La Opinión de Cuenca

Magazine semanal de análisis y opinión

Carta abierta


Apresurado, como casi siempre, inicio estas líneas de domingo iluminado, pleno de sol y de esperanza. Pensaba haber comenzado mi crónica semanal a la antigua usanza, encabezando con la vieja fórmula epistolar, pero hace tanto tiempo que no escribo una carta que hasta he olvidado si, tras el querido amigo, deben ir dos puntos, punto y seguido o punto y aparte.

Aparco pues las cuestiones de estilo y voy directo al grano. Tú bien sabes, que las cosas que salen del corazón no entienden de comas ni puntos; y menos aún reparan en ortografías ni en correcciones. Son directas, tal como se sienten.

Mientras tecleo torpemente, tratando de encontrar las palabras precisas, te imagino sentado en un sillón; a la vera de uno de tus tres amores, con tu mano tendida -prolongación del corazón- para que el ángel la sienta cercana y perciba su calor y su latido. ¿Verdad que no me equivoco?

Y cuando caiga la noche seguirás allí, manteniendo la posición, como el más recio y firme de los guerreros, aunque a ti y a mí (de sobra lo sabes) se nos funde el corazón, como al viejo soldadito de plomo del cuento, ante el más mínimo abrazo.

Ahí es donde quería llegar, al abrazo, aunque haya dado tantos rodeos. Hoy me gustaría estar contigo, codo a codo, compartiendo esperanza y sacudiendo miedos. Quisiera ser un duendecillo para viajar en y contra el tiempo, para hacerte sentir mi presencia. Volar entre nubes de algodón y cielos azules - esos cielos limpios, de tu Cuenca y de la mía- que tan bien conoces. Llegar hasta la misma sala blanca y compartir contigo la punzada amarga del dolor que te amenaza.

Y como buen mensajero, volver a contar las buenas nuevas a cuantos las quieran recibir. Sonreír abiertamente después de burlar las lágrimas y gozar de nuevo desde el añil de pupilas al saber de vuestro regreso.

Poco más me queda por decirte, amigo. Bien sabes que las cosas salen mejor con latidos que con palabras. Y como muestra ahí va uno cálido, cómplice y lleno de esperanza. Estoy a tu lado.


Pepe Monreal

El Búho

La Opinión de Pepe Monreal

Quienes somos:

  • Dirección y coordinación Alicia García Alhambra
  • Redes Sociales y Contenido Audiovisual: José Manuel Salas
  • Colaboradores: Pepe Monreal, Jesús Neira, Enrique Escandón, Martín Muelas, Fernando J. Cabañas, Cayetano Solana, Manuel Amores, Fabián Beltrán, Antonio Gómez, Julián Recuenco, María Lago, Carmen María Dimas, Amparo Ruiz Luján, Alejandro Pernías Ábalos, Javier López Salmerón, Cristina Guijarro, Ángel Huélamo, Javier Rupérez Rubio, Silvia Valmaña, María Jesús Cañamares, Juan Carlos Álvarez, Grisele Parera, José María Rodríguez, Miguel Antonio Olivares, Vicente Pérez Hontecillas.
  • Consejo editorial: Francisco Javier Pulido, Carlota Méndez, José Manuel Salas, Daniel Pérez Osma, Paloma García, Justo Carrasco, Francisco Javier Doménech, José Luis Muñoz, José Fernando Peñalver.

Síguenos: