La Opinión de Cuenca

Magazine semanal de análisis y opinión

Puente de La Melgosa, casi tres años del Ecce Homo conquense

Actualidad


La noticia de la aberración a la que se había sometido a esta infraestructura romana, cercana a la capital conquense, comenzaba a ver la luz a través de las redes sociales. Algún avezado vecino o casual visitante se fijaba en la cuanto menos extraña rehabilitación a la que se estaba sometiendo al emblemático Puente de La Melgosa. La difusión y los comentarios de sorpresa y sobre todo jocosos acerca de las obras que se acometían en este monumento propiciaron que, en septiembre de 2020, el concejal de Turismo, Patrimonio Histórico, Cultura y Educación del Ayuntamiento de Cuenca, además de diputado provincial, Miguel Ángel Valero, anunciara la paralización de la rehabilitación, que, por cierto, estaba ya prácticamente concluida y que ocultaba casi al completo su esencia original. 

Ese mismo mes, recordemos septiembre de 2020, el responsable socialista del patrimonio de la capital y de la provincia realizaba unas declaraciones al periódico digital 20minutos. En sus palabras, a Valero no le quedaba más remedio que reconocer tanto la valía histórica del puente como que su avanzado estado de deterioro requería una intervención que evitara su completo derrumbe y desaparición. Pero, llegados al momento de asumir responsabilidades, el cargo socialista trataba de salir indemne del atolladero al que, su falta de interés por la rehabilitación del puente le había llevado. Recordemos que cuando se hace público el desaguisado llevaba ya más de un año en el gobierno. “El problema que tenemos es que se trata de un proyecto heredado de la legislatura anterior de la Diputación de Cuenca y cuando se ha ido a ejecutar, merece la pena reestudiarlo”, apuntaba el concejal y diputado del Psoe conquense. Es decir, y traduciendo, que, no considerando la recuperación del puente digna de su atención, Valero no había vigilado en más de un año, ni supervisado, el proyecto, hasta que, obligado por las redes sociales, tuvo que hacerlo. Llegados a este punto, convenía antes culpar a otros, y si son populares mejor, que reconocer que, entre sus dilatadas áreas, aparte de otros cometidos, también entraba el de ocuparse de este pequeño pero emblemático puente.  En sus palabras, omite convenientemente Valero, arqueólogo de profesión, que fue durante su mandato, en concreto en junio de 2020, cuando en Junta de Gobierno el Ayuntamiento licitaba la obra de rehabilitación del puente por un total de 41.322,31 euros. ¿Por qué no se molestó el concejal en asegurarse de que el proyecto que aprobaba y al que daba luz verde era adecuado para la restauración del puente? ¿No se detallaba con suficiente claridad cómo se iba a acometer su recuperación? ¿Qué hubiera pasado si la ciudadanía, las denuncias en las redes sociales no se hubieran llevado a cabo y forzado su paralización? ¿Tiene arreglo y vuelta atrás lo que ya se ha hecho?

En la publicación de la licitación del proyecto de restauración, en febrero de 2020, el propio Ayuntamiento de Cuenca explicaba que la actuación estaba encaminada a solucionar las patologías observadas en lo que al estado del puente se refiere, a acondicionar sus accesos y mejorar la interpretación visual para el visitante. También que el presupuesto era de 50.000 euros sufragados por la Diputación Provincial. Resumía el Consistorio en esa nota pública que, entre las actuaciones previstas y que se detallaban en los proyectos arquitectónico y arqueológico estaban la limpieza del entorno, retirando la vegetación que supone un peligro para la estructura e instalando una malla a modo de prevención de cara al futuro; reconstrucción de elementos de sillería o cantería; de pretiles y de sillares de la rosca de la bóveda; limpieza de cantería y rejuntado; restauración del pavimento de plataforma y colocación de cartelería de difusión, ubicando un panel explicativo del origen e historia del puente así como de su morfología. Es evidente, a tenor de los resultados, que prácticamente nada de lo planificado se ha cumplido.

Varios han sido los artículos se seguimiento que del Puente de La Melgosa se han publicado en este digital. Nuestra compañera Ana Martínez aludía al esperpento en el que se ha convertido en la actualidad en sendos artículos, ya en el año 2021 y en 2022. Ambos textos los encabezaba con un extracto de la Carta Internacional sobre la Conservación y la Restauración de Monumentos y Sitios (Venecia 1946). “Cargadas de un mensaje espiritual del pasado, las obras monumentales de los pueblos continúan siendo en la vida presente el testimonio vivo de sus tradiciones seculares. La humanidad, que cada día toma conciencia de la unidad de los valores humanos, los considera como un patrimonio común, y de cara a las generaciones futuras, se reconoce solidariamente responsable de su salvaguarda. Debe transmitirlos en toda la riqueza de su autenticidad… La conservación y restauración de monumentos tiende a salvaguardar tanto la obra de arte como el testimonio histórico…” “No hace falta ser un gran entendido para darse cuenta, a la vista del estado del frágil y pequeño puente, que, si no se buscaba una solución alternativa, para que siguiera dándose el servicio de paso adquirido por las fincas colindantes, este tendría que ser reforzado, ampliado y dotado de medidas de seguridad para evitar accidentes de los vehículos que por él transitaran. ¿No hubiera sido más correcto el haber consolidado el puente como estaba, dejando vista la estructura que mantenía, y haber construido a unos metros un puente alternativo para dar servicio a estas fincas?  El caso es que a día de hoy no sabemos lo que va a ocurrir con este puente, que en la actualidad parece salido de una construcción del Exin Castillos. La vegetación que lo rodea está creciendo a pasos agigantados… quizá sea la mejor vestimenta para tapar nuestro particular Ecce Homo de Borja”, relataba Ana Martínez. En alusión a la dejadez y poca sensibilidad mostrada por las instituciones, Ayuntamiento y Diputación, unidas en la figura del responsable, Miguel Ángel Valero, Ana señalaba, “lo que pasa es que a ustedes, a los que dijeron que no pensaban invertir ni un euro en piedras, mientras haya personas que amemos nuestro patrimonio… siempre tendrán una piedra en el zapato”.

A principios de este año, 2023, la corporación municipal se marcaba un nuevo plazo para resolver el problema, un mes y 20.000 euros. Cumplida ya la prórroga y casi a punto de hacerlo la legislatura, el monumento sigue, si cabe, peor que nunca. Un mazacote blanco rodeado de hierbas que vaticina un desenlace nada esperanzador, ejemplo significativo, de los años de desdén e ignorancia en los que vuelve a estar sumidos el patrimonio conquense por parte de los actuales gobernantes de las instituciones. 

Texto: AGA

Imagen: Puente romano de La Melgosa en la actualidad

 
Pícaros, embaucadores, hechiceros y nigromantes. Jerónimo de Liébana (VIII)

Pícaros, embaucadores, hechiceros y nigromantes. Jerónimo de Liébana (VIII)

Llegado el día jueves, nueve de diciembre, a lo que se quiere acordar, habiendo ayunado en la forma ordinaria éste y los demás, el [...]

El Oratorio del despacho de la Alcaldía. Ahora sí, ahora no

El Oratorio del despacho de la Alcaldía. Ahora sí, ahora no

Pequeñas joyas artísticas y patrimoniales las hay, ignoradas o escondidas, por nuestra ciudad y provincia. Una de ellas es, sin duda, el [...]

FIDA, medio siglo de exaltación del ajo de Las Pedroñeras

FIDA, medio siglo de exaltación del ajo de Las Pedroñeras

La Feria Internacional del Ajo de Las Pedroñeras (FIDA) es uno de los eventos más importantes que se celebra en verano en la provincia de [...]

La casa del Corregidor y Juan de Cervantes, abuelo de Miguel de Cervantes

La casa del Corregidor y Juan de Cervantes, abuelo de Miguel de Cervantes

Estos días ha sido noticia la Casa del Corregidor de Cuenca cuando RTVE en el programa “Los pilares del tiempo” visita Cuenca y pone [...]

Verano en la cocina del chef Raúl Contreras

Verano en la cocina del chef Raúl Contreras

Nos despedimos hasta septiembre. Por delante quedan dos meses en los que según los vaticinadores climatológicos, el calor va a ser uno de [...]

Sin hospital, sin autovías, sin parque tecnológico y sin tren

Sin hospital, sin autovías, sin parque tecnológico y sin tren

Nada de nada. Quien eche la vista atrás, a hace cuatro años, y se pare a reflexionar tan solo unos segundos, que son más que suficientes, [...]

Quienes somos:

  • Dirección y coordinación Alicia García Alhambra
  • Redes Sociales y Contenido Audiovisual: José Manuel Salas
  • Colaboradores: Pepe Monreal, Jesús Neira, Enrique Escandón, Martín Muelas, Cayetano Solana, Manuel Amores, Antonio Gómez, Julián Recuenco, Ana Martínez, Carmen María Dimas, Amparo Ruiz Luján, Alejandro Pernías Ábalos, Javier López Salmerón, Cristina Guijarro, Ángel Huélamo, Javier Rupérez Rubio, María Jesús Cañamares, Juan Carlos Álvarez, Grisele Parera, José María Rodríguez, Miguel Antonio Olivares, Vicente Pérez Hontecillas, Javier Cuesta Nuin, Vicente Caja, Jesús Fuero, José María Rodríguez, Catalina Poveda, José Julián Villalbilla, Mario Cava.
  • Consejo editorial: Francisco Javier Pulido, Carlota Méndez, José Manuel Salas, Daniel Pérez Osma, Paloma García, Justo Carrasco, Francisco Javier Doménech, José Luis Muñoz, José Fernando Peñalver.

Síguenos: