que esa autovía es necesaria para Cuenca, Teruel y toda España, que se rectifique lo realizado en el año 2008 porque aquella DIA del 2008 era falaz, que no se pierda más tiempo y dinero en palabrería, que tengan en cuenta los principios de eficiencia-eficacia-economía en la actividad administrativa, que esa rectificación la pueden hacer fácil y legalmente en menos de un mes a través de la figura legal de la Revisión Extraordinaria de Actos Administrativos. 

(Nota: el plazo para la presentación de alegaciones en el Ministerio de Transportes es hasta el día 9 de mayo; la presentación se puede hacer electrónicamente si se tiene firma electrónica; la presentación de la documentación en papel con firma manuscrita se puede hacer en la Subdelegación del Gobierno o en cualquier oficina de las administraciones públicas)

Una contraposición a lo que hubiese sido la Autovía Cuenca-Teruel fue la Autovía de Leizarán, ya construida.  El trazado inicial de esa autovía aprovechaba el valle de Leizarán; a ese trazado se opuso ETA arguyendo problemas ambientales. ETA impuso su trazado tras varios actos terroristas, paradójicamente con peores condiciones ambientales, funcionales (altas pendientes, nevadas, inseguridad,...) y económicas (el Km. más caro de autovía en la historia de España. El trazado propuesto para la autovía Cuenca-Teruel aprovechaba en gran parte el corredor actual y su impacto ambiental, realmente, era mínimo. Los políticos que no querían que se hiciese tal infraestructura, arguyeron, como ETA, motivos ambientales para no ejecutarla. Nos podemos preguntar qué diferencias hay en la historia de estas dos autovías: una es que entre Cuenca y Teruel no ha habido, afortunadamente, una asociación como ETA, otra es que esta tierra no se puede permitir el capricho de imponer un trazado, por último nos encontramos con que esa infraestructura estaría asentada en un territorio pobre y despoblado que no da votos.

Texto: Plataforma Cívica por Cuenca


Pícaros, embaucadores, hechiceros y nigromantes. Jerónimo de Liébana (VIII)

Pícaros, embaucadores, hechiceros y nigromantes. Jerónimo de Liébana (VIII)

Llegado el día jueves, nueve de diciembre, a lo que se quiere acordar, habiendo ayunado en la forma ordinaria éste y los demás, el [...]

El Oratorio del despacho de la Alcaldía. Ahora sí, ahora no

El Oratorio del despacho de la Alcaldía. Ahora sí, ahora no

Pequeñas joyas artísticas y patrimoniales las hay, ignoradas o escondidas, por nuestra ciudad y provincia. Una de ellas es, sin duda, el [...]

FIDA, medio siglo de exaltación del ajo de Las Pedroñeras

FIDA, medio siglo de exaltación del ajo de Las Pedroñeras

La Feria Internacional del Ajo de Las Pedroñeras (FIDA) es uno de los eventos más importantes que se celebra en verano en la provincia de [...]

La casa del Corregidor y Juan de Cervantes, abuelo de Miguel de Cervantes

La casa del Corregidor y Juan de Cervantes, abuelo de Miguel de Cervantes

Estos días ha sido noticia la Casa del Corregidor de Cuenca cuando RTVE en el programa “Los pilares del tiempo” visita Cuenca y pone [...]

Verano en la cocina del chef Raúl Contreras

Verano en la cocina del chef Raúl Contreras

Nos despedimos hasta septiembre. Por delante quedan dos meses en los que según los vaticinadores climatológicos, el calor va a ser uno de [...]

Sin hospital, sin autovías, sin parque tecnológico y sin tren

Sin hospital, sin autovías, sin parque tecnológico y sin tren

Nada de nada. Quien eche la vista atrás, a hace cuatro años, y se pare a reflexionar tan solo unos segundos, que son más que suficientes, [...]

Quienes somos:

  • Dirección y coordinación Alicia García Alhambra
  • Redes Sociales y Contenido Audiovisual: José Manuel Salas
  • Colaboradores: Pepe Monreal, Jesús Neira, Enrique Escandón, Martín Muelas, Cayetano Solana, Manuel Amores, Antonio Gómez, Julián Recuenco, Ana Martínez, Carmen María Dimas, Amparo Ruiz Luján, Alejandro Pernías Ábalos, Javier López Salmerón, Cristina Guijarro, Ángel Huélamo, Javier Rupérez Rubio, María Jesús Cañamares, Juan Carlos Álvarez, Grisele Parera, José María Rodríguez, Miguel Antonio Olivares, Vicente Pérez Hontecillas, Javier Cuesta Nuin, Vicente Caja, Jesús Fuero, José María Rodríguez, Catalina Poveda, José Julián Villalbilla, Mario Cava.
  • Consejo editorial: Francisco Javier Pulido, Carlota Méndez, José Manuel Salas, Daniel Pérez Osma, Paloma García, Justo Carrasco, Francisco Javier Doménech, José Luis Muñoz, José Fernando Peñalver.

Síguenos: