La Opinión de Cuenca

Magazine semanal de análisis y opinión

Se vende Cuenca. Vivir en un pueblo, ¿cuestión de orgullo?

Actualidad


Incidir en el grave problema de la despoblación puede llegar a resultar desconcertante. La falta de personas en nuestra capital y municipios de Cuenca, cada vez más sangrante, es, quizás, el origen de una decadencia, anunciada durante años y, ahora que está tan de moda la palabra, desgraciadamente sostenible. Los habitantes de nuestra tierra siguen bajando, las empresas cerrando y los servicios públicos desmantelándose. Una perfecta pescadilla que se muerde la cola sobre la que se ha teorizado hasta la saciedad pero que ninguna administración pública frena.

Más de 23.500 personas ha perdido la provincia de Cuenca en los último 10 años. El dato lo publicaba esta semana la Confederación de Empresarios de Cuenca y de él se hacían eco los diferentes medios de comunicación provinciales. Entre los 238 municipios conquenses no sumamos más de 195.000 habitantes. Aquellos alborozos sobre que con la pandemia numerosos urbanitas habían regresado a los pueblos merced al teletrabajo sólo ha sido un espejismo aderezado de propaganda cuando en momentos muy difíciles nos creíamos casi todo lo que escuchábamos, veíamos o leíamos. Así, dos años más tarde del comienzo de la crisis sanitaria, somos conscientes de que vinieron a Cuenca mayores y jóvenes teletrabajadores de manera puntual. Esa incipiente tendencia, si es que puede calificarse de esta manera, ha quedado enterrada bajo los carteles de Se Vende que inundan las calles de nuestros pueblos. Ojo, la capital no se salva de esta negativa fiebre inmobiliaria a la que hay que añadir los negocios y locales comerciales que se traspasan o alquilan. 

El éxodo no revierte. La Ley de Medidas Económicas, Sociales y Tributarias frente a la Despoblación y para el desarrollo del Medio Rural en Castilla-La Mancha aprobada por el actual gobierno socialista de la Junta de Comunidades va a cumplir un año. Veía la luz en mayo de 2021. Es evidente que su eficacia, la finalidad para la que fue concebida esta norma, no acaba, ni mucho menos, de materializarse. Lo más grave de la situación no es ya la inoperancia legislativa, sino que se intensifican las tomaduras de pelo para intentar convencer a los habitantes de nuestra provincia de que todo va bien y que el desmantelamiento permanente de lo que nos rodea, el vaciado atroz al que se está sometiendo a los pueblos y a la capital es positivo

Ahora resulta que tenemos que tirar de orgullo. El Psoe de Castilla-La Mancha desplazaba hasta Chillarón a un diputado nacional, a la par que su secretario de Organización, Sergio Gutiérrez, a la senadora Carmen Torralba, a otra de sus representantes nacionales, Gracia Canales, al regional Ángel Tomás Godoy y al alcalde de Cuenca Darío Dolz. Todos ellos posan impertérritos en una foto para la posteridad sonrientes y esperanzados en la ingenuidad ajena. Gutiérrez, para empezar ni vive ni conoce Cuenca, con lo que sus lecciones de orgullo tendría que aplicarlas a otros ámbitos de la geografía regional. Las nacionales Canales y Torralba no han movido un dedo en Madrid por defender el tren o los autobuses, por ejemplo, con el agravante de que, a esta última, cuando en un alarde de valentía se quejó ante su propio gobierno de que el AVE era caro le respondieron que si alguien no tiene dinero para viajar en Alta Velocidad que lo haga en autobús, esos mismos que han suprimido… Para nota. Siguiendo con el elenco, llegamos a Godoy, cuatro años delegado de la Junta en Cuenca y 3 como diputado regional, siete, pues, observando impasible, desde el punto de vista autonómico como la provincia se desangra. Otro claro caso de inmunidad ante la realidad. Y concluimos con Darío Dolz, el alcalde cómplice del desastre, centrado en la capital, y que pasará a la historia no solo por seguir cronificando, durante cuatro años más, los problemas de la ciudad sino por plegarse ante los continuos caprichos de su jefe Sánchez. Que no viene un euro a Cuenca en inversiones, no pasa nada, que nos quitan el tren, no pasa nada, que seguimos sin autovías, no pasa nada, que cierran empresas, no pasa nada… El mantra del primer edil conquense le ha servido para sobrevivir tres años y, a buen seguro, lo intensificará en el que le resta de mandato.

Volvemos al Orgullo de ser rural que ha sacado ahora a pasear el Psoe. En el comunicado difundido por este partido se pueden leer frases que, cuando menos, insultan la más elemental de las inteligencias. “El vértice fundamental de esa gestión diferente se ve en nuestros pueblos, hoy no hay ni un solo gobierno que con la excusa de la crisis se plantee cerrar ningún servicio público, se plantee ver la rentabilidad de los servicios públicos en términos económicos, sino todo lo contrario en términos de cohesión social”, ha sido uno de los párrafos, literales que nos dejaba en Cuenca la visita de Gutiérrez. Venir a la provincia, a la única que se queda sin tren en toda España para afirmar que no se cierra ningún servicio público es cuanto menos, para nota. Afirmar aquí, donde los consultorios en los pueblos más pequeños se están quedando sin atención médica y, a cambio, se cobra dos euros a los pacientes para trasportarlos a otro municipio y que se les atienda (eso en el caso de que logren ese vehículo, al que tienen que llamar o reservar mediante aplicación móvil) es, cuanto menos insultante.  “Hay una hoja de ruta que implica que el orgullo rural que defendemos desde el PSOE que lidera Page tenga que ver con la garantía de los servicios públicos, con la fijación de la población a través del empleo, a través de la atracción de empresas, de menos impuestos y también con nuevos derechos para la ciudadanía, como el de transporte”, seguía contando Gutiérrez en Chillarón, olvidándose, por cierto, de Gamesa, Florette, Iberopinar, Grupo Navarro… y de decenas y decenas de medianas empresas y autónomos que han tenido que echar el cierre a sus negocios. Torralba, vieja conocida en Cuenca por su dilatada trayectoria política ya que ha tocado prácticamente todos los palillos institucionales, aderezaba el acto propagandístico con la frase “no vale desde los despachos de Madrid o desde los despachos de las grandes ciudades venir a hablar del mundo rural”. Algo rebuscado el giro lingüístico al que se le podría replicar que lo que hace falta es que tanto desde Madrid como desde Toledo se actúe de una vez y que ella como senadora, en concreto y ante la inoperatividad de Moncloa, puede sentirse tremendamente orgullosa de su inoperancia. Por cierto, a la cumbre faltó el presidente de la Diputación, Martínez Chana, que al ser lunes, estaba en Ejecutiva Nacional de su partido, el socialista, en Madrid, en algún despacho de los que citaba su compañera supuestamente hablando del mundo rural. Seguro que, para desplazarse a la capital de España, Chana no ha utilizado el transporte a la demanda que han impuesto los gobiernos socialistas al resto de los ciudadanos de la provincia. Su flamante BMW de 80.000 euros le facilita sobremanera los traslados, sin duda.

La capacidad de recepción de insultantes disparates verbales y de hechos que lleva intentando implantar en nuestras mentes la alianza gubernamental socialista, provoca un sonrojo que va para crónico. Cuatro años de Moncloa más siete de Fuensalida más tres de Palacio Provincial de la Diputación más tres también de Gobierno municipal en Cuenca son más que suficientes para rendir cuentas ante los ciudadanos conquenses y asumir responsabilidades.

Se cambia orgullo por dignidad. Y carteles de Se Vende por habitantes que tengan médico, tren, autobuses, carreteras, autovías y empresas en las que trabajar. Así de simple.

Texto: AGA

Imagen: Fotos de un municipio conquense donde se venden varias casas

Notas relativas a la Guerra de la Independencia en Cuenca y provincia (III)

Notas relativas a la Guerra de la Independencia en Cuenca y provincia (III)

Batalla de Talavera, en la que participó Bassecourt, el 28 de julio de 1809 El 22 de junio, el comandante general de Cuenca Luis Alejandro Bassecourt [...]

De aquellos polvos estos lodos

De aquellos polvos estos lodos

Suele suceder que, cuando detectamos un problema, como sucede con los incendios forestales, este nos muestra lo que se suele decir la punta del iceberg, [...]

El diamante de la alimentación

El diamante de la alimentación

Si hay un producto que forma parte de nuestra vida es sin duda alguna el ajo y está, como dicen por ahí, hasta en la sopa. Sus magníficas [...]

Adiós, otra vez, a los multicines

Adiós, otra vez, a los multicines

Cuando unas salas de cine cierran, la primera y básica razón que se le ocurre a cualquiera es que no son rentables. Mucho ha cambiado la [...]

Pintar para disimular

Pintar para disimular

Lo del arreglo de carreteras en la provincia de Cuenca parece que va a consolidarse como una de las asignaturas pendientes de los distintos gobiernos [...]

'Mangana', faro de historia. El Seminario Conciliar de San Julián

Es mucho lo que se ha escrito sobre esta insignia histórica, bien y mal, atinado y desacertado pero hay que reconocer que Mangana ha representado [...]

Quienes somos:

  • Dirección y coordinación Alicia García Alhambra
  • Redes Sociales y Contenido Audiovisual: José Manuel Salas
  • Colaboradores: Pepe Monreal, Jesús Neira, Enrique Escandón, Martín Muelas, Fernando J. Cabañas, Cayetano Solana, Manuel Amores, Fabián Beltrán, Antonio Gómez, Julián Recuenco, María Lago, Ana Martínez Carmen María Dimas, Amparo Ruiz Luján, Alejandro Pernías Ábalos, Javier López Salmerón, Cristina Guijarro, Ángel Huélamo, Javier Rupérez Rubio, Silvia Valmaña, María Jesús Cañamares, Juan Carlos Álvarez, Grisele Parera, José María Rodríguez, Miguel Antonio Olivares, Vicente Pérez Hontecillas, Javier Cuesta Nuin.
  • Consejo editorial: Francisco Javier Pulido, Carlota Méndez, José Manuel Salas, Daniel Pérez Osma, Paloma García, Justo Carrasco, Francisco Javier Doménech, José Luis Muñoz, José Fernando Peñalver.

Síguenos: