La Opinión de Cuenca

Magazine semanal de análisis y opinión

Llegar a Madrid en autobús ya no es lo que era

Actualidad


Resulta que el reino de los autobuses en el que pretende convertir a la provincia de Cuenca la alianza de gobiernos socialistas para justificar principalmente el cierre de la línea de ferrocarril Madrid-Cuenca-Valencia no atiende del todo a las necesidades de los usuarios. Hace unas semanas, se cuestionaba la escasa transparencia que la Junta de Comunidades ofrece sobre la ocupación de los vehículos del Plan Astra que cubren el área metropolitana de la capital. No hace falta una perspicacia fuera de lo normal para adivinar que, si los viajeros llenaran estos autobuses, el Gobierno regional habría divulgado a bombo y platillo el gran éxito de su iniciativa. De momento, no lo ha hecho.

No solo los nuevos propósitos pinchan, si no que los veteranos, en concreto el servicio de autobuses que une la capital y varias localidades de la provincia con Madrid están experimentando, de un tiempo a esta parte, y según el testimonio de primera mano de varios usuarios reflejado en redes sociales, una disminución vamos a llamarlo, de su calidad, en cuestiones tan básicas como la ausencia de venta de billetes en taquilla o el aumento de los tiempos de viaje. 

Una usuaria, que antes lo era del tren, detallaba hace unos días algunos de estos inconvenientes en su perfil de Facebook. Apuntaba, por ejemplo, los inicios de lo que pretendía ser ir a pasar una jornada dominguera a la capital madrileña. El primer autobús, señalaba, sale a las 8 de la mañana desde la estación conquense, instalaciones en las que en ese momento no hay venta directa de billetes en taquilla.

Quienes pretendan viajar han de adquirir su ticket en el propio autobús. Pocos son los que llevan las pertinentes gestiones realizadas a través de internet. Volvemos a una realidad bastante evidente, numerosas son las personas mayores que requieren de los servicios de transporte público para viajar y su dominio de las gestiones administrativas a través del ordenador, en la mayoría de ellos, deja mucho que desear.

Tras las primeras paradas, el autobús llega a la localidad de Tarancón, municipio en el que suelen esperar más viajeros que en otros municipios para ir hacia Madrid, en este caso, o destino Cuenca. “Sigue sin haber taquilla, suele quedarse gente sin subir y se pierden por lo menos otros veinte minutos con los billetes”, apunta la usuaria. El trayecto acaba, normalmente, a las 10’45 casi tres horas después de haber salido de Cuenca.  La jornada festiva en la capital madrileña comienza algo tarde…

Atrás quedaron aquellos tiempos en los que, por algo más de dinero, uno podía viajar en cómodos Express, una oferta que resultaba la mar de tentadora cuando se quería reducir el tiempo de viaje. Aquel servicio complementaba a los otros autobuses que realizaban la ruta con paradas en todas las localidades. Según la ocasión y el presupuesto, podíamos elegir. Y aunque el billete del citado Express nos subía algunos eurillos sobre el normal, lo cierto es que era asumible y nada tenía que ver con el sableo del actual AVE. En una hora y media te plantabas en Madrid, en la legendaria estación de Conde de Casal.

En fin, no sabemos si cualquier tiempo pasado fue mejor, opiniones habrá para todos los gustos, pero cada vez más ejemplos, de pequeñas o grandes cuestiones, según se mire, parecen despertar con anhelo ciertos sentimientos nostálgicos…

Texto: AGA

Imagen: Estación de Autobuses de Cuenca

 
Pícaros, embaucadores, hechiceros y nigromantes. Jerónimo de Liébana (VIII)

Pícaros, embaucadores, hechiceros y nigromantes. Jerónimo de Liébana (VIII)

Llegado el día jueves, nueve de diciembre, a lo que se quiere acordar, habiendo ayunado en la forma ordinaria éste y los demás, el [...]

El Oratorio del despacho de la Alcaldía. Ahora sí, ahora no

El Oratorio del despacho de la Alcaldía. Ahora sí, ahora no

Pequeñas joyas artísticas y patrimoniales las hay, ignoradas o escondidas, por nuestra ciudad y provincia. Una de ellas es, sin duda, el [...]

FIDA, medio siglo de exaltación del ajo de Las Pedroñeras

FIDA, medio siglo de exaltación del ajo de Las Pedroñeras

La Feria Internacional del Ajo de Las Pedroñeras (FIDA) es uno de los eventos más importantes que se celebra en verano en la provincia de [...]

La casa del Corregidor y Juan de Cervantes, abuelo de Miguel de Cervantes

La casa del Corregidor y Juan de Cervantes, abuelo de Miguel de Cervantes

Estos días ha sido noticia la Casa del Corregidor de Cuenca cuando RTVE en el programa “Los pilares del tiempo” visita Cuenca y pone [...]

Verano en la cocina del chef Raúl Contreras

Verano en la cocina del chef Raúl Contreras

Nos despedimos hasta septiembre. Por delante quedan dos meses en los que según los vaticinadores climatológicos, el calor va a ser uno de [...]

Sin hospital, sin autovías, sin parque tecnológico y sin tren

Sin hospital, sin autovías, sin parque tecnológico y sin tren

Nada de nada. Quien eche la vista atrás, a hace cuatro años, y se pare a reflexionar tan solo unos segundos, que son más que suficientes, [...]

Quienes somos:

  • Dirección y coordinación Alicia García Alhambra
  • Redes Sociales y Contenido Audiovisual: José Manuel Salas
  • Colaboradores: Pepe Monreal, Jesús Neira, Enrique Escandón, Martín Muelas, Cayetano Solana, Manuel Amores, Antonio Gómez, Julián Recuenco, Ana Martínez, Carmen María Dimas, Amparo Ruiz Luján, Alejandro Pernías Ábalos, Javier López Salmerón, Cristina Guijarro, Ángel Huélamo, Javier Rupérez Rubio, María Jesús Cañamares, Juan Carlos Álvarez, Grisele Parera, José María Rodríguez, Miguel Antonio Olivares, Vicente Pérez Hontecillas, Javier Cuesta Nuin, Vicente Caja, Jesús Fuero, José María Rodríguez, Catalina Poveda, José Julián Villalbilla, Mario Cava.
  • Consejo editorial: Francisco Javier Pulido, Carlota Méndez, José Manuel Salas, Daniel Pérez Osma, Paloma García, Justo Carrasco, Francisco Javier Doménech, José Luis Muñoz, José Fernando Peñalver.

Síguenos: