La Opinión de Cuenca

Magazine semanal de análisis y opinión

Los tesoros (in)visibles de nuestra línea de ferrocarril

Actualidad


Desde el pasado 25 de febrero, el Ministerio de Educación, Cultura y Deporte cuenta con un nuevo expediente entre sus papeles. Una amplia y argumentada solicitud en la que se pide el inicio de los trámites correspondientes para la declaración de Bien de Interés Cultural (BIC) en la categoría de monumento, del tramo ferroviario entre Aranjuez y Utiel, en concreto de la línea 310. La iniciativa, que se presentaba en la Subdelegación del Gobierno de Cuenca, partía en estos orígenes de varios de los ayuntamientos por los que circula este medio de locomoción y desde entonces comenzaba a recabar apoyos, tanto de más consistorios como de asociaciones, plataformas y ciudadanos que, a título individual, se suman a la iniciativa. Los alcaldes que acudieron presencialmente a la mencionada Subdelegación también registraban sendas cartas para pedir el apoyo en este nuevo viaje que emprenden los defensores del tren a la representante del Gobierno en la provincia, Mariluz Fernández, al presidente de la Diputación, Martínez Chana y al responsable de la Junta, García Page. Por el momento, desgraciadamente, pero como también era de esperar, ninguno ha respondido a esa misiva. Tampoco han firmado, por ahora, la solicitud de BIC de la línea, los dos ayuntamientos con más población de Cuenca, el de la propia capital y el de Tarancón, Dolz y Carrizo. Por cierto, y con respecto a este último, cuentan desde su municipio que ya no sabe qué inventarse para justificar el cierre del tren y que ahora incluso anda diciendo que el AVE va a contar con una parada en esta localidad… La cada vez más próxima cita electoral, mayo de 2023, agudiza, sin duda, el ingenio.

Volvamos a la línea del ferrocarril. Ya es de sobra conocida la X que desde las diferentes instituciones socialistas le han adosado a Cuenca. Una cruz que pretenden que la ciudadanía perciba como una apuesta por la provincia, sin presupuesto asignado, dinero, sin planificación y sostenida en una insultante y elemental campaña de marketing a base de dibujos y gráficos, pero con una fijación clara, cerrar el tren y desmantelar la línea. Deshacerse de toda la infraestructura no se traduce únicamente en arrancar las vías, que también va en el lote, sino en dejarla morir lentamente incluido un gran número de estaciones, puentes o puntos de interés de valor reconocido y protegido por el propio Gobierno de España a través de la gestora Adif.

A la importancia de contar con un transporte para viajeros sostenible, vertebrador y económico para los usuarios, a que las mercancías puedan viajar entre la capital Madrid y la tercera ciudad española en población y primera por importancia de su puerto, Valencia, por la vía más lógica, a que un potencial monumental y paisajístico como el que recorre la línea del tren tenga la oportunidad de ser explotado turísticamente se une que, ya de por sí, el ferrocarril convencional y gran parte de las infraestructuras que lo rodean son un patrimonio único condenado a desaparecer. Poco, probablemente, se había insistido hasta el momento en esta perspectiva, pero, si llega a buen puerto la iniciativa de declaración BIC, que no tiene por qué no, la protección de la línea quedaría asegurada y la obligación de las instituciones de mantener su rico patrimonio también. Habría que esperar algún tiempo para comprobar si éste, el BIC, podría convertirse en el primer paso para revertir la cada vez más incomprensible decisión de dejar a Cuenca como la única provincia de España sin ferrocarril y sin nada de los 24.200 millones de euros de los que dispone el Gobierno de España para invertir en el tren.

El valor de la línea

El expediente presentado en el Ministerio recoge ejemplos de los numerosos tesoros que forman parte de la línea de tren que transcurre, entre otras, por la provincia de Cuenca. Comenzamos con la Estación de Ocaña declarada monumento nacional en 1981, el muelle cubierto en Huete, catalogado por Adif como bien inmueble protegido, así como la estación de La Melgosa, el paso superior en el punto kilométrico 157/928, la estación de Carboneras de Guadazaón catalogado por Adif como bien inmueble protegido, el paso superior del punto kilométrico 189/614 y el viaducto de Víllora o de ‘Los Imposibles’. La variante de San Jorge proyectada por Alfonso García Rives en 1938 está definida como de notable interés, así como la del Cabriel y también la estación de Utiel. 

“Estamos ante una línea histórica que comenzó a construirse partiendo de Aranjuez el 12 de Julio de 1883, que ha vertebrado un territorio, construido un paisaje y creado una identidad cultural fundamental. Una línea ferroviaria que, además de ser medio de transporte vital para nuestras localidades, constituye un patrimonio cultural identitario fundamental. No solo son los bienes excepcionales histórico-artísticos (tanto reconocidos como por reconocer), es el conjunto de la línea, en la categoría de monumento, lo que buscamos se declare bien de interés cultural”, señala la petición. El texto resalta sobre todo la singularidad y el valor de las estaciones que se reparten a lo largo de la línea “algunas de interés y valor excepcional como Aranjuez, Ontígola actual, Ontígola antigua, Noblejas, Villarrubia de Santiago, Santa Cruz de la Zarza, cargadero de Olcesa, Tarancón, apeadero de Riánsares, Huelves antigua, Huelves actual, Paredes de Melo, Vellisca, Huete, Caracenilla, Castillejo del Romeral, Cuevas de Velasco, Villar del Saz de Navalón, Chillarón, Cuenca, Los Palancares, Cañada del Hoyo, Carboneras de Guadazaón, Arguisuelas, La Grademosa, Yémeda-Cardenete, Víllora, Enguídanos, Mira, Camporrobles, Apeadero de Las Cuevas, Cuevas de Utiel y Utiel” a las que hay que añadir las ya mencionadas de Ocaña, La Melgosa y Carboneras de Guadazaón. 

A las estaciones se unen “diferentes puentes históricos y viaductos de notable interés” y se enumeran de manera minuciosa, “Puente del Paseo del Deleite, Puente sobre la Autovía A-40, Puente sobre la autovía A-3, Puente Rio Mayor I, y II, Puente de la Avenida de San Julián, I y II, puente metálico Río Júcar, Puente de Mampostería, tramo metálico camino del Molino hoy Calle Antonio Maura, Puente de la Avenida de Castilla-La Mancha, Viaducto del Royo, túnel artificial del P.K. 167/957, túnel de los Palancares, túnel de las Mentirosas, Viaducto del Vilano, túnel del Rento, túnel artificial, túnel de Colmenares, Puente Río Guadazaón, túnel de San Jorge, Viaducto de San Jorge, Túnel de tejería, túnel de Sargal, Túnel del Conejero, túnel de los Lisos ,túnel de Yémeda, Viaducto de La Hocecilla, Viaducto del Cabriel, túnel del Salto, Viaducto de Víllora o Imposible, túnel de La Olmedilleja, túnel de la Olmedilla, Viaducto de Narboneta o Torre- Quevedo, Túnel del Cerro Carrill, Túnel de Rajapuertos, Viaducto de Mira o Puente de Villa Paz, túnel de Mira, túnel del Pardal, Viaducto de La Rotada o puente los Arenales, túnel de La Cortada”.

 La petición de declaración de Bien de Interés Cultural también se centra en “espacios patrimoniales de especial protección por su valor cultural o natural que deberían estar siendo aprovechados para un tren turístico cultural” y apunta “en el P.K. 3/2 la Reserva Natural El Regajal, y Mar de Ontígola con la laguna artificial construida por Juan de Herrera hacia 1572,  la Fuente Vieja junto a la Ermita de Jesús de las Cuevas o La Fuente Grande nueva de estilo herreriano de 1573, el Acueducto sobre el Río Riánsares del Trasvase Tajo-Segura que es la mayor obra hidráulica realizada en España, proyectada en 1933 por el ingeniero de caminos Manuel Lorenzo Pardo, la antigua señal Cese de Doble Tracción, el Muelle cubierto de la Estación de Huete. La línea trascurre por el valle del Río Mayor en la Alcarria Conquense, el Paso superior junto a la Estación de La Melgosa, las Torcas de Palancares, que es una formación geológica de gran valor, las lagunas de Cañada del Hoyo próximas a la estación de esta localidad, el edificio de viajeros de Estado de Carboneras de Guadazaón y el paso superior, la variante de San Jorge, la del Cabriel, la línea discurre por la Reserva de la Biosfera Valle del Cabriel y el viaducto de Víllora”.

En todo ello se suma al valor individual “el conjunto que está en la memoria colectiva de los pueblos por los que discurre y a los que se causaría patrimonialmente un daño irreparable si desaparece. La pérdida, insistimos, no es simplemente económico, sino y por encima de todo representa la pérdida de valor cultural e identitario, que esta realidad histórica ha conformado”, insisten los solicitantes.

La petición de BIC cita el artículo 9 de la Ley de Patrimonio Histórico de 1985, “gozarán de singular protección y tutela los bienes integrantes del Patrimonio Histórico Español declarados de interés cultural por ministerio de esta Ley o mediante Real Decreto de forma individualizada”. “Este tramo de línea férrea además de contar con una antigüedad importante cuenta con unos valores históricos, artísticos, culturales e identitarios. En suma, nos encontramos con un monumento que cumple al 100% con lo dispuesto en el art. 17 de la Ley 16/1985”, señalan.

La suerte está echada. Los alcaldes y demás defensores del tren, y por tanto de nuestra provincia y de sus infraestructuras, han comenzado una nueva batalla por salvar el ferrocarril. ¿Se atreverá el Gobierno de España a no declarar BIC la línea y permitir la destrucción, además, de su Patrimonio? Tiempo al tiempo, pero lo que está claro es que las instituciones conquenses, las que deberían de estar en primera línea luchado por Cuenca, (no adornándola con una X), ni están, ni se les espera.

Texto: AGA

Foto: Muelle cubierto de Huete, bien inmueble protegido

 
Notas relativas a la Guerra de la Independencia en Cuenca y provincia (III)

Notas relativas a la Guerra de la Independencia en Cuenca y provincia (III)

Batalla de Talavera, en la que participó Bassecourt, el 28 de julio de 1809 El 22 de junio, el comandante general de Cuenca Luis Alejandro Bassecourt [...]

De aquellos polvos estos lodos

De aquellos polvos estos lodos

Suele suceder que, cuando detectamos un problema, como sucede con los incendios forestales, este nos muestra lo que se suele decir la punta del iceberg, [...]

El diamante de la alimentación

El diamante de la alimentación

Si hay un producto que forma parte de nuestra vida es sin duda alguna el ajo y está, como dicen por ahí, hasta en la sopa. Sus magníficas [...]

Adiós, otra vez, a los multicines

Adiós, otra vez, a los multicines

Cuando unas salas de cine cierran, la primera y básica razón que se le ocurre a cualquiera es que no son rentables. Mucho ha cambiado la [...]

Pintar para disimular

Pintar para disimular

Lo del arreglo de carreteras en la provincia de Cuenca parece que va a consolidarse como una de las asignaturas pendientes de los distintos gobiernos [...]

'Mangana', faro de historia. El Seminario Conciliar de San Julián

Es mucho lo que se ha escrito sobre esta insignia histórica, bien y mal, atinado y desacertado pero hay que reconocer que Mangana ha representado [...]

Quienes somos:

  • Dirección y coordinación Alicia García Alhambra
  • Redes Sociales y Contenido Audiovisual: José Manuel Salas
  • Colaboradores: Pepe Monreal, Jesús Neira, Enrique Escandón, Martín Muelas, Fernando J. Cabañas, Cayetano Solana, Manuel Amores, Fabián Beltrán, Antonio Gómez, Julián Recuenco, María Lago, Ana Martínez Carmen María Dimas, Amparo Ruiz Luján, Alejandro Pernías Ábalos, Javier López Salmerón, Cristina Guijarro, Ángel Huélamo, Javier Rupérez Rubio, Silvia Valmaña, María Jesús Cañamares, Juan Carlos Álvarez, Grisele Parera, José María Rodríguez, Miguel Antonio Olivares, Vicente Pérez Hontecillas, Javier Cuesta Nuin.
  • Consejo editorial: Francisco Javier Pulido, Carlota Méndez, José Manuel Salas, Daniel Pérez Osma, Paloma García, Justo Carrasco, Francisco Javier Doménech, José Luis Muñoz, José Fernando Peñalver.

Síguenos: