La Opinión de Cuenca

Magazine semanal de análisis y opinión

Las emociones son para el verano...


Igual que las bicicletas como titulaba en su película Jaime Chavarri. Termina una temporada complicada-como todas- y lo peor de todo, es que nos viene un invierno de esos que no promete ser fácil. En el momento de escribir este artículo, estoy viendo en las noticias que se reduce a un 20% el aporte de gas que viene desde Rusia a Europa y esto no ha hecho nada más que comenzar. Pero no quiero ser cenizo, porque me gustaría cerrar esta etapa hablando de emociones positivas, esas que contribuyen de manera importante a llevar una vida saludable.

Hemos estado una temporada más hablando sobre salud y bienestar. Un aspecto de nuestra existencia que está muy relacionado con las emociones que podemos sentir y que son uno de los motores de nuestra vida. Las emociones positivas facilitan a la persona una sensación real de bienestar que permiten una mayor apertura a retos, relaciones sociales, facilitan la atención, mejoran la recepción de información y con ello contribuyen a una mejor consecución de los objetivos vitales. En definitiva, acercan a la persona a la felicidad, principal objetivo vital y la refuerza para afrontar las situaciones complicadas del futuro. Te vuelven más resiliente. Estas comparten espacio junto a las emociones negativas que son respuesta a situaciones inmediatas, siendo incluso una defensa de nuestra mente frente a estas.

Este trabajo emocional, se hace más importante en los más pequeños de la casa. Lejos de las tareas del año y los trabajos que se traen para el verano, tenemos los deberes emocionales que mejoran la conciencia de niños y jóvenes y les ayudan a construir su propia autonomía. Pero debe ser un trabajo de toda la familia.

En este próximo mes, ten comprensión y empatía en momentos de disparidad de opiniones y acepta que quizás no todo el mundo tiene el apego suficiente para tenerte la estima que tu quisieras. Ama a tu pareja e hijos con generosidad y admiración, especialmente estos días en el que se comparte más tiempo y espacio. Goza con todo el acompañamiento y afecto que puedes dar y recibir a tu entorno más cercano, agradeciendo con amabilidad el apoyo que este te ofrece. Tienes toda la libertad para hacer muchas cosas buenas y ser solidario. Muestra con orgullo tus logros, pero a la vez se humilde. Concéntrate en lo importante, haz las cosas con pasión y aprecia los pequeños detalles. En definitiva, muéstrate alegre, feliz y optimista y nunca pierdas la esperanza. Y baila, que seguro vas a tener más de una oportunidad. En estas pequeñas acciones en tan solo un párrafo, se recogen veinticinco emociones positivas que seguro no te será difícil de sentir y que quedarán grabados en tu memoria de este verano 2022. Y tienes muchas más que seguro vas a poder sentir en estos días.

Emocionémonos y disfrutemos porque el invierno es largo y frío. Y desde 2020, podemos decir que hemos tenido un invierno permanente entre confinamientos, nuevas normalidades y normalidades con restricciones, nieve y calor, un volcán, virus de monos, una guerra y otras cuantas situaciones más que no quiero recordar. Muchas cosas para que estos días de mayor descanso entrenemos la positividad que nos ayude a afrontar con el mejor optimismo posible lo que nos pueda venir en meses venideros. Incluso frente a la COVID que, aunque sigue muy activa, podemos ser optimistas porque evitar su contagio está en nuestras manos con acciones tan básicas como tener todas las dosis de refuerzo de la vacuna puestas, usar mascarilla en situaciones de aglomeración de personas especialmente en interiores o utilizar una prueba rápida en caso de síntomas compatibles con el virus.

Termino completando el título de este artículo, diciendo que las emociones positivas deben estar despiertas en todas las estaciones del año no solo en verano, aunque este último sea la estación ideal para trabajarlas y mantenerlas activas para que una vez superemos la vuelta al cole, al trabajo, a la ciudad, podamos volver a sentirlas en cada una de nuestras acciones.

Desde la Puebla de Almenara, mi deseo emocionado de que tengáis un feliz mes de agosto. Volvemos en septiembre con la mejor de nuestras sonrisas.  


Quienes somos:

  • Dirección y coordinación Alicia García Alhambra
  • Redes Sociales y Contenido Audiovisual: José Manuel Salas
  • Colaboradores: Pepe Monreal, Jesús Neira, Enrique Escandón, Martín Muelas, Fernando J. Cabañas, Cayetano Solana, Manuel Amores, Fabián Beltrán, Antonio Gómez, Julián Recuenco, María Lago, Ana Martínez Carmen María Dimas, Amparo Ruiz Luján, Alejandro Pernías Ábalos, Javier López Salmerón, Cristina Guijarro, Ángel Huélamo, Javier Rupérez Rubio, Silvia Valmaña, María Jesús Cañamares, Juan Carlos Álvarez, Grisele Parera, José María Rodríguez, Miguel Antonio Olivares, Vicente Pérez Hontecillas, Javier Cuesta Nuin.
  • Consejo editorial: Francisco Javier Pulido, Carlota Méndez, José Manuel Salas, Daniel Pérez Osma, Paloma García, Justo Carrasco, Francisco Javier Doménech, José Luis Muñoz, José Fernando Peñalver.

Síguenos: