La Opinión de Cuenca

Magazine semanal de análisis y opinión

Industria Sin Cuenca


Empiezo por mi inveterada costumbre de citarme, pero no sin antes recordar que, lejos de un ejercicio de autoafirmación, no es más que una forma de no perder el hilo argumental. De mi anterior artículo:

“Borrando el ferrocarril del mapa de Cuenca, o a Cuenca del mapa del ferrocarril, se la orilla en el presente y futuro del sector logístico, como así quedó Cuenca históricamente eliminada del mapa del desarrollo industrial, nacional y regional.”

Y también y como remate:

“Así las cosas, el futuro “Next Generation” de inversiones y proyectos estratégicos financiados con fondos europeos, llamados a ejercer de palanca para el desarrollo económico y fijación de población será, como otros impulsos de modernización lo fueron en el pasado, sin Cuenca.”

ISC en sus siglas en español, es el título de esta nueva entrega en “La Opinión de Cuenca”: “Industria Sin Cuenca” o, para los amigos, “Cuenca Sin Industria”.

 Y para ver hasta dónde nos conduce este hilo argumental, seguiremos al Secretario General de Industria, Raúl Blanco, en unas recientes declaraciones (15/02/22) en las que explica el plan de reindustrialización del gobierno para alcanzar el 20% del PIB.

Y me vuelvo a citar, no sin antes aclarar que el texto es anterior a las declaraciones del Secretario General:

“De lo anterior se deriva la futura reindustrialización europea, que tendrá más o menos recorrido pero que, en cualquier caso, en España y Castilla-La Mancha será también Sin Cuenca”.

Pues como dijo el castizo, si más pronto lo digo…

Hablemos ahora de los PERTE, “Proyectos Estratégicos para la Recuperación y Transformación Económica”. El Secretario General anuncia convocatorias en el marco de un PERTE industrial por valor de 24.000 millones de euros, misma cuantía, euro arriba euro abajo, casualidades del azar, que la comprometida para el ferrocarril.

50.000 millones de euros en total en números redondos, proyectos de verdadero impulso social y económico, punto de inflexión hacia un futuro mejor en los territorios que los reciban, equivalente, pero, al contrario, al punto de inflexión hacia el abismo existencial que para Cuenca supone la exclusión de plano de esta lluvia de millones, como si de una lotería se tratase, en la que el número de Cuenca no entra en el bombo del sorteo.

No me voy a extender en glosar el PERTE Industrial, eso se lo dejo al Ministerio de Industria que, dicho sea de paso, igual que el de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana, considera a Cuenca una provincia “eminentemente rural” y, lo siento, pero me he vuelto a citar (sic).

Señalaré, a modo de botones de muestra, dos grandes inversiones industriales por las que ya se ha desencadenado una legítima pugna entre territorios de nuestro país. La giga-factoría de baterías vinculada a la industria del automóvil y la fábrica de semiconductores.

No voy a abundar en el proceso de adjudicación de estas dos grandes fábricas, nos quedamos solo con una frase en relación con la giga-factoría “La Comunidad Valenciana se juega en apenas un trimestre gran parte de su futuro industrial de las próximas dos décadas”.

Corolario. Recibir una inversión de esta envergadura garantizaría el futuro industrial de la Comunidad Valenciana, al igual que no recibir ninguna, y además cerrar el tren convencional, garantiza la ruina de Cuenca.

Mientras España se asoma a su futuro industrial, Cuenca se asoma al abismo de la despoblación.

 

Quienes somos:

  • Dirección y coordinación Alicia García Alhambra
  • Redes Sociales y Contenido Audiovisual: José Manuel Salas
  • Colaboradores: Pepe Monreal, Jesús Neira, Enrique Escandón, Martín Muelas, Cayetano Solana, Manuel Amores, Antonio Gómez, Julián Recuenco, Ana Martínez, Carmen María Dimas, Amparo Ruiz Luján, Alejandro Pernías Ábalos, Javier López Salmerón, Cristina Guijarro, Ángel Huélamo, Javier Rupérez Rubio, María Jesús Cañamares, Juan Carlos Álvarez, Grisele Parera, José María Rodríguez, Miguel Antonio Olivares, Vicente Pérez Hontecillas, Javier Cuesta Nuin, Vicente Caja, Jesús Fuero, José María Rodríguez, Catalina Poveda, José Julián Villalbilla, Mario Cava.
  • Consejo editorial: Francisco Javier Pulido, Carlota Méndez, José Manuel Salas, Daniel Pérez Osma, Paloma García, Justo Carrasco, Francisco Javier Doménech, José Luis Muñoz, José Fernando Peñalver.

Síguenos: