La Opinión de Cuenca

Magazine semanal de análisis y opinión

¡Súbete a la Plaza!

Opinión


Cómo subir a la Plaza Mayor es la proyección de la historia de la ciudad de Cuenca. Si dejamos a un lado el coche de san Fernando (unas veces a pie y otras andando), durante más de mil años se ha estado subiendo a la plaza en burro, caballo o el équido que cada uno tuviera. A finales del siglo XVIII, antes de ser obispo, el bueno de Antonio de Palafox reordenó las calles para que pudieran subir y bajar carros sin estorbarse, derribando casas y allanado calles. Hoy se ve como un disparate, destrucción de patrimonio y pérdida de identidad, pero entonces fue el saneamiento de una zona que se encontraba en estado de derribo. 

Al llegar el siglo XX los coches salpican la ciudad, la nueva y la vieja. La sociedad camina menos pero se mueve más. Con la línea de autobús que salía desde la ventilla, jóvenes y vecinos subían a vivir la Plaza. Recordamos el autobús de Rodríguez, lleno a rebosar, al borde de la fatiga, donde alguna vez se precipitó. Entonces ya subía hasta el Castillo. Después llegaron otras empresas, pero el autobús, con la irregularidad de siempre, sigue siendo el transporte público normal para subir a la Plaza.

Termina el siglo y desde Bruselas la acción política se pone sesuda y adjetiva un importante y necesario cambio social que denominan “accesibilidad”. Palabra que afecta de manera sustancial al cómo subir a la Plaza Mayor: hay que quitar coches, facilitar la vida al vecino, dar prioridad al peatón, eliminar barreras en favor de los discapacitados… Sobre el papel y desde las moquetas oficiales se ve muy bonito, así que los políticos locales se ponen a ello. Surgen así proyectos dispares, algunos disparatados. Unos, que si autobuses, a ser posible eléctricos, que suban y bajen sin parar; otros, que si tren cremallera, como los que hay en el Pirineo; otros, que si un ascensor entre la roca, como el que hay en Salzburgo; otros, que es mejor el ascensor visto porque si no gusta se desmonta sin daño; otros, que mejor como en Venecia pero sin agua: cada uno con su maleta y a empujar… Me gustó mucho la propuesta de un conquense (creo que le llamaban “El Pisones”) que presentó un teleférico para cada hoz. Más fundada técnicamente estuvo la propuesta de los ascensores horadados en la roca que realizó un estudio conquense de arquitectos. Seguro que hubo más propuestas… pero ninguna tan iluminada y brillante como la que ahora se debate. Subrayo lo de iluminada y brillante porque ha surgido gracias a la alineación planetaria similar a la que condujo a la victoria de Barack Obama y José Luis Rodríguez Zapatero, pero en nuestro caso algo más pedestre, de aquí, de Cuenca. Se han alineado Junta de CLM, Diputación y Ayuntamiento con el PSOE y, para más luminosidad, se ha puesto en la misma línea Cuenca Nos Une, con Isidoro Gómez Cavero como conseguidor. Cualquier proyecto nacido de tal unión interplanetaria nos deslumbrará. Así, nos presentan la idea más brillante y lúcida hasta ahora conocida: ¡¡subiremos a la Plaza Mayor en escaleras mecánicas!! Han cogido más de 400.000 € públicos, un concurso (al que solo se han presentado dos empresas, cosa muy rara), no han hecho caso a la opinión pública, han obviado la historia, los informes actuales y han silenciado a quien replique. Las ideas que vienen de las estrellas no se cuestionan, son divinas.

Pero resulta que la empresa adjudicataria (una UTE formada por Getinsa Estudios y OPTA Arquitectos) tiene dignidad profesional y no oculta cuál es la situación. Al abrigo de la asociación “los ojos del Júcar” y el Colegio de Arquitectos de Cuenca, presentaron públicamente las bases del estudio de manera clara y brillante. Lo que escuchamos es que tal alienación interplanetaria es un camelo que, ni tiene color, ni brilla; ciega más que deslumbra, es más un agujero negro que una estrella y además no se viable. Que la orografía de Cuenca no es la de Toledo, donde las escaleras llevan funcionando veinte años. Que habría que hacer 18 tramos de escalera (9 para subir y 9 para bajar) y 5 ascensores; que casi todo el trayecto deberá ser soterrado; que el impacto visual sería enorme; que habría que evitar acercarse a la iglesia de Santa Cruz, porque se puede caer; que las rampas serían imposibles en varios tramos, con lo que no es válido para ir en silla de ruedas; que con 10 millones de euros no se cubre ni la mitad de la obra; que cada tramos saldría a unos 2,5 millones sin garantías de que pueda costar más… En fin…

Espero que cuando la alineación planetaria desaparezca vuelva el sentido común. El próximo alcalde o alcaldesa tendrá que guardar en un cajón los papeles y dibujos de los 400.000 € y comenzar de nuevo. Entonces, los iluminados intergalácticos, que estarán en la oposición, dirán que no supimos ver la luz de la sabiduría pedestre, que se perdió la oportunidad llegada de las estrellas. Y volveremos al autobús y/o al coche de san Fernando.

Texto: Mateo de la Hoz

Sección: Desde el Hocino

 
Pícaros, embaucadores, hechiceros y nigromantes. Jerónimo de Liébana (VIII)

Pícaros, embaucadores, hechiceros y nigromantes. Jerónimo de Liébana (VIII)

Llegado el día jueves, nueve de diciembre, a lo que se quiere acordar, habiendo ayunado en la forma ordinaria éste y los demás, el [...]

El Oratorio del despacho de la Alcaldía. Ahora sí, ahora no

El Oratorio del despacho de la Alcaldía. Ahora sí, ahora no

Pequeñas joyas artísticas y patrimoniales las hay, ignoradas o escondidas, por nuestra ciudad y provincia. Una de ellas es, sin duda, el [...]

FIDA, medio siglo de exaltación del ajo de Las Pedroñeras

FIDA, medio siglo de exaltación del ajo de Las Pedroñeras

La Feria Internacional del Ajo de Las Pedroñeras (FIDA) es uno de los eventos más importantes que se celebra en verano en la provincia de [...]

La casa del Corregidor y Juan de Cervantes, abuelo de Miguel de Cervantes

La casa del Corregidor y Juan de Cervantes, abuelo de Miguel de Cervantes

Estos días ha sido noticia la Casa del Corregidor de Cuenca cuando RTVE en el programa “Los pilares del tiempo” visita Cuenca y pone [...]

Verano en la cocina del chef Raúl Contreras

Verano en la cocina del chef Raúl Contreras

Nos despedimos hasta septiembre. Por delante quedan dos meses en los que según los vaticinadores climatológicos, el calor va a ser uno de [...]

Sin hospital, sin autovías, sin parque tecnológico y sin tren

Sin hospital, sin autovías, sin parque tecnológico y sin tren

Nada de nada. Quien eche la vista atrás, a hace cuatro años, y se pare a reflexionar tan solo unos segundos, que son más que suficientes, [...]

Quienes somos:

  • Dirección y coordinación Alicia García Alhambra
  • Redes Sociales y Contenido Audiovisual: José Manuel Salas
  • Colaboradores: Pepe Monreal, Jesús Neira, Enrique Escandón, Martín Muelas, Cayetano Solana, Manuel Amores, Antonio Gómez, Julián Recuenco, Ana Martínez, Carmen María Dimas, Amparo Ruiz Luján, Alejandro Pernías Ábalos, Javier López Salmerón, Cristina Guijarro, Ángel Huélamo, Javier Rupérez Rubio, María Jesús Cañamares, Juan Carlos Álvarez, Grisele Parera, José María Rodríguez, Miguel Antonio Olivares, Vicente Pérez Hontecillas, Javier Cuesta Nuin, Vicente Caja, Jesús Fuero, José María Rodríguez, Catalina Poveda, José Julián Villalbilla, Mario Cava.
  • Consejo editorial: Francisco Javier Pulido, Carlota Méndez, José Manuel Salas, Daniel Pérez Osma, Paloma García, Justo Carrasco, Francisco Javier Doménech, José Luis Muñoz, José Fernando Peñalver.

Síguenos: