La Opinión de Cuenca

Magazine semanal de análisis y opinión

Superfiscales europeos


La Unión Europea defrauda con frecuencia, quizá porque le ponemos muy alto el listón, o porque está a medio hacer. 

Lo cierto es que la respuesta europea a la crisis financiera de 2008 dejó mucho que desear en términos precisamente de respuesta solidaria o mancomunada a un tsunami económico en toda regla.

La respuesta sanitaria, de salud pública si se quiere, a la crisis pandémica, se ha tenido que construir sobre la marcha y desde unos inicios también manifiestamente mejorables.

No así la respuesta mancomunada de los socios europeos frente a la crisis económica y de empleo derivada de la emergencia sanitaria.

Voluntad política, visión de futuro, compromiso presupuestario suficiente y solidario. Son los fondos europeos del llamado Plan de Recuperación y Resiliencia.

Y el punto de inflexión que supone la actuación del BCE en esta crisis.

Financiación europea para afrontar las consecuencias económica de la pandemia, al tiempo que se sientan las bases de un modelo productivo de futuro, común para todos los socios: inclusivo, verde, digital.

Pero los fondos europeos no son un invento reciente, han sido el instrumento para lograr la convergencia y cohesión de los socios más atrasados en términos de renta per cápita.

Sí, ya casi llegamos a los fiscales del título de este artículo.

Por tanto, experiencia en gestión y uso de fondos europeos hay mucha, y de ella se extrae un riesgo sistémico importante. Dineros llovidos del cielo, europeo en este caso, pueden alimentar a políticos y administraciones clientelares.

El dinero europeo, en estos casos, no solo deja de cumplir su misión al ser desviado a otros usos, es que resulta contraproducente al fomentar economías cada vez menos eficientes y por ende incapaces de converger con la parte alta de los estándares europeos.

Y por eso me parece de gran importancia la notica que da título a este artículo. 

“Los intocables de Von der Leyen: 'superfiscales' contra el fraude en los fondos europeos”. (“El Confidencial” 050921)

Es una evidencia que la Unión Europea pierde millones de euros por los sumideros de la corrupción. La nueva Fiscalía europea nace con competencias para perseguir delitos transnacionales actuando ante las jurisdicciones nacionales.

A mi modo de ver, una medida tan necesaria como trascendental en la construcción europea que, por su esencia, siempre estará a medio hacer.

 

Jesús Neira

Entropía

La Opinión de Jesús Neira

Quienes somos:

  • Dirección y coordinación Alicia García Alhambra
  • Redes Sociales y Contenido Audiovisual: José Manuel Salas
  • Colaboradores: Pepe Monreal, Jesús Neira, Enrique Escandón, Martín Muelas, Fernando J. Cabañas, Cayetano Solana, Manuel Amores, Fabián Beltrán, Antonio Gómez, Julián Recuenco, María Lago, Carmen María Dimas, Amparo Ruiz Luján, Alejandro Pernías Ábalos, Javier López Salmerón, Cristina Guijarro, Ángel Huélamo, Javier Rupérez Rubio, Silvia Valmaña, María Jesús Cañamares y Juan Carlos Álvarez.
  • Consejo editorial: Francisco Javier Pulido, Carlota Méndez, José Manuel Salas, Daniel Pérez Osma, Paloma García, Justo Carrasco, Francisco Javier Doménech, José Luis Muñoz y José Fernando Peñalver.

Síguenos: