La Opinión de Cuenca

Magazine semanal de análisis y opinión

Parque de San Julián, ¿en serio?

Actualidad


El emblemático espacio verde, al menos lo fue en tiempos, del centro de la capital conquense ha sido castigado esta Navidad. Ni en el peor de sus sueños, visitado por el fantasma del futuro, el viejo parque se hubiera imaginado que en la época más lucida del año, la que empezamos casi a principios de diciembre, entre sus muros iba a albergar, como aportación a las actividades municipales para conmemorar el nacimiento de Jesús, dos atracciones de feria, una de ellas El Sapito Loco, un hinchable, con la atemorizante cara de Homer Simpson al frente, y, para concluir y según denomina el Ayuntamiento en su programa oficial, una zona de restauración, que consiste en un puestos de chuches, otro de patatas y, para finalizar, una caseta más en la que sirven vino caliente.

Vaya por delante el máximo de los respetos y reconocimientos para todas las personas que trabajan en el sector de la venta ambulante. Una actividad sacrificada, digna y sujeta a demasiadas incertidumbres que hacen de quienes forman parte de ella tengan que vivir sujetos a los vaivenes de si su negocio les será o no rentable allá donde van.

Dicho esto, no parece lo más indicado para las fechas en las que ya estamos inmersos que el Parque de San Julián se convierta en una especie de mini recinto ferial. Dejando a un lado lo limitado del espacio y las molestias que ocasiona a los vecinos la música, nada navideña por cierto ya que predominan la rumba y el reggaetón, lo cierto es que estas fechas dan para mucho más que para tirar de tópicos más propios del verano y de las fiestas patronales de cualquier municipio que para festejar un acontecimiento religioso, al fin y al cabo, que da para mucho más, eso sí, siempre y cuando se dedique a su organización un mínimo de sensibilidad y de esfuerzo.

¿Se imaginan que, en países como Alemania, Francia o Austria, de reconocida tradición navideña y mercadillos de ensueño instalaran en medio de la ciudad, por ejemplo, al lado de la Catedral de Estrasburgo, a nuestro adorable Sapito Loco? Impensable. ¿O en la ciudad por excelencia de los balnearios, Baden-Baden música de perreo a toda pastilla? Inconcebible.

Cuenca no puede permitirse estos patinazos. Ni en Navidad ni en cualquier otra época del año. La empobrecida imagen que emana, a propios y visitantes llega a ser tremendamente preocupante. Las oportunidades no aprovechadas se convierten en ocasiones perdidas. Y no vuelven.

Tampoco se puede condenar a toda costa y porque sí, a unos vecinos a que no puedan disfrutar, precisamente de la Navidad ni siquiera estando en sus propias casas a causa de los molestos ruidos. Respeto, convivencia, paz… La misma esencia de la Navidad se diluye entre los acordes musicales de las atracciones del Parque de San Julián.

No sabemos si a algún concejal, o incluso al propio alcalde, les visitará algún espíritu navideño durante estos días. Igual hasta dejan este año al viejo Scrooge y se concentran en Cuenca. Quizás la visión del futuro, en concreto, no sea nada halagüeña. El presente, de momento, no marca un buen camino. Habrá que esperar… 

Imagen: Parque de San Julián de Cuenca con atracciones de feria.

 
Pícaros, embaucadores, hechiceros y nigromantes. Jerónimo de Liébana (VIII)

Pícaros, embaucadores, hechiceros y nigromantes. Jerónimo de Liébana (VIII)

Llegado el día jueves, nueve de diciembre, a lo que se quiere acordar, habiendo ayunado en la forma ordinaria éste y los demás, el [...]

El Oratorio del despacho de la Alcaldía. Ahora sí, ahora no

El Oratorio del despacho de la Alcaldía. Ahora sí, ahora no

Pequeñas joyas artísticas y patrimoniales las hay, ignoradas o escondidas, por nuestra ciudad y provincia. Una de ellas es, sin duda, el [...]

FIDA, medio siglo de exaltación del ajo de Las Pedroñeras

FIDA, medio siglo de exaltación del ajo de Las Pedroñeras

La Feria Internacional del Ajo de Las Pedroñeras (FIDA) es uno de los eventos más importantes que se celebra en verano en la provincia de [...]

La casa del Corregidor y Juan de Cervantes, abuelo de Miguel de Cervantes

La casa del Corregidor y Juan de Cervantes, abuelo de Miguel de Cervantes

Estos días ha sido noticia la Casa del Corregidor de Cuenca cuando RTVE en el programa “Los pilares del tiempo” visita Cuenca y pone [...]

Verano en la cocina del chef Raúl Contreras

Verano en la cocina del chef Raúl Contreras

Nos despedimos hasta septiembre. Por delante quedan dos meses en los que según los vaticinadores climatológicos, el calor va a ser uno de [...]

Sin hospital, sin autovías, sin parque tecnológico y sin tren

Sin hospital, sin autovías, sin parque tecnológico y sin tren

Nada de nada. Quien eche la vista atrás, a hace cuatro años, y se pare a reflexionar tan solo unos segundos, que son más que suficientes, [...]

Quienes somos:

  • Dirección y coordinación Alicia García Alhambra
  • Redes Sociales y Contenido Audiovisual: José Manuel Salas
  • Colaboradores: Pepe Monreal, Jesús Neira, Enrique Escandón, Martín Muelas, Cayetano Solana, Manuel Amores, Antonio Gómez, Julián Recuenco, Ana Martínez, Carmen María Dimas, Amparo Ruiz Luján, Alejandro Pernías Ábalos, Javier López Salmerón, Cristina Guijarro, Ángel Huélamo, Javier Rupérez Rubio, María Jesús Cañamares, Juan Carlos Álvarez, Grisele Parera, José María Rodríguez, Miguel Antonio Olivares, Vicente Pérez Hontecillas, Javier Cuesta Nuin, Vicente Caja, Jesús Fuero, José María Rodríguez, Catalina Poveda, José Julián Villalbilla, Mario Cava.
  • Consejo editorial: Francisco Javier Pulido, Carlota Méndez, José Manuel Salas, Daniel Pérez Osma, Paloma García, Justo Carrasco, Francisco Javier Doménech, José Luis Muñoz, José Fernando Peñalver.

Síguenos: