La Opinión de Cuenca

Magazine semanal de análisis y opinión

No queda ya otoño

Cultura


No queda otoño ya para escapar,
huir más allá, donde se posa la mirada;
ya no queda sombra bajo la alameda
donde ocultarse de la ciudad pequeña;
levemente parece adivinarse entre la niebla
mezclada con el aroma a leña y la penumbra
crepitando su ruido y el vacío como condena,
el ruido del silencio, la luz de la vela.
Huir de la hoz profunda o quedar vencido
por la piedra, fría desnuda de toda hiedra,
mutilado por la inanimada  sombra.
No queda otoño, ya calló la última hoja,
ya quedó desnudo el río aterido,
busco aposento y refugio entre las piedras,
busco el silencio del penitente y limosnero,
con la mirada perdida entre las vidrieras.
A las altas luces aspire el alma mía,
inerte quede desnudo y muerto mi egoísmo
y no puedo más que brindar pleitesía
al amor eterno dorando el aire los versos
que mueven sin yo saberlo las ramas del corazón.
Con las manos vacías y el alma llena
a las altas luces brindo mi despedida
y no puedo más que estar agradecido
por las sombras que me dieron cobijo.
A las altas luces mi alma aspire su vuelo
mas, el otoño, empapa su rocío sombrío
secando y dorando los versos que al aire
susurra la risca inhiesta del centinela.
Marcará vivaz su surco la vara de medida
y rendirá pleitesía el rezo valiente y sincero;
abarcando el foso que quebró en río
y el torrente de piedras caído en batalla.
A las altas luces evado mi cuerpo desnudo
y sutil vuelo despliega mi espíritu de verso,
hilvanando la pobreza que inundó mi peso
y la inmoral sombra que surgió del misterio.
Con las manos vacías y el alma curtida
enjalbegado de blanco queda el sueño eterno,
sepulcro, hipogeo excavado bajo la piedra
donde se graba a cincel el camino del sueño.
Eterna sea y vasta hasta donde alcance la vista
la tierra llana que abrigan las tristes ruinas.
El vuelo del ave buscará posar su peso
y la letra amará su acomodo junto a la seo.

                    soñadorderiscaspintandosueños

Texto: Eduardo La Parra

Foto: Raúl Contreras

 
Cuenca, en los difíciles años 20 del siglo XVI, tras la Guerra de las Comunidades (VIII)

Cuenca, en los difíciles años 20 del siglo XVI, tras la Guerra de las Comunidades (VIII)

-Otrosí decimos que a la ciudad y tierra le están ocupados muchos términos y pastos, entre los cuales son: el marqués de Moya [...]

Al compás del chacachá, del chacachá del tren

Al compás del chacachá, del chacachá del tren

Si ha leído usted el título de mi columna, no hace falta que le pida que ponga la canción a la que hago referencia, porque ya la [...]

Nos han copiado, San Nicolás era de Almonacid

Nos han copiado, San Nicolás era de Almonacid

En un lugar de la baja Austria de cuyo nombre si puedo y quiero acordarme, corría el mes de diciembre del año 2004, cuando una pareja daba [...]

Ahora, y además, sin oficina bancaria en los pueblos

Ahora, y además, sin oficina bancaria en los pueblos

A mediados del siglo pasado, cuando el ahorro era sinónimo de previsión y garantía de afrontar el futuro, tanto para planes positivos [...]

El Crimen de Cuenca o cómo matar un tren

El Crimen de Cuenca o cómo matar un tren

Hace ya muchos años que unos hechos luctuosos pusieron, tristemente, a nuestra provincia en el candelero a nivel nacional. Entonces ellos hicieron [...]

Cuenca y Villar del Humo: Patrimonio de la Humanidad

Cuenca y Villar del Humo: Patrimonio de la Humanidad

La respuesta internacional más grande de la historia ocurrió hace más de 60 años cuando la Unesco hizo un  llamamiento [...]

Quienes somos:

  • Dirección y coordinación Alicia García Alhambra
  • Redes Sociales y Contenido Audiovisual: José Manuel Salas
  • Colaboradores: Pepe Monreal, Jesús Neira, Enrique Escandón, Martín Muelas, Fernando J. Cabañas, Cayetano Solana, Manuel Amores, Fabián Beltrán, Antonio Gómez, Julián Recuenco, María Lago, Carmen María Dimas, Amparo Ruiz Luján, Alejandro Pernías Ábalos, Javier López Salmerón, Cristina Guijarro, Ángel Huélamo, Javier Rupérez Rubio, Silvia Valmaña, María Jesús Cañamares, Juan Carlos Álvarez, Grisele Parera, José María Rodríguez, Miguel Antonio Olivares, Vicente Pérez Hontecillas.
  • Consejo editorial: Francisco Javier Pulido, Carlota Méndez, José Manuel Salas, Daniel Pérez Osma, Paloma García, Justo Carrasco, Francisco Javier Doménech, José Luis Muñoz, José Fernando Peñalver.

Síguenos: