La Opinión de Cuenca

Magazine semanal de análisis y opinión

La capital gastronómica o la ausencia de un plan organizado

Actualidad


Logroño, Burgos, Cáceres, Toledo, Huelva, León, Almería, Región de Murcia, Sanlúcar de Barrameda y Cuenca por este orden. Costó lo suyo, a la tercera, pero finalmente la organización ‘Capital Española de la Gastronomía’ pensó que el empeño de nuestra ciudad por ostentar el título bien merecía que 2023 fuera ligado a Cuenca.

Aquel miércoles 16 de noviembre del pasado año nos sorprendió gratamente la noticia, si bien es cierto que no dábamos un duro por ello. Qué quiere que les diga. Les confieso que la ‘buenanueva’ no sólo me ilusionó, sino que vi en ella un posible punto de inflexión en uno de los  sectores laborales con mayor margen de crecimiento de la capital.

La designación, ciertamente esperada desde años atrás, podría ser un escaparate para colocar los deliciosos productos ‘Made in Cuenca’ y por supuesto los suculentos platos de la gastronomía local, elaborados a partir de esa materia prima. Sería ‘poner en valor’, expresión altamente utilizada por algún que otro político, (*véase subrayar o revalorizar) la amplia nómina de chefs y cocineros conquenses, muchos de ellos jóvenes, que tienen un futuro realmente prometedor. 

No solo de morteruelo, de ajo arriero o de zarajos vive el visitante. Los restaurantes de la capital se llenan cada fin de semana de propuestas gastronómicas para atraer a un buen número de turistas que llegan a Cuenca para disfrutar de su espectacular paisaje y patrimonio y, además, degustar sus platos, sus postres o sus buenos caldos.

De entrada, y si de vinos se refiere la cosa, convendrán que una provincia que posee cuatro Denominaciones de Origen (La Mancha, Manchuela, Ribera del Júcar y Uclés, y un Pago)  es un territorio rico en diversidad vitivinícola. Ese buen vino podríamos maridarlo con el queso que se elabora en al menos cerca de una veintena de queserías conquenses. Basta recordar la gran cantidad de premios que atesoran muchas de esas queserías en los principales certámenes del mundo. 

Pero no nos quedemos en el aperitivo, ni tampoco vayamos a hacer un largo listado de primeros y segundos platos que podrían elaborarse a partir de las carnes de cordero o de caza, de las truchas o de los postres que se cocinarían a partir de la abundante miel y almendra extraída de los campos conquenses. Alimentos básicos como el aceite de oliva, el ajo, el azafrán, los productos de la huerta como el tomate o el pepino que se cultiva en localidades como El Picazo, Huete o Palomera, por decir algunos, y por último, las bebidas espirituosas a partir de aguardientes, colmarían un escaparate tan visual y colorido como apetitoso. 

Todo lo bueno que se hace en esta tierra productiva y generosa bien merece el título gastronómico nacional, pero ¿estamos preparados los conquenses, o más bien nuestros representantes, para estar a la altura?

De entrada, ¿dónde está ese programa ambicioso de actividades para potenciar los atractivos y conseguir que más turistas nos visiten? A estas alturas de año, metidos prácticamente en el mes de abril, ¿qué han pensado las instituciones para promocionar todo lo nuestro entre los que nos visiten?

No se trata de colocar unas cuantas mesas sobre la tarima del Puente de San Pablo y escoger a un puñado de ‘elegidos’, en una imagen ciertamente bucólica. No se trata de organizar catas de vino, aceite o queso para gente propia de la ciudad, en escenarios donde antes no se organizó nada. ¡Los conquenses ya nos sentimos sobradamente orgullosos de lo nuestro!

Lo lógico, como hicieron el resto de capitalidades anteriores, es visibilizar la marca ‘Alimentos de Cuenca’ en otras ciudades, en ferias, en medios de transporte, en los medios de comunicación nacionales, para tratar así de que vengan a vernos y se convenzan por sí mismos de que lo que les contamos, lo que les cuentan familiares o amigos que ya han venido a Cuenca antes, es cierto. Que en Cuenca “se come superbien”, como decía un afamado chef español. 

Señores representantes, ¿han elaborado ustedes un calendario de actividades de aquí a final de legislatura, o esperan el resultado para ‘mover’ los cerca de 200.000 euros que prometió la institución regional para hacer numerosas acciones de marketing gastronómico? (500.000 si sumamos los aportados por las diferentes administraciones públicas).

Desde que se anunciase oficialmente en Fitur que Cuenca ya era capitalidad, el número de eventos se cuentan con los dedos de las manos. La tradicional ‘Ruta del Puchero’ fue más de lo mismo. Es más, yo diría que congregó a un menor número de personas. Por cierto, ¿existe alguna acción promocional en los mercados ‘gourmet’ de las principales ciudades del país? Si es así, ¿a qué esperan para anunciarlo? Si no corremos el riesgo de incumplir una máxima de la información y comunicación, que dice que “lo que no se cuenta, no existe”.

De poco sirven las visitas ‘fugaces’ a Francia, la estampación de un sello de Correos, o un reportaje determinado en una edición de un periódico de tirada nacional si lo realmente importante y mollar, que visitantes se desplacen a Cuenca atraídos por su gastronomía, no se produce en este año.

Créanme, no deseo que el globo se desinfle, no quiero que el título pase sin pena ni gloria por una tierra que se lo merece, por unos productores de alta cualificación que campaña tras campaña producen alimentos de calidad y, por ende, un sector hostelero que se desvive por ofrecer lo mejor y transformarse en el motor económico.

Probablemente, el más importante que tenga hoy en día esta ciudad, o al menos aquel del que podrían vivir muchos de sus ciudadanos. Precisamente, esa es la labor fundamental de quienes nos representan, asegurar el bienestar de los suyos, trabajar por un bien común sin buscar el éxito personal y particular. Veremos.

Texto: José Julián Villalbilla

Imagen: Marlopez 21


Pícaros, embaucadores, hechiceros y nigromantes. Jerónimo de Liébana (VIII)

Pícaros, embaucadores, hechiceros y nigromantes. Jerónimo de Liébana (VIII)

Llegado el día jueves, nueve de diciembre, a lo que se quiere acordar, habiendo ayunado en la forma ordinaria éste y los demás, el [...]

El Oratorio del despacho de la Alcaldía. Ahora sí, ahora no

El Oratorio del despacho de la Alcaldía. Ahora sí, ahora no

Pequeñas joyas artísticas y patrimoniales las hay, ignoradas o escondidas, por nuestra ciudad y provincia. Una de ellas es, sin duda, el [...]

FIDA, medio siglo de exaltación del ajo de Las Pedroñeras

FIDA, medio siglo de exaltación del ajo de Las Pedroñeras

La Feria Internacional del Ajo de Las Pedroñeras (FIDA) es uno de los eventos más importantes que se celebra en verano en la provincia de [...]

La casa del Corregidor y Juan de Cervantes, abuelo de Miguel de Cervantes

La casa del Corregidor y Juan de Cervantes, abuelo de Miguel de Cervantes

Estos días ha sido noticia la Casa del Corregidor de Cuenca cuando RTVE en el programa “Los pilares del tiempo” visita Cuenca y pone [...]

Verano en la cocina del chef Raúl Contreras

Verano en la cocina del chef Raúl Contreras

Nos despedimos hasta septiembre. Por delante quedan dos meses en los que según los vaticinadores climatológicos, el calor va a ser uno de [...]

Sin hospital, sin autovías, sin parque tecnológico y sin tren

Sin hospital, sin autovías, sin parque tecnológico y sin tren

Nada de nada. Quien eche la vista atrás, a hace cuatro años, y se pare a reflexionar tan solo unos segundos, que son más que suficientes, [...]

Quienes somos:

  • Dirección y coordinación Alicia García Alhambra
  • Redes Sociales y Contenido Audiovisual: José Manuel Salas
  • Colaboradores: Pepe Monreal, Jesús Neira, Enrique Escandón, Martín Muelas, Cayetano Solana, Manuel Amores, Antonio Gómez, Julián Recuenco, Ana Martínez, Carmen María Dimas, Amparo Ruiz Luján, Alejandro Pernías Ábalos, Javier López Salmerón, Cristina Guijarro, Ángel Huélamo, Javier Rupérez Rubio, María Jesús Cañamares, Juan Carlos Álvarez, Grisele Parera, José María Rodríguez, Miguel Antonio Olivares, Vicente Pérez Hontecillas, Javier Cuesta Nuin, Vicente Caja, Jesús Fuero, José María Rodríguez, Catalina Poveda, José Julián Villalbilla, Mario Cava.
  • Consejo editorial: Francisco Javier Pulido, Carlota Méndez, José Manuel Salas, Daniel Pérez Osma, Paloma García, Justo Carrasco, Francisco Javier Doménech, José Luis Muñoz, José Fernando Peñalver.

Síguenos: