La Opinión de Cuenca

Magazine semanal de análisis y opinión

Nubes negras para el sector agrícola y forestal de Cuenca

Actualidad


El Producto Interior Bruto (PIB) de una comunidad autónoma cuantifica los bienes y servicios finales que produce el territorio y determina la riqueza que produce. Lejos de hacer análisis exhaustivos o determinar el ránking de Castilla-La Mancha respecto a otras autonomías o de la propia Cuenca en relación a sus vecinas y en el conjunto nacional, es obvio que el territorio conquense es un auténtico motor del sector primario en la región y un decisivo impulsor de la economía castellano-manchega. Cabe recordar que Cuenca es la primera provincia productora de cebada en superficie, la primera en girasol, la primera manufacturadora de ajo o la segunda en cultivo de setas. Ahí es nada. Además, los distribuidores se pelean por la lenteja que se cultiva en la Manchuela y el aceite que se produce en la almazaras conquenses sigue siendo objeto de deseo de oleaginosas del país que, hasta en algunos casos, lo envasan para exportar al extranjero como aceite propio y de calidad excelente.

Sin embargo, esa positiva tendencia de los productos que se elaboran en Cuenca puede verse truncada por la terrible sequía que ya padece el campo y que, de no llover en las próximas semanas, puede convertirse en un quebradero de cabeza para el sector agricultor. Falta agua, es evidente, pero si además la esquilman.

Se supone que el agua es de todos, que se debe repartir, y de hecho así lo pretende el Gobierno de España con los continuos y constantes trasvases hacía el Levante –el último automático y de 27 hectómetros cúbicos– o el Gobierno regional de García-Page con el impulso de la Tubería Manchega y que, además de varios municipios conquenses, abastecerá a localidades de Ciudad Real y Albacete. 

Pero no se equivoquen. El agua no es para todos. No es ni siquiera para los municipios de la Cabecera del Tajo que convenientemente, como cada verano, tendrán que echar mano de los camiones cisterna para echarse el líquido elemento a la boca y ver ‘su’ agua pasar por un canal hacia otros destinos ‘turísticos’. No será para muchas explotaciones agrarias de la provincia, de cereal, leguminosas, vid, olivar o almendra, que ya están sufriendo las consecuencias de la sequía. 

El agua invernal aún contiene los campos de cultivos de la Alcarria, principalmente, pero no lo hace así con los de buena parte de La Mancha. Si en las próximas semanas no llueve, los cultivos no solo no se desarrollarán con normalidad y en tiempo y forma, sino que las pérdidas económicas podrían producirse a millones. Eso sin contar con una de esas trombas tormentosas de las últimas primaveras, que han echado al traste de manera dramática cultivos que iban a recolectarse a una semana vista. 

El monte, un polvorín

Es para estar ciertamente preocupado. Como lo es el hecho que soporta la frondosa y profunda Serranía conquense. La tercera provincia del país en número de hectáreas de árboles no cuenta con un plan específico para limpiar y eliminar de una vez por todas la gran cantidad de madera muerta que se acumula. Aquellas nevadas intensas y temporales –caso de Filomena– de los últimos años han ido provocando el derrumbe de pinos y la acumulación de troncos secos que, años después, se convierten en el perfecto combustible para que, Dios no lo quiera, ocurra una catástrofe de dolorosas dimensiones. 

Imagínense por un momento un incendio en el corazón de la Serranía que afecte a flora y fauna. Un incendio como el ocurrido el pasado agosto en Cañamares y que arrasó más de 250 campos de fútbol de un paraje de extraordinaria belleza. Menos mal que los bomberos lograron pararlo y la lengua de fuego no logró colarse hacia el precioso y quebradizo valle del Escabas. La pérdida habría sido incalculable.

Y en este punto, es de recibo reconocer la buena decisión del Ejecutivo regional de prohibir las quemas controladas y en definitiva el fuego al aire libre en cualquier espacio a partir de este martes 18 de abril. Es necesario concienciar a la población de que una chispa puede tener efectos dramáticos.

Ahora bien, esas decisiones deben ir acompañadas de otras adicionales que reduzcan la posibilidad de añadir más leña al fuego. Solo hay que darse una vuelta por cualquier paraje de la Serranía para apreciar que la cantidad de madera acumulada es brutal y excesiva.

Hay quien dice que no sería tan mala idea generar empleo con la saca de esta madera para transformarla posteriormente en productos, caso del necesario pellet cuyo consumo fue impulsado entonces por la Junta con las ayudas asociadas para adquirir calderas de biomasa. Encima, el biocombustible debe adquirirse ahora a empresas de otras provincias xq en la provincia no hay soluciones para ello.

En definitiva, un sector, el forestal, que debería tener mucha más importancia en ese PIB provincial y que, por desgracia, hace casi medio siglo, desde la salida de la Cuberg en Cuenca, no lo tiene. Bueno, es cierto que por ahí anda ese ambicioso proyecto del Parque Científico y Tecnológico. ¿Ustedes saben algo de ello?

Texto: José Julián Villalbilla

 
Pícaros, embaucadores, hechiceros y nigromantes. Jerónimo de Liébana (VIII)

Pícaros, embaucadores, hechiceros y nigromantes. Jerónimo de Liébana (VIII)

Llegado el día jueves, nueve de diciembre, a lo que se quiere acordar, habiendo ayunado en la forma ordinaria éste y los demás, el [...]

El Oratorio del despacho de la Alcaldía. Ahora sí, ahora no

El Oratorio del despacho de la Alcaldía. Ahora sí, ahora no

Pequeñas joyas artísticas y patrimoniales las hay, ignoradas o escondidas, por nuestra ciudad y provincia. Una de ellas es, sin duda, el [...]

FIDA, medio siglo de exaltación del ajo de Las Pedroñeras

FIDA, medio siglo de exaltación del ajo de Las Pedroñeras

La Feria Internacional del Ajo de Las Pedroñeras (FIDA) es uno de los eventos más importantes que se celebra en verano en la provincia de [...]

La casa del Corregidor y Juan de Cervantes, abuelo de Miguel de Cervantes

La casa del Corregidor y Juan de Cervantes, abuelo de Miguel de Cervantes

Estos días ha sido noticia la Casa del Corregidor de Cuenca cuando RTVE en el programa “Los pilares del tiempo” visita Cuenca y pone [...]

Verano en la cocina del chef Raúl Contreras

Verano en la cocina del chef Raúl Contreras

Nos despedimos hasta septiembre. Por delante quedan dos meses en los que según los vaticinadores climatológicos, el calor va a ser uno de [...]

Sin hospital, sin autovías, sin parque tecnológico y sin tren

Sin hospital, sin autovías, sin parque tecnológico y sin tren

Nada de nada. Quien eche la vista atrás, a hace cuatro años, y se pare a reflexionar tan solo unos segundos, que son más que suficientes, [...]

Quienes somos:

  • Dirección y coordinación Alicia García Alhambra
  • Redes Sociales y Contenido Audiovisual: José Manuel Salas
  • Colaboradores: Pepe Monreal, Jesús Neira, Enrique Escandón, Martín Muelas, Cayetano Solana, Manuel Amores, Antonio Gómez, Julián Recuenco, Ana Martínez, Carmen María Dimas, Amparo Ruiz Luján, Alejandro Pernías Ábalos, Javier López Salmerón, Cristina Guijarro, Ángel Huélamo, Javier Rupérez Rubio, María Jesús Cañamares, Juan Carlos Álvarez, Grisele Parera, José María Rodríguez, Miguel Antonio Olivares, Vicente Pérez Hontecillas, Javier Cuesta Nuin, Vicente Caja, Jesús Fuero, José María Rodríguez, Catalina Poveda, José Julián Villalbilla, Mario Cava.
  • Consejo editorial: Francisco Javier Pulido, Carlota Méndez, José Manuel Salas, Daniel Pérez Osma, Paloma García, Justo Carrasco, Francisco Javier Doménech, José Luis Muñoz, José Fernando Peñalver.

Síguenos: