La Opinión de Cuenca

Magazine semanal de análisis y opinión

Toda buena acción tiene su justo castigo

Opinión


Cuando era médico residente de Neurología, escuché esta frase por primera vez de un médico adjunto y no la entendí muy bien. Además, creí que era el autor, pero era un dicho ya conocido. Billy Wilder, el director de cine de “El apartamento” y “Con faldas a lo loco”, lo decía también. Este excelente director de cine, austriaco y ganador de 6 Oscars, hizo que la censura norteamericana ampliara su gama de aceptación de temas. Se ha dicho que su principal aportación al cine fue la inteligencia. Nuestro director de cine, Fernando Trueba, cuando recibió el Oscar en 1993 por la película “Belle Epoque”, le dio las gracias en el discurso.

Este verano ha sido duro: Afganistán ha caído en manos de los talibanes, y mientras escribo esto, sólo veo postureo para ver quien se pone más medallas en el proceso de evacuación de los refugiados, pero es una gran derrota humanitaria y los que colaboraron con las fuerzas armadas que desde hace 20 años han intentado mejorar la situación de la población afgana, temen, y con razón, represalias. En un mes nadie hablará de Afganistán. Toda buena acción tiene su justo castigo.

Aumentan las quejas de los usuarios de la Sanidad, porque está saturada, y arremeten contra los profesionales sanitarios, haciéndoles responsables de los desastres de una mala gestión, que no es su responsabilidad. Toda buena acción tiene su justo castigo.

Se quejan de que no hay profesionales sanitarios y que se van a otros países buscando mejores condiciones, cuando se les echa. Hace unos años echaron del Hospital de Cuenca un excelente neurólogo que mereció un editorial en el Lancet Neurology, para que otro neurólogo “afín”, mantuviera dos puestos de trabajo. No se hizo nada, y años después, la cadena de favores ha exigido el pago del favor realizado, privando a la sanidad conquense de otro neurólogo. Toda buena acción tiene su justo castigo.

Estamos en plena cuarta ola de la pandemia del COVID19, y aunque, de forma ejemplar, está vacunada casi el 70% de la población española, los actos de irresponsabilidad personal se multiplican y pagan la frustración con los profesionales sanitarios. Toda buena acción tiene su justo castigo.

Premian el esfuerzo ejemplar de los docentes en estos dos cursos tan duros que han sufrido, abaratando el esfuerzo y minando su autoridad, haciéndoles responsables sólo a ellos de los malos resultados de los alumnos. Toda buena acción, tiene su justo castigo.

Pero lo importante es quitar el color rosa a los niñes, señalar a los componentes de la patrulla canina, hacer el ridículo desde determinados ministerios trucando fotos, salir bien en las fotos, quedar bien en el barco, y mientras tanto, sacan normas para no poder usar vehículos, que contaminan menos que lo que proponen y lo peor, miran a otro lado de los problemas reales de la gente: la pobreza energética, la desigualdad, la falta de educación de la población y de políticas reales para mejorar el cambio climático, que ya está aquí y la crisis del sistema sanitario. La Atención Primaria se está desmantelando y detrás de ella, la asistencia hospitalaria se verá desbordada, ya que lo que no se puede atender en la Atención Primaria, acude a los servicios de urgencias. Es bien sabido en neuromarketing, que cuando saturas de información banal a la población, lo importante también se banaliza.

Me compraré un patinete para poder ir a trabajar, mientras China pasa de todo esto del Medio Ambiente. Pondré la lavadora y plancharé de madrugada, ya que lo del precio de la electricidad lo dan por inamovible. Me romperé la cadera usando un patinete medio dormida por planchar de madrugada y cuando me estén colocando una prótesis de cadera, de 10.000 euros, me quejaré de que tengo que pagar la televisión de la habitación, con la cantidad de impuestos que ya pago; porque como decía Billy Wilder: “si quieres decirle la verdad a la gente, sé divertido o te matarán”.

Texto: Cristina Guijarro Castro, neuróloga y profesora universitaria

Sección: Relatos de pandemia

 

 
Notas relativas a la Guerra de la Independencia en Cuenca y provincia (III)

Notas relativas a la Guerra de la Independencia en Cuenca y provincia (III)

Batalla de Talavera, en la que participó Bassecourt, el 28 de julio de 1809 El 22 de junio, el comandante general de Cuenca Luis Alejandro Bassecourt [...]

De aquellos polvos estos lodos

De aquellos polvos estos lodos

Suele suceder que, cuando detectamos un problema, como sucede con los incendios forestales, este nos muestra lo que se suele decir la punta del iceberg, [...]

El diamante de la alimentación

El diamante de la alimentación

Si hay un producto que forma parte de nuestra vida es sin duda alguna el ajo y está, como dicen por ahí, hasta en la sopa. Sus magníficas [...]

Adiós, otra vez, a los multicines

Adiós, otra vez, a los multicines

Cuando unas salas de cine cierran, la primera y básica razón que se le ocurre a cualquiera es que no son rentables. Mucho ha cambiado la [...]

Pintar para disimular

Pintar para disimular

Lo del arreglo de carreteras en la provincia de Cuenca parece que va a consolidarse como una de las asignaturas pendientes de los distintos gobiernos [...]

'Mangana', faro de historia. El Seminario Conciliar de San Julián

Es mucho lo que se ha escrito sobre esta insignia histórica, bien y mal, atinado y desacertado pero hay que reconocer que Mangana ha representado [...]

Quienes somos:

  • Dirección y coordinación Alicia García Alhambra
  • Redes Sociales y Contenido Audiovisual: José Manuel Salas
  • Colaboradores: Pepe Monreal, Jesús Neira, Enrique Escandón, Martín Muelas, Fernando J. Cabañas, Cayetano Solana, Manuel Amores, Fabián Beltrán, Antonio Gómez, Julián Recuenco, María Lago, Ana Martínez Carmen María Dimas, Amparo Ruiz Luján, Alejandro Pernías Ábalos, Javier López Salmerón, Cristina Guijarro, Ángel Huélamo, Javier Rupérez Rubio, Silvia Valmaña, María Jesús Cañamares, Juan Carlos Álvarez, Grisele Parera, José María Rodríguez, Miguel Antonio Olivares, Vicente Pérez Hontecillas, Javier Cuesta Nuin.
  • Consejo editorial: Francisco Javier Pulido, Carlota Méndez, José Manuel Salas, Daniel Pérez Osma, Paloma García, Justo Carrasco, Francisco Javier Doménech, José Luis Muñoz, José Fernando Peñalver.

Síguenos: