La Opinión de Cuenca

Magazine semanal de análisis y opinión

Tiempos gaseosos para hipocresías sólidas


Si el filósofo Zygmunt Bauman acuñó el concepto “tiempos líquidos” para referirse a la modernidad flexible, voluble y cargada de incertidumbres, quizá hoy sería más apropiado hablar de “tiempos gaseosos” por la evolución a una época de humo e hipocresía: la era del helio del globo de feria.

Las redes sociales se expanden en estos tiempos gaseosos con Instagram como paradigma de la hipocresía de la apariencia de felicidad y Twitter como prototipo de hipocresía de la superioridad moral.

Y, sobre todo gas, el sanchismo como modelo de hipocresía de la justicia social. Después de tres años de colchón nuevo en Moncloa, la opinión pública se ha adaptado a la mentira y el fariseísmo con una naturalidad tal que ya, de partida, se da la falsedad por servida sin rubor ni escándalo. Y a tragar.

Lo supimos desde los primeros días, cuando Pedro Sánchez se mostró como un mesías solidario en la crisis del Aquarius, acogiendo al barco en Valencia para, pocas semanas después, anunciar que España no era “un puerto seguro”. Como si un asunto tan complejo como la política migratoria se pudiese resolver con un tuit bonito. Años después, Ceuta o Arguineguín certificaron la hipocresía de Sánchez y Marlaska.

Desde entonces, la ministra Isabel Celaá ha defendido una ley educativa que zancadilleaba a la concertada y la privada a pesar de haber elegido educar a sus hijas en un centro religioso, concertado y segregado. La ministra Carmen Calvo ha bendecido la sanidad pública mientras utilizaba los servicios de la clínica Ruber. Ábalos nos la coló en su encuentro con Delcy en Barajas y con el rescate de Plus Ultra. Sánchez dijo que no podría dormir con Pablo Iglesias en el gobierno y que jamás cocinaría para los independentistas. Recordemos, aunque hoy todo sea gaseoso, que en abril de 2020 Ábalos y Lastra firmaron un comunicado a sus afiliados para “construir el relato de la pandemia”. Y Tezanos como guinda al pastel.

Pero el gesto más grosero, durante este tiempo de connivencia con Bildu y humillantes “ongi etorris” a etarras liberados, podría considerarse la performance convocada por Pedro Sánchez en marzo de 2021 en la que una apisonadora machacaba armas de ETA bajo el compungido semblante del presidente. Como si se pudiese enterrar el dolor de las víctimas del terrorismo con media hora de maquinaria pesada y un discurso triste.

Y aquí, en nuestra región y provincia, florecen los aprendices del sanchismo. No le duelen prendas a García Page en defender en rueda de prensa la unidad nacional mientras agacha la cabeza ante los indultos de los independentistas. Tampoco se ruboriza Martínez Chana en apostar en público por la economía circular y el futuro verde mientras da cobijo al mayor macrovertedero privado de Europa en su pueblo, Almonacid del Marquesado, señalizado como “complejo medioambiental”. Qué paradoja que el titular del vertedero sea Reciclados del Marquesado S.L. cuando los datos oficiales muestran que no se “recicla” ni un 1% de los residuos que se recepcionan.

Reconozco que juré odio eterno a la sopa en mi infancia y ahora celebro cada cocido como una bendición, de ahí que nunca se deba pregonar el agua que no beberemos. Pero qué menos que estar alerta para no ser los timados de este juego de trileros gaseosos.

Cayetano J. Solana

Mundanal Ruido

La Opinión de Cayetano J. Solana

Quienes somos:

  • Dirección y coordinación Alicia García Alhambra
  • Redes Sociales y Contenido Audiovisual: José Manuel Salas
  • Colaboradores: Pepe Monreal, Jesús Neira, Enrique Escandón, Martín Muelas, Fernando J. Cabañas, Cayetano Solana, Manuel Amores, Fabián Beltrán, Antonio Gómez, Julián Recuenco, María Lago, Carmen María Dimas, Amparo Ruiz Luján, Alejandro Pernías Ábalos, Javier López Salmerón, Cristina Guijarro, Ángel Huélamo, Javier Rupérez Rubio, Silvia Valmaña, María Jesús Cañamares, Juan Carlos Álvarez, Grisele Parera, José María Rodríguez, Miguel Antonio Olivares, Vicente Pérez Hontecillas.
  • Consejo editorial: Francisco Javier Pulido, Carlota Méndez, José Manuel Salas, Daniel Pérez Osma, Paloma García, Justo Carrasco, Francisco Javier Doménech, José Luis Muñoz, José Fernando Peñalver.

Síguenos: